Comunicados de Prensa

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, una oportunidad para reforzar compromisos

Save-the-Children

En el marco de las celebraciones de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, Save the Children, la organización líder en atención directa y en defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes, hace un llamado al gobierno mexicano a fin de incrementar el índice de bebés que reciben leche materna en los primeros meses de vida.

Como Save the Children afirmó en su informe “Lactancia y Maternidad en México: Retos ante la Inequidad”, presentado en marzo del presente año, en todo el mundo 830,000 muertes podrían evitarse, si cada recién nacido recibiera leche materna durante su primera hora de vida.

La leche materna es un superalimento que ofrece beneficios para toda la vida. Actúa como la primera vacuna contra enfermedades respiratorias y gastrointestinales, además, esta protección se extiende más allá de los seis meses, actuando como una defensa inigualable contra la desnutrición.

Cabe señalar que dichos padecimientos se encuentran entre las primeras causas de mortalidad infantil en México. A pesar de sus beneficios, la ENSANUT 2012 reveló que el 85% de niñas y niños mexicanos no reciben lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida.

La presión cultural y de la comunidad, la escasez de trabajadores de la salud capacitados en la práctica y beneficios de la lactancia, la falta de legislaciones adecuadas sobre lactancia, y cuestionables prácticas en el uso y comercialización de sucedáneos de leche materna, son factores que en los últimos seis años han influido en el decremento de esta práctica en el país.

Está comprobado que las mujeres que reciben atención especializada tienen 18% más probabilidades de llevar a cabo una lactancia materna temprana y exclusiva, sin embargo, en México se desconocen las cifras de personal de salud debidamente entrenado para promover esta práctica. Además se estima que 300,000 mujeres no reciben asistencia de personal de salud durante los partos.

Aunado a esto, las madres en la mayoría de los países, incluido México, no cuentan con un permiso de maternidad de 14 a 18 semanas, tal como es recomendado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Asimismo, las madres trabajadoras en el sector informal, como trabajadoras del hogar, del sector ambulante o agrícola, no reciben protección especial por parte del Estado.

La importancia de la duración adecuada de la licencia de maternidad es fundamental, no sólo para estrechar el vínculo afectivo con el bebé, sino también para la continuación de la lactancia materna.

Por otra parte, el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna, instrumento que busca regular la comercialización y prácticas publicitarias de la leche de fórmula, no ha sido implementado de manera obligatoria en el país.

Como lo afirma María Josefina Menéndez, Directora General de Save the Children en México, “Todas las mujeres merecen recibir el apoyo necesario, es común que se enfrenten a importantes barreras culturales, sociales, políticas e inclusive económicas. Prácticamente todas las mujeres pueden amantar, siempre que dispongan de buena información y apoyo de su familia, del sistema de salud, en el trabajo y en los lugares de estudio. Las alternativas para que los recién nacidos reciban leche materna existen, por ejemplo, en Brasil se desarrolló una red de Bancos de Leche Materna que ha demostrado su efectividad en el apoyo a las mujeres trabajadoras o a quienes no produjeron leche materna, acciones que a la par, han contribuido en la reducción de la mortalidad infantil en aquel país.”

La Semana Mundial de la Lactancia Materna es una oportunidad para que los gobiernos asuman nuevos compromisos a fin de incrementar de manera efectiva el número de bebés que reciben este súperalimento. Ante este panorama y con el fin de incrementar el número de bebés que recibe los beneficios de la leche materna, Save the Children recomienda:

· Garantizar la cobertura universal de salud y que las madres tengan acceso a personal de salud capacitado. Para ello, es necesario reforzar las inversiones públicas en el sistema de salud y en el entrenamiento especializado de profesionales de salud, a fin de desarrollar capacidades y promover adecuadamente la lactancia.

· Considerar en el reciente Decreto Federal sobre lactancia materna, el desarrollo de mecanismos de vigilancia y evaluación a fin de asegurar que las reformas se implementen en los ámbitos y plazos estipulados por la ley.

· Vigilar el cumplimiento y respeto de la licencia de maternidad y los descansos pagados para amamantar, así como otras políticas y legislaciones relacionadas que refuercen la lactancia materna. Asimismo, asegurar que los empleadores hagan las provisiones necesarias para que las mujeres puedan amamantar en el lugar de trabajo. En ese sentido será fundamental que el Estado ratifique el Convenio 183 y 191de la OIT.

· México debe implementar de manera obligatoria y completa el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna.

· Continuar impulsando el empoderamiento de las mujeres. A menudo, las desigualdades por razones de género en los hogares y la comunidad o la falta de acceso a información adecuada, influyen en las decisiones sobre la forma de alimentar a los bebés.

Para tener éxito en el aumento de las tasas de lactancia materna temprana y exclusiva será importante asegurarse que toda la sociedad esté plenamente consciente de los apoyos que las mujeres necesitan, de las mejores prácticas y de cómo éstas pueden ser protegidas.

Por esta razón, es primordial que las autoridades mexicanas, en todos los niveles, muestren un compromiso real, serio y a largo plazo que busque mejorar los índices de la lactancia materna en México.

Para conocer más sobre Lactancia y Maternidad en México: Retos ante la Inequidad consulta: http://goo.gl/yAuM2V

Comunicado de Prensa

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario