Ambiental Gobierno Noticias RSE

La CEO de GM dice que apoyará a Joe Biden en plan para expandir el uso de vehículos eléctricos

La CEO de GM dice que apoyará a Joe Biden en plan para expandir el uso de vehículos eléctricos

Mary Barra, CEO de General Motors, dice que la compañía se une al plan del presidente electo Joe Biden, dejando atrás su apoyo a la administración de Trump.

Recientemente, la compañía estadounidense que fabrica automóviles, camiones y motores, General Motors afirmó que ya no apoyará a la administración Trump en los esfuerzos legales para terminar con el derecho de California de establecer sus propios estándares de aire limpio.

HuffPost comentó que su CEO, Mary Barra dijo en una carta el lunes a los grupos ambientalistas que GM se retirará de la demanda, e instaba a otros fabricantes de automóviles a hacerlo.

Barra afirmó que la compañía está de acuerdo con el plan del presidente electo Joe Biden para expandir el uso de vehículos eléctricos.

La semana pasada, GM dijo que está probando una nueva batería química que reducirá los costos de los vehículos eléctricos a los de los vehículos a gas en un plazo de cinco años, mientras que Barra envió la carta después de una llamada con el Gobernador de California Gavin Newsom.

Creemos en los grandes objetivos de electrificación del presidente electo, California, y General Motors están alineados, para hacer frente al cambio climático mediante la reducción drástica de las emisiones de los automóviles.

Mary Barra, CEO de General Motors.

Por su parte, Mary Nichols, jefa de la Junta de Recursos Aéreos de California, calificó el anuncio de GM como “buenas noticias”, diciendo que Barra se lo dijo en una llamada telefónica el lunes por la mañana. La junta es el regulador de la contaminación del aire del estado.

Me complace estar en comunicación con Mary Barra de nuevo. Ha pasado un tiempo desde que hablamos.

Mary Nichols, jefa de la Junta de Recursos Aéreos de California.

Aunado a ello, Dan Becker del Center for Biological Diversity —uno de los grupos ambientales a los que Barra escribió—, dijo que GM se equivocó al tratar de impedir que California protegiera a su gente de la contaminación de los automóviles.

Ahora los otros fabricantes de automóviles deben seguir a la GM y retirar su apoyo al ataque de Trump contra los coches limpios.

Dan Becker del Center for Biological Diversity.

La situación con Donald Trump

El año pasado, General Motors, Fiat Chrysler, Toyota y 10 pequeños fabricantes de automóviles se pusieron del lado de la administración Trump en una demanda sobre si California tiene derecho a establecer sus propias normas sobre las emisiones de gases de efecto invernadero y la economía de combustible.

Las empresas dijeron que intervendrían en una demanda presentada por el Fondo de Defensa del Medio Ambiente contra la administración Trump, que ha hecho retroceder las normas nacionales de contaminación y kilometraje de gas promulgadas mientras Barack Obama era presidente.

El grupo se autodenominó ” The Coalition or Sustainable Automotive Regulation” e incluyó a Nissan, Hyundai, Kia, Subaru, Isuzu, Suzuki, Maserati, McLaren, Aston-Martin y Ferrari.

Con nuestra industria enfrentando la posibilidad de múltiples, superpuestas e inconsistentes normas que aumentan los costos y penalizan a los consumidores, teníamos la obligación de intervenir.

John Bozzella, CEO de Global Automakers y portavoz de la coalición.

La medida puso a los fabricantes de automóviles en desacuerdo con otras cinco empresas: BMW, Ford, Volkswagen, Volvo y Honda; que apoyaron a California y respaldaron normas más estrictas sobre emisiones y economía de combustible que las propuestas por la administración Trump.

Pero la postura de la coalición no fue tan directa. Por ejemplo, aunque se oponía a California, todavía quería que Trump y el estado se comprometieran a una regulación nacional.

En septiembre de 2019, Trump anunció que su administración trataría de revocar la autoridad concedida por el Congreso de California para establecer normas más estrictas que las emitidas por los reguladores federales. La medida se tomó después de que Ford, BMW, Honda y Volkswagen firmaran un acuerdo con la Junta de Recursos Aéreos de California, que había estado en desacuerdo con la administración de Trump durante meses.

Muchos fabricantes de automóviles han dicho en el pasado que apoyan el aumento de los estándares, pero no tanto como los afirmados en los últimos días de la administración de Obama en 2016.

Según los requisitos de la administración de Obama, la flota de vehículos nuevos tendría que tener un promedio de 30 mpg en conducción en el mundo real para 2021, aumentando a 36 mpg en 2025. Esos aumentos serían de alrededor del 5% anual. El plan de la administración Trump aumentó el ahorro de combustible en un 1.5% por año, respaldando una propuesta anterior de congelar los requisitos en los niveles de 2021.

Los fabricantes de automóviles dicen que debido a que los compradores están cambiando a camiones y camionetas más grandes, muchas empresas no podrían cumplir con las normas más estrictas.

“Donald Trump” by Gage Skidmore is licensed under CC BY-SA 2.0

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]