Ambiental

La bici-proyector

Este tipo de vehículo fue la estrella contra la contaminación en la Cumbre del Cambio Climático que se realizó en Copenhague, donde la periodista visual Beatriz Barragán pedaleó un invento fantástico para exhibir, en película súper 8, El rostro mexicano sustentable, un documental sobre bici-máquinas y otras ecotecnias.

La idea empezó a rodar en septiembre, durante el segundo Congreso Nacional de Ciclismo Urbano en Guadalajara, ciudad natal de Barragán Horn (www.cinematografa.com), quien realizaba un video del encuentro entrevistando a los participantes.

Entre ellos sobresalía un grupo del Centro Autónomo para la Creación Intercultural de Tecnologías Apropiadas (CACITA), que llegaron de Oaxaca al estilo Merry Pranksters de Ken Kesey, en un viejo biobus sicodélico y ecológico que funciona con aceite vegetal reciclado.

Estaban ahí para mostrar sus bici-máquinas y baños secos, aplicaciones para la vida en el campo y la ciudad. Dos semanas después, la tapatía realizaba un documental para presentar durante la Cumbre Climática de Copenhague y el reportaje la llevó al taller de CACITA, en los límites de la ciudad de Oaxaca, en el municipio de San Pablo Etla.

Ahí encontró el centro creativo donde se reciclan los materiales para construir prototipos de bici-máquinas (www.cacita.org). Cletas inservibles, bicis fijas, fierros viejos, todo se reutiliza para crear nuevos diseños que podrían ser perfeccionados para su producción y comercialización: la bici-bomba de agua, la bici-molino de nixtamal, la bici-molino de granos, la bici-desgranadora, la bici-licuadora, la bici-lavadora de ropa y las bici-generadores eléctricos para encender luces, escuchar música o ver la televisión con una fuente de energía humana… Con este principio, Barragán imaginó una máquina más sofisticada, la bici-proyector de cine. La idea de montar una instalación rodante durante la Cumbre Climática en el Bella Center de Copenhague y pedalear para proyectar.

El rostro mexicano sustentable, es un concepto redondo como rueda de bicicleta. La periodista del Brooks Institute, fotógrafa y editora de Disposable Routines y Svara (www.documentary.brooks.edu/india) que cubre la cumbre para MILENIO Semanal y MILENIO Tv, contactó a cierto personaje para construir esta bici fantástica: Dante Espinosa, ingeniero electromecánico y creador de Pedal Power Generator.

Gringo loco de nombre extraño, inventor disperso y rockero macizo, Espinosa parece un jipi extraviado. Llegó a México de gira con el grupo Ginger Ninjas hace tres años, durante su primer tour en bicicleta por estas tierras. Él diseñó y construyó el sistema de sonido e iluminación que usa el grupo en sus conciertos, en los que invitan a personas del público a pedalear para generar la energía.

El país le acomodó y luego de rolar estableció su laboratorio-taller (www.economadica.com) en el Distrito Federal, donde ahora construye bici-máquinas eléctricas y generadores de pedal. El sistema de proyección que desarrollaron se probó primero en una bici recumbente construida por Espinosa, utilizó un generador de bici eléctrica en una de las ruedas traseras.

Para asegurar su funcionamiento en condiciones normales, fuera del laboratorio, se probó después con una bici de la calle, una rentada en el Parque México, sobre una base (tipo rodillo de entrenamiento) cuyo eje mantiene la rueda trasera elevada. El proyector es japonés, marca Magnon de 130 watts, modelo Instdual DLS para película de 8mm., una pieza de segunda mano que Espinosa arregló con un foco nuevo y distintos motores eléctricos para encontrar el que diera la velocidad adecuada.

El generador de pedal proporciona sin problema la energía para el proyector, sin embargo, también se necesita el sistema de sonido, lo cual requiere el doble de wattaje u otra bici. Mientras el destino del planeta se definía en pláticas de funcionarios sin compromiso, recriminaciones entre el norte y el sur, acuerdos que carecen de voluntad política y manifestaciones que inundaron los medios, la bici-proyector de Barragán se percibió como la mariposa en la fábula de la teoría del caos, cuyo aleteo verde y azul entre Guadalajara, Oaxaca y Copenhague puede cambiar el clima mundial.

Milenio, Tendencias, p. 47
Click sobre la imagen para ampliar

bici

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario