RSE

La “fe de erratas” que abrió un Walmart en Nuevo León

Un socio del desapacho de abogados del ex edil Fernando Margáin Berlanga ayudó a directivos de la empresa, así como a los propietarios del terreno, a eludir problemas administrativos y a obtener la licencia de uso del suelo.

Desde la alcaldía de San Pedro Garza García, Nuevo León, se gestionó el permiso para la construcción de un Walmart en la avenida Gómez Morín, una de las más importantes del municipio, a pesar del rechazo del cabildo local. En 2009, Antonio Rojas Esquivel, socio del despacho de abogados del entonces edil panista, Fernando Margáin Berlanga, participó en los trámites de dicho proyecto.

A través de varios diálogos por correos electrónicos, de los cuales MILENIO Monterrey tiene registro, se supo que Rojas Esquivel ayudó a directivos de Walmart, así como a los propietarios del terreno donde hoy se encuentra la tienda de autoservicio, a eludir problemas administrativos y obtener la licencia de uso suelo.

Rojas Esquivel tuvo acceso a información elaborada y expedida por el municipio para que mediante una fe de erratas la empresa pudiera obtener seguridad jurídica por parte de la alcaldía, a pesar de lo establecido por el Plan de Desarrollo Urbano municipal, el cual no la contemplaba.

Los nombres de Enrique Ibarrola Rodríguez, director divisional de Bienes Raíces de Walmart de México y Centroamérica, el abogado Rojas Esquivel y los propietarios del predio, José Ignacio Vera Zorrilla y Diego Zorrilla Vargas, se repiten en varias ocasiones en los remitentes y destinatarios de los correos.

Los mensajes etiquetados “Convenio con el municipio” y “Poder para convenio con el municipio”, fechados entre julio y octubre de 2009 cuando Margáin Berlanga contaba con licencia en el cargo, pues aspiraba a la candidatura panista para la gubernartura, indican que Rojas Esquivel sostuvo varias reuniones con directivos de la firma, con los apoderados y dueños del terreno.

“Me solicitó Pepo Vera (Zorrilla) que el Lic. Rojas (Esquivel) y su abogado Miguel Zárate, se reúnan lo más pronto posible para que el Lic. Zárate pueda entender cómo se pretende armar el convenio (con el municipio). Esta junta puede ser mañana sábado o el lunes”, expone un correo del viernes 17 de julio de 2009 enviado por el dueño del predio al socio de Margáin y al directivo de Walmart.

“Estuve un rato con Antonio Rojas (Esquivel) y revisamos el borrador de la licencia de uso de suelo para el predio. En la parte en que se refiere a la matriz de compatibilidades aparece entre otros usos autorizados el siguiente: función: comercio; género: tiendas y almacenes”, señala otro mensaje dirigido Enrique Ibarrola de Walmart, el 21 de julio de 2009.

En este mismo texto, Zorrilla también le explica a Ibarrola que el reglamento municipal del ramo no establece un subgénero denominado “autoservicio” o “supermercado”, y le dice que para aclarar dudas podrían concertar una cita con el director jurídico de Desarrollo Urbano.

MILENIO Monterrey también documentó el 14 de junio pasado que el director jurídico de la Secretaría de Desarrollo Urbano de San Pedro Garza García, Eduardo Javier Elías Gallardo, resultó ser el apoderado personal del ex edil Margáin Berlanga y socio de un despacho legal llamado Thompson & Knight y a la postre uno de los cinco ex funcionarios inhabilitados por este hecho.

Aunque Margáin Berlanga aseguró a principios de junio pasado que él no se enteró se la supuesta fe de erratas ni del permiso de cambio de uso de suelo que se le concedió a Walmart, el caso desencadenó una denuncia penal firmada por vecinos del municipio, por la que cinco ex funcionarios municipales fueron inhabilitados por la Contraloría, entre ellos Elías Gallardo.

Además se suspendió a la ex secretaria del Ayuntamiento, María Emilda Ortiz Caballero; al ex director jurídico del municipio, José Humberto Sánchez; a la ex directora de Control Urbano, Patricia Chapa, y al ex secretario de Desarrollo Urbano, Javier Maiz.

Sin embargo, aun después de concluida oficialmente la administración de Margáin Berlanga, aunque sin él en el cargo, se otorgó el 30 de septiembre de 2009 el permiso de uso de suelo a la tienda de autoservicio, el predio se vendió a la razón social México Retail Properties, operadora de Walmart, representada en este asunto por Pedro Morera.

Este documento fue expedido a Vera Zorrilla como apoderado especial de Banorte, institución que fungió como fiduciaria, y a pesar de un juicio de amparo contra el dictamen interpuesto por varios ciudadanos, la tienda se construyó.

El caso llegó hasta Diego Zorrilla Vargas, uno de los dueños del predio donde ahora está Walmart, quien resultó ser concuño del ex alcalde de San Pedro Garza García y que formó parte del grupo que maniobró para solicitar la licencia de uso de suelo y la compra del terreno.

Zorrilla Vargas está casado con Cristina Sada Alanís, hermana de Alejandra Sada, esposa de Margáin, según establecen las actas de matrimonio del Registro Civil del 9 de julio de 1982 y del 15 de agosto de 1975, respectivamente, consultadas por MILENIO Monterrey.

El entonces dueño del terreno aparece como director general de la firma de bienes raíces Century 21, copropietaria del terreno y que apoyó a Enrique Ibarrola Rodríguez, directivo de Walmart, para mediar y obtener la licencia de uso de suelo junto con Antonio Rojas, socio de Margáin Abogados y Juan Ignacio Vera Zorrilla.

Cronología

El 23 de octubre de 2008 el cabildo de San Pedro Garza García aprobó el Plan de Desarrollo Urbano 2024, el cual anulaba la posibilidad de construcción de un Walmart y un Sam’s sobre la avenida Gómez Morín, sin embargo el 19 de enero de 2009 se publica una fe de erratas, para corregir unos supuestos errores en la matriz de compatibilidades de los corredores urbanos, pero que en realidad modifica lo aprobado por el cabildo, y al que abría la puerta a construir la tienda.

El 30 de septiembre de 2009 la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología y la Dirección de Control Urbano otorgan la autorización de uso de suelo multifamiliar, comercial y de servicios al predio sobre donde se construirá el Walmart, pero el 12 de marzo del mismo año vecinos de San Pedro Garza García presentaron una denuncia penal por incluir una fe de erratas presuntamente ilegal, sin embargo después de varios litigios la tienda se construyó.

Fuente: milenio.com
Por: Eduardo Mendieta Sánchez
Publicada: 29 de Junio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario