Colaboraciones

La realidad supera la ficción: un verdadero proyecto con RS en el ADN

Foto: facebook.com/cinetonala

Foto: facebook.com/cinetonala

Hace unos años, caminar por la calle de Tonalá entre Tlaxcala y Aguascalientes, podría no haber llamado la atención. Hoy es inevitable aflojar el paso unos metros antes del número 162, para curiosear un poco: carteles de cine, una marquesina, un área de bar, otra de restaurante y paredes de madera que producen una coqueta invitación a pasar y descubrir más: el Cine Tonalá es un oasis. Sí para los cinéfilos interesados en el cine de arte*, pero también para cualquiera que guste de comida y opciones culturales sabrosas, interesantes y alternativas.

Todo lo que necesitas es amor

Pero lo más importante de este espacio –y lo que de hecho le da vida y atractivo- es el enamoramiento de los empleados por el proyecto, según comparte Ricardo Estrada, gerente del Cine Tonalá.

¿Pero de dónde viene tanto amor por su trabajo?… De la apertura y autenticidad de los socios del proyecto, creo yo…

Ricardo menciona la cercanía que transmiten los socios desde que alguien hace parte del cine -“te dan ganas de llevarlo hacia adelante”-, así como la oportunidad que representa para el equipo el hecho de que los socios compartan su experiencia en el medio cultural y gastronómico. Además, existe apertura para escuchar ideas y hacer propuestas –“somos muy escuchados”-, que quizá pueden parecer pequeñas pero dan a los empleados margen para proponer y dar un poco de sí mismos al negocio.

El que una empresa trate bien a sus empleados, escuche sus necesidades, les pague justa y correctamente… creo que es más responsable que ofrecer un producto especial. Creo que de ahí parte la responsabilidad social, de cómo se manejan las cosas internamente.

Pero la motivación del equipo del Cine Tonalá no parte sólo del trato que reciben. Sin una estrategia de Responsabilidad Social, la filosofía de los inversionistas emana por todas partes. Para muestra estas prácticas:

Empleados

  • Aprendizaje y motivación: en colaboración con una fundación, se apoya a personas con capacidades diferentes para que trabajen temporalmente en el cine, lo que les permite desarrollar habilidades y aprender oficios. Terminado un periodo rotarán a otro negocio. Los empleados por su parte, aprenden a trabajar con estas personas, para lo cual reciben una capacitación. Por supuesto ambas partes se llevan la ganancia de una gran experiencia de vida.
  • Recompensas: a través de un intercambio con Grupo Hábita, se cuenta con el beneficio de una estancia en sus hoteles que será para el mejor vendedor.

Para Ricardo, este trabajo “es redondo: trabajas en un buen ambiente, con amigos, ganas un sueldo apropiado, y además te estás enriqueciendo con la vida cultural que ofrece el lugar, es muy motivante”.

Foto: facebook.com/cinetonala

Foto: facebook.com/cinetonala

Clientes

  • Diversificación de productos: además de la mencionada cartelera de arte –que por cierto siempre tiene presente al cine mexicano-, el foro alberga también conciertos, obras de teatro y talleres.

Otro producto son los famosos stand ups, que si bien son bastante comunes desde hace algunos años, el Cine Tonalá ofrece una variedad con un humor crítico**, dirían por ahí. Esto a partir de una cierta línea que guarda la apertura, ya que finalmente el sector del negocio es “la cultura”.

  • Diversificación de público objetivo: una herramienta para ampliar el público son los talleres. Como ejemplo para adolescentes hay uno que los acerca al cine; para niños, uno donde aprenden a preparar su pizza; para todos, uno de huertos urbanos. Por otro lado, el espacio es pet friendly en la parte del restaurante, bajo una consciencia sobre las mascotas como una verdadera compañía.

“Se trata de buscar proyectos diferentes, para impactar de manera diferente a las personas, saliendo del esquema de la peli y el producto con el dibujo animado.”

Comunidad

A veces se presta el espacio a las fundaciones siempre y cuando la programación lo permita. “La sala está fijada en un precio comercialmente. Si una farmacéutica la quiere rentar lo hacemos sin problema. Sabemos que una fundación no tiene fines de lucro y no nos cuesta nada donar ese espacio. Al final, si van a llenar la sala, también a nosotros nos conviene, es gente que va a conocer nuestro foro.”

Por supuesto que existe un manejo de riesgos que nivela estas medidas: “Hay veces que tenemos que decir no. Quizá económicamente nos conviene pero si es una marca que reste a nuestra imagen, no podemos meterla.”

Una de las estrategias básicas que facilitan estas prácticas, es su política comercial: “Normalmente funcionamos por intercambios. Nunca hemos pagado por publicidad, es mucho más interesante porque pensamos en el ganar-ganar.”

Con American Apparel, por ejemplo, cuentan con un intercambio publicidad-uniformes (para meseros y bar tenders), y reciben apoyo por parte de la Cineteca Nacional para la obtención de películas.

Todo esto es simplemente resultado de la voluntad -“los inversionistas lo hacen porque es lo que a ellos les nace”-, De hecho, estas acciones no se suelen comunicar. “Es más bien una convicción de hacerlo, quizá sería beneficioso anunciarlo, quizá nos traería otro tipo de público pero la gente cuando viene se da cuenta y lo valora más que cuando lo presumes”.

La recomendación

Es importante balancear los acuerdos comerciales a los que puedes llegar con las marcas o con sectores privados y mezclados con la cultura. Tenemos que recordar que es un negocio cultural, apoya la cultura pero es un negocio. Debemos tener las dos cosas siempre presentes.

Lo que aprendí

Nunca hay que olvidar que un negocio está formado por y dirigido a personas, a seres humanos. A riesgo de sonar catastrófica o sentenciosa, apuesto por pensar que el olvidarse de ello, no puede llegar a buen fin.


Según Wikipedia

*Cine de arte, “(también denominado cine art house) es un tipo de cine realizado por compañías, con frecuencia pequeñas, cuya línea de producción contrasta con las que tienen como objetivo la taquilla y el consumo masivo.”

**Humor crítico: dentro de las teorías del humor se menciona la Teoría de la Incongruencia, y como parte de su descripción se menciona que “el humor crítico es cuestionador, contestatario.”

Cine Tonalá Tonalá 261, Cuauhtémoc, Roma Sur, 06760 Ciudad de México, D.F. 

www.cinetonala.com/   Mapa, 5264 4101 Twitter: @cinetonala Facebook.com/cinetonala


Alex Expok  Alejandra Meza

Se dedica al desarrollo de contenidos para el Centro Regional en América Latina y el Caribe en apoyo al Pacto Mundial de la ONU y colabora con el Observatorio Mexicano de Responsabilidad Social Universitaria, OMERSU, entre otros proyectos de Responsabilidad Social.

Contacto: [email protected], Facebook.com/Alebrije777, Twitter.com/Ale_brije77

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario