Noticias

La voracidad lucrativa aniquila a la Responsabilidad Social

Por CaRloS Muñoz

La crisis a todo lo que da y la escalada de precios en tiendas de autoservicio, cines y otras empresas, también. Me entristece ver que cada vez son menos las organizaciones que emprenden programas REALES de RS en beneficio de sus grupos de interés.

Mientras más y más personas siguen saliendo en masa de las empresas en México, el decremento en el valor adquisitivo de éstas sigue a la alza.

Horrible sorpresa me llevé durante la semana, porque fui al tradicional miércoles de cine (de descuento) y resulta que ahora la entrada cuesta 40 pesos y no 35 como hasta hace unos días (no cabe duda que están preocupados por recuperar lo perdido durante la contingencia sanitaria que como por arte de magia se presentó en nuestro país).

El súper, lo mismo, varios productos muestran precios mucho, pero mucho más elevados que en días pasados (no más de una o dos semanas atrás cuando mucho).

Todo parece indicar que en mi caso particular, y sólo por el enojo que me causan las grandes empresas, tendré que resignarme a esperar los martes de renta de películas por 19 pesos para no ser víctima de los abusos de aquellas firmas que pregonan sus pseudos programas de RS, y que no son más que una falsa cara para sumar clientes inocentes que confían en ellas y sus acciones.

Ignoro si las tiendas de autoservicio aún cuentan con buzón de quejas y sugerencias como en los viejos tiempos, pero lo voy a investigar para hacer patente por este medio o directamente con el gerente, mi malestar por la falta de solidaridad hacia los consumidores, quienes además tenemos que pagar los “sueldos” de los niños, adolescentes y adultos que laboran empacando mercancías, además, claro, del “poli” que se enfada si recibe una propina menor a 5 pesos, y si sólo recibe un gracias, de plano voltea indignado su rostro.

Estaría de acuerdo en cierta medida, en que incrementen los precios, porque conozco lo que hay detrás en materia de costos, producción, y distribución, entre otros factores, pero si los sueldos permanecen estáticos, es un gancho al hígado el que nos dan a los mortales, y les aseguro que no importa el nivel socioeconómico, a todos nos duelen golpes como esos.

Como siempre, somos quienes integramos a la sociedad civil los que pagamos los abusos de los grandes emporios y el nulo control sobre ellas, y mientras tanto, además de ganar enormes utilidades a nuestras costillas, ganan usando estratégicamente, pero sin ética alguna a la Responsabilidad Social para su beneficio comercial únicamente olvidándose por completo de su responsabilidad hacia los clientes.


Carlos Muñoz

Comunicólogo egresado de la Universidad Anáhuac, cuenta con estudios de posgrado de Especialidad en Mercadotecnia y de Maestría en Responsabilidad Social en su Alma Máter.

Es Director de Comunicación de la Asociación Mexicana de Comunicadores (AMCO) y anteriormente se desempeñó como Gerente de Relaciones Públicas en el Hipódromo de las Américas.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]