Ambiental Noticias RSE

La inversión ESG parece inmune a la pandemia… ¿durará?

La inversión ESG parece inmune a la pandemia... ¿durará?

El entorno actual puede ser el punto de partida perfecto para ofrecer una rentabilidad superior a las inversiones tradicionales en los próximos años, según los expertos.

Aunque Estados Unidos ha entrado oficialmente en una recesión “sin precedentes” que ha puesto fin al mercado alcista más duradero de la historia a raíz de la nueva pandemia de coronavirus, las inversiones ambientales, sociales y de gobernabilidad (“ESG”) han demostrado hasta ahora “ser a prueba de pandemias” en términos de optimismo de los inversores. Esto es un buen augurio para las empresas que quieren estar del lado correcto de la historia cuando el mundo pase esta emergencia actual.

Una industria sólida

Amy Brown dijo en TriplePundit que la inversión ESG, también conocida como inversión sostenible, ha demostrado ser sólida, ya que la economía estadounidense y la mundial han recibido un gran golpe y los mercados se han visto sacudidos hasta los cimientos. Los fondos sostenibles captaron entradas récord en el primer trimestre en medio de la agitación del mercado, según datos de Morningstar y muchos de estos fondos están logrando un rendimiento superior al del mercado en general durante el año.

Mientras que las acciones descendieron rápidamente en un mercado a la baja a mediados del trimestre, los flujos netos estimados para los 314 fondos sostenibles abiertos y negociados en la bolsa disponibles para los inversores estadounidenses alcanzaron los 10,500 millones de dólares en el primer trimestre. Ese aumento eclipsó fácilmente el anterior récord trimestral establecido en el cuarto trimestre del 2019, informó Morningstar. En los últimos 15 años, la inversión ESG ha crecido a más de 30 billones de dólares en activos bajo gestión.

Los analistas e inversores han estado analizando las razones por las que la inversión ESG durante la pandemia ha sido sólida. Muchos se encuentran examinando el desempeño social y de gobernabilidad de las empresas (y no sólo la “E” de lo ambiental) al analizar las respuestas de las corporaciones a la pandemia. Como ha informado Amy Brown en TriplePundit, los líderes durante esta crisis están emergiendo rápidamente mientras que los rezagados están más expuestos que nunca por no haber integrado la sostenibilidad en su modelo empresarial o en sus operaciones.

El racismo “es un problema de ESG”

La más reciente agitación social en los EE.UU. sobre las protestas generalizadas por la igualdad racial están poniendo de relieve la inversión ESG. Calvert Research and Management, una destacada empresa de inversiones sostenibles, está pidiendo a las empresas que “evalúen con precisión su diversidad racial” y la hagan pública, que proporcionen información sobre la igualdad de remuneración en función de la raza y el género e inviten a otras empresas a declarar públicamente lo que están haciendo para combatir el racismo y la brutalidad policial, informó Barrons. Según el CEO de Calvert, John Streur, el racismo “es un problema de ESG“.

El economista en jefe de Nasdaq, Phil Mackintosh, también apuesta a una justicia social y a la atención de la desigualdad racial en la América corporativa, lo cual estimulará el interés en la inversión ESG, informa CNBC.

El brote de COVID-19 podría cambiar el rumbo de las inversiones ESG y de las empresas que respondieron a la crisis enfocándose en objetivos a largo plazo, en lugar de obtener beneficios a corto plazo a toda costa.

COVID-19 nos presenta la oportunidad de retirar la etiqueta ESG a favor de reconocer que, de lo que realmente estamos hablando es de Finanzas 101. Es decir, el manejo de asuntos que son evidentes e influyen en los buenos resultados financieros de las empresas a largo plazo. Las empresas con malos registros de ESG pueden, en última instancia, desinflar el valor accionario.

Andrew Parry, jefe de inversiones sostenibles de Newton Investment Management, en MarketWatch.

Los inversores continúan siendo optimistas con respecto al ESG

El ESG sigue reteniendo la confianza de los inversores como un importante marcador de la fuerza corporativa. En una reciente encuesta a administradores de riqueza en todo el Reino Unido realizada por Financial Times y la empresa de investigación de mercado Savanta, casi 9 de cada 10 de estos administradores encuestados creían que la pandemia de COVID-19 daría lugar a un mayor interés de los inversores en este tipo de inversiones (ESG).

Rob Morgan, analista de pensiones e inversiones en el Reino Unido de la empresa de gestión de inversiones Charles Stanley, dijo al Financial Times que la pandemia ha actuado como:

Un recordatorio de que todos somos parte de algo mucho más grande y tenemos que pensar en los demás, no solo en nosotros mismos, ese sentimiento también puede reflejarse en nuestras inversiones a través de la inversión socialmente responsable, por lo que hay un vínculo directo.

Los gestores de activos son igualmente optimistas en la inversión ESG, incluso en la economía actual. BlackRock, el mayor administrador de activos del mundo, con más de 6 billones de dólares en activos, no ha mostrado ninguna señal de dar la espalda a la sostenibilidad. En una nota de investigación del mes pasado, se afirmó que el 88% de los fondos indexados con un enfoque en la sostenibilidad se desempeñaron mejor que sus contrapartes no sostenibles en los primeros cuatro meses de 2020.

Predicciones similares sobre la durabilidad de la inversión ESG provienen de Goldman Sachs y JPMorgan Chase, informó CNBC, con JPMorgan diciendo a los clientes: “Vemos que la crisis de COVID-19 acelera la tendencia a la inversión ESG“.

La inversión ESG es una “apuesta sobre la mesa”

Es una señal de que esta tendencia, que se ha ido construyendo durante algún tiempo, está aquí para quedarse, incluso cuando el mundo se ha puesto de cabeza. Una reciente encuesta de inversores institucionales de Morgan Stanley mostró que los propietarios de activos adoptan cada vez más la inversión sostenible, con un 80% que ya integra los factores ESG en su proceso de inversión, frente al 70% en 2017. Casi seis de cada diez de los inversores encuestados pueden prever un momento en el que sólo asignarán a los gestores de inversiones un enfoque formal de los ESG.

Estos resultados proporcionan un punto de prueba adicional de que la inversión sostenible se ha convertido en una apuesta sobre la mesa.

Audrey Choi, directora de sostenibilidad y CEO del Instituto para la Inversión Sostenible de Morgan Stanley.

Puede que sea demasiado pronto para afirmar definitivamente que la pandemia ha avanzado el caso estratégico de la inversión sostenible. Pero como Georg Kell, presidente de una empresa de gestión de activos mundiales y director fundador del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, escribe en Forbes:

La inversión inteligente ESG está destinada a convertirse en la nueva normalidad. Aquellas corporaciones que no logren transformar sus modelos de negocios serán reemplazadas por otras que tengan la flexibilidad de adaptación para prosperar en un nuevo mundo que valore las actividades inteligentes, limpias y saludables.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]