Noticias

La historia de estos tenis es responsable y conmovedora

Cómo la carta de un adolescente motivó a Nike para crear un zapato innovador y responsable

Gif via Fast Company

Gif via Fast Company

¿Te imaginas ser mayor de edad y que tus papás tengan que atarte los zapatos todos los días? Terminar la preparatoria es un momento importante para todos los jóvenes, ya que significa avanzar un paso más hacia la independencia, pero para algunas personas esos pasos tienen más obstáculos que otros, ya que ciertas discapacidades físicas impiden realizar tareas que para otros son sencillas, como ponerse unos tenis.

Este es el caso de Matthew Walzer, un joven estadounidense que en 2012 estaba por ir a la universidad, pero que como resultado de la parálisis cerebral tenía problemas para calzarse por sí mismo y temía que sus papás tuvieran que acompañarlo en esta nueva etapa para ayudarlo. Por esto fue que Walzer decidió escribir una carta a Nike pidiendo ayuda: “He usado zapatos Nike toda mi vida. Solo puedo usar este tipo de zapatos porque necesito apoyo en los tobillos para caminar”, explicó.

Su texto se hizo viral al poco tiempo y llegó hasta el diseñador Tobie Hatfield, quien ya era sensible a este tipo de situaciones por haber trabajado en el desarrollo de calzado para atletas paralímpicos y porque Jeff Johnson, atleta y primer empleado de Nike, había sufrido un derrame años atrás y se encontró con retos similares a los de Matthew.

Con la idea de hacer realidad la misión de la empresa (“Si tienes un cuerpo, eres un atleta”), Hatfield se propuso crear un zapato que mejorara la vida de personas con discapacidades motrices.

Para sopresa de Matthew Walzer, quien tenía muy pocas espectativas, su carta resultó en una colaboración cercana con Hatfield, quien afirma “trabajé con Matthew justo como lo haría con otro atleta. Fue un placer absoluto colaborar con él.” Ese mismo año el chico recibió en su hogar un prototipo que le permitió ser más independiente. Pero la empresa no paró ahí y continuó desarrollando la idea.

El equipo de diseño trabajó por otro año para encontrar soluciones sin agujetas, analizando modelos ya existentes que pudieran adaptarse con facilidad. El Nike Zoom Soldier, cuya imagen es el jugador favorito de Matthew, LeBron James, acabó siendo la mejor opción porque ofrece soporte en los tobillos.

Como resultado de todo este trabajo se creó el Zoom Soldier 8 Flyease, un modelo de tenis con un cierre envolvente que hace más fácil la entrada y salida del pie y elimina la necesidad de cordones, las dos principales necesidades de las personas con problemas motrices en las manos.

Actualmente Matthew estudia la Florida Gulf Coast University, pero Nike resolvió no solo su problema sino el de muchas personas con limitaciones similares: el equipo de baloncesto de Estados Unidos jugará con Zoom Soldier 8 Flyease en los Juegos Paralímpicos de este año y el modelo ya está en venta como edición limitada en la página web de la compañía. Además, hay planes para perfeccionar el diseño, así como para desarrollar tenis para corredores y otro tipo de atletas, no solo basquetbolistas.

Este caso demuestra que la responsabilidad va más allá de los materiales responsables: se trata también de comprender cómo puede la empresa cubrir las necesidades de todo tipo de personas, especialmente aquellas que con frecuencia son ignoradas por la sociedad.

Con información de:
Nike

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario