Ambiental Noticias RSE

Jaguar solo hará autos eléctricos en 2025

Jaguar solo hará autos eléctricos en 2025

Jaguar solo hará autos eléctricos en 2025 como parte de una nueva y audaz estrategia, diseñada para revivir los éxitos de Jaguar y Land Rover (JLR).

El nuevo consejero delegado, Thierry Bolloré, ha fijado el objetivo de que la empresa británica, propiedad del grupo indio Tata Motors, se convierta en un negocio con emisiones cero de carbono para 2039, incluyendo un importante cambio hacia la electrificación, por lo que desde ahora Jaguar solo hará autos eléctricos en 2025.

A la fecha, Bolloré dijo que no hay planes de cerrar ninguna planta de fabricación y que Jaguar se convertirá en una marca de lujo exclusivamente eléctrica a partir de 2025.

¿Cuáles son los planes?

Land Rover lanzará seis variantes de VE en los próximos cinco años, una de ellas el primer Land Rover totalmente eléctrico, previsto para 2024.

Bolloré dijo que el plan Reimagine estaba diseñado para enfatizar “la calidad por encima del volumen”, y que JLR aspiraba a convertirse en “el proveedor de los vehículos más deseados por los clientes más exigentes”.

Las dos marcas se reposicionarán: Jaguar se convertirá en una empresa exclusivamente eléctrica y Land Rover mantendrá su espíritu de todoterreno, pero continuará su impulso hacia un mercado exclusivo.

Jaguar y Land Rover tendrán dos personalidades únicas y claras, arraigadas en su rica historia para ofrecer dos opciones distintas a los clientes.

Thierry Bolloré, consejero delegado.

Jaguar solo hará autos eléctricos: analicemos su enfoque

Para apoyar la transición eléctrica, JLR utilizará tres arquitecturas: dos dedicadas a Land Rover y una nueva plataforma puramente BEV que será exclusiva de Jaguar, cuyos detalles se conocerán más adelante.

Los futuros modelos de Land Rover se construirán sobre la Arquitectura Longitudinal Modular, que permite modelos con motor de combustión y VE, al igual que la Arquitectura Modular Eléctrica (EMA) “con sesgo eléctrico”, que también puede “soportar motores de combustión avanzados electrificados”.

La firma dice que el paso a tres plataformas y la consolidación del número de plataformas y modelos producidos por planta le ayudarán a “establecer nuevos estándares de referencia en escala eficiente y calidad para un sector exclusivo”.

Para finales de la década, JLR pretende que el 100% de las ventas de Jaguar y el 60% de las de Land Rover sean totalmente eléctricas. Bolloré insinuó que la futura gama de Jaguar Land Rover “contaría con algunas marcas menos” al centrarse en sus modelos más populares.

Bolloré también dijo que la empresa se ha comprometido a eliminar los sistemas de propulsión diésel antes de 2026 y que está realizando una fuerte inversión en la tecnología de pila de combustible de hidrógeno, con las primeras unidades tecnológicas FCEV de la empresa que circularán por las vías públicas a finales de año.

Jaguar

El reto más importante para Bolloré es el de Jaguar, cuyas ventas han disminuido considerablemente en los últimos años debido a su fuerte dependencia de los motores diésel.

Bolloré dijo que la marca se someterá a una transformación “dramática” para “adoptar una nueva posición de lujo en el mercado y hacer realidad su potencial único, no sólo para los clientes, sino para el negocio en su conjunto”.

Esto implicará que se convierta en una empresa exclusivamente eléctrica centrada en el mercado de alta gama, un plan que JLR lleva considerando desde hace tiempo y que podría poner a la empresa en competencia con la marca británica Bentley, que también ha apostado por un futuro exclusivamente eléctrico.

Es probable que el cambio implique un importante reposicionamiento de Jaguar, con futuros vehículos diseñados para atraer a clientes de gama alta con visión de futuro.

Dado que el sector está experimentando grandes cambios debido a la electrificación, estos vehículos podrían adoptar formas diferentes a las de los vehículos actuales, y el uso de una nueva arquitectura a medida ayudará a adoptar una nueva filosofía.

El único coche eléctrico de Jaguar por el momento es el I-Pace SUV, pero la firma había estado trabajando en una nueva versión XJ de carácter eléctrico. Sin embargo, Bolloré ha confirmado que ese modelo ha sido desechado y que ahora se está desarrollando la nueva arquitectura que se utilizará para sustentar todos los nuevos modelos exclusivamente eléctricos a partir de 2025. No obstante, Bolloré ha sugerido que el nombre XJ podría conservarse para un futuro modelo nuevo.

La decisión de descartar el proyectado XJ refleja probablemente el deseo de reposicionar drásticamente a Jaguar, y da a los futuros vehículos una hoja en blanco de la que partir en busca de nuevos y más acaudalados clientes.

Bollore insinuó que es probable que el renovado Jaguar se aleje de los vehículos de estilo SUV, afirmando que “Land Rover sería los SUV”, añadiendo que el número de SUV de Jaguar que compiten por la cuota de mercado con los productos de Land Rover era parte de la razón de su cambio de marca. El hecho de que los futuros modelos de Jaguar se construyan sobre una plataforma distinta a la de las máquinas de Land Rover tiene probablemente la intención de ayudar a separar aún más las marcas.

Bollore tampoco descartó la posibilidad de un deportivo Jaguar eléctrico, afirmando que “era una cuestión importante, y la estamos estudiando cuidadosamente”.

Land Rover

El primer vehículo eléctrico de la marca llegará en 2024. Bolloré no ofreció más detalles sobre lo que será, aunque de nuevo el calendario sugiere que no será el VE que se había planeado como “gemelo” del XJ.

El lanzamiento de una versión eléctrica de todos los modelos de Land Rover para 2030 situará a la empresa en una posición privilegiada para cumplir la prohibición impuesta en el Reino Unido para 2030 de todos los vehículos que no produzcan emisiones cero, salvo un número limitado de ellos.

Pero seguir ofreciendo versiones con motor de combustión en el futuro inmediato también garantizará que la marca pueda ofrecer coches en mercados en los que sus productos son populares pero la infraestructura para vehículos eléctricos está menos desarrollada.

Fabricación: “no hay planes” de cerrar instalaciones, a pesar de que Jaguar solo hará autos eléctricos

JLR afirma que no tiene planes de cerrar ninguna de sus “principales instalaciones de fabricación” y que mantendrá “nuestras plantas e instalaciones de ensamblaje en el mercado nacional del Reino Unido y en todo el mundo”.

También ha dicho que no descontinuará ningún producto actual y “no planea detener la producción” de ningún modelo existente.

Jaguar solo hará autos eléctricos en 2025

La planta de JLR en Solihull se utilizará para fabricar Land Rovers sobre la plataforma MLA y modelos Jaguar sobre la nueva plataforma BEV, mientras que las instalaciones de Hailwood se utilizarán para fabricar coches sobre la arquitectura EMA.

El futuro de la planta de Castle Bromwich no está tan claro:

En primer lugar, continuaremos la producción de nuestras actuales placas de identificación construidas allí hasta el final de su ciclo de vida. Después, estudiaremos las posibilidades de remodelación de la planta, que podría beneficiarse de la consolidación de las empresas dispersas por las Midlands.

La transformación del negocio

Bolloré destacó que los recientes resultados financieros de JLR demuestran que la empresa tiene una “base sólida” sobre la que construir y sugirió que el plan Reimagine ayudará a “redimensionar, reorientar y reorganizar” la empresa para convertirla en una operación más ágil.

Esto implicará la implantación de una estructura de gestión más plana y la reducción y racionalización de la “infraestructura no productiva” en el Reino Unido. Como parte de ello, las instalaciones de JLR en Gaydon se convertirán en la única sede del equipo directivo de la empresa.

JLR afirmó que destinará 2,500 millones de libras anuales a la inversión en tecnología de electrificación y servicios conectados, incluyendo una inversión continuada en su modelo de suscripción Pivotal.

También colaborará estrechamente con su empresa matriz Tata Group en materia de nuevas tecnologías. Bolloré destacó esa posibilidad de colaboración como “una oportunidad única”, y añadió:

Otros tienen que depender únicamente de asociaciones externas y del compromiso, pero nosotros tenemos un acceso sin fricciones que nos permitirá inclinarnos hacia adelante con confianza y a toda velocidad.

Thierry Bolloré, consejero delegado.

El objetivo es que JLR logre un flujo de caja positivo neto de deuda en 2025, con la meta final de convertirse en “uno de los fabricantes de lujo más rentables del mundo”.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]