RSE

La publicidad engañosa en productos light

Seguramente más de una vez te has preguntado qué tan ligero es en realidad tal o cual producto anunciado como “light”. Existe un sinfín de artículos que, a pesar de decirse “diet”, “ligero” o “lite”, no contienen menos azúcares o grasas que las presentaciones “normales”. ¿Sabes cómo desenmascarar estos engaños?

Cuando comparamos un producto que se anuncia a todo lo alto como light, estamos a la espera de una presentación que a diferencia de las “normales”, contiene menos calorías, azúcares o grasas. No importa si se trata de una mayonesa, de una bebida o cualquier otro comestible. Sin embrago pocas veces sabemos a cuánto equivale realmente esta reducción.

Actualmente en nuestro país no existe esta normatividad que nos dé certeza respecto del uso de estos términos tanto en la publicidad como en el etiquetado. En la Unión Europea, por ejemplo, hay una legislación que establece que todo producto que se denomine como ligero (Es decir light o lite), debe tener una reducción de por lo menos 30% en su contenido energético, con respecto a la presentación tradicional.

Si en México aplicáramos una normatividad similar, algunos de los productos light que viajan semana a semana en tu carrito, quizá nunca más volvería a aparecer en tu lista del súper. ¿Por qué? Fácil. Existen productos “ligeros” -tal vez ya instalados en tu alacena- que no pueden probar una reducción significativa de grasas o calorías o que, pero aún, mienten cuando afirman tener, por ejemplo, 50% menos grasa, sin decirte en qué relación.

Publicidad muy a la ligera

En 2005 la fundación española Eroski Consumer realizó un estudio de 52 alimentos tipo light como mayonesas, cereales para desayuno, mermeladas, entre otros. Un tercio de estos alimentos resultó no serlo. Su principal conclusión fue que dichos alimentos “ligeros” no reducían su aporte calórico tan significativamente como podría esperarse y que, por si fuera poco, en 76% de los casos que eran más caros que sus referentes convencionales.

En México, en enero de este año, la Revista del consumidor, publicó un estudio de calidad sobre producto light. Se analizaron bienes como refrescos, néctares, jarabes, papas, leches, frijoles, galletas, tortillas y mayonesas. En él se advirtió a los consumidores que, si bien estos productos ofrecen menos calorías que los productos “normales”, es importante considerar, entre otras cosas que su consumo no adelgaza y que, muchas veces, afirmaciones como “ sin azúcar añadida”, no significa que los productos no contengan azúcar.

Otro estudio de calidad pero ahora sobre quesos panela, publicado en la misma revista en octubre del año pasado, mostró que tres quesos autodenominados light ¡sólo tenían una diferencia de 9 kilocalorías respecto al queso regular más ligero! Además, en lo que se refiere a grasa, el menos light de los que así se ostentaban presentó un contenido de sólo 0.45% menos grasa que el m´s ligero de los regulares, que contenía un 14.75%. Como puedes ver, no todo lo que se presenta como “ligero” lo es en realidad.

Todo cae por su propio peso

La participación ciudadana ha sido uno de los elementos más importantes para ponerle un alto a la publicidad engañosa de productos light. Por ejemplo, durante 2009, la empresa Nutrexpa retiró del mercado su producto Cola Cao Light tras varias denuncias presentadas por la Asociación Española de Consumidores FACUA.

Con frases como “Desde que descubrí que Cola Cao Light es un Cola Cao con sólo la mitad de calorías y con más sabor a cacao, lo estoy notando”, la refresquera afirmaba que su producto sólo aportaba la mitad de calorías, cuando en realidad la reducción era de únicamente 20%. ¡Un verdadero engaño que cayó por su propio peso!

En Barcelona, y a partir de una denuncia de la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, un juez ordenó a la marca Platas Naturales dejar de producir, e incluso retirar del mercado el producto Pat-Diet, pues consideró que utilizaba publicidad engañosa al ser presentado como un producto light cuando realmente no lo era.

Para estar libres de engaños y kilitos extras al consumir estos productos, recuerda que algunos se dicen light por reducir el número de azúcares, pero siguen manteniendo o inclusive aumentan el número de grasas.

Que no adelgace tu cartera

En su publicidad, es muy común que los alimentos se presenten como los más saludables sobre el planeta. Sin embargo, recuerda que “el león no es como lo pintan”. Para detectar posibles engaños, Profeco realizó un monitoreo de publicidad de internet y televisión entre el 20 y el 24 de abril de este año.

Fuente: Revista del consumidor
Publicada: Junio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario