RSE

Investigan a compañía alemana por soborno con armas

La fiscalía alemana cateó ayer las oficinas de la empresa de armas Heckler & Koch en el marco de una investigación que busca establecer si la compañía sobornó a autoridades para realizar ventas a compradores mexicanos.

“Aseguramos material diverso y evitamos que los empleados destruyeran archivos que nos pueden llevar a comprobar el caso”, informó una vocera de la Fiscalía de Stuttgart, encargada de las investigaciones.

Unos 200 oficiales ingresaron a las oficinas de Heckler & Koch y salieron con unas 150 cajas de cartón con recibos, minutas, computadoras y otros medios electrónicos para guardar documentos.

La empresa había sido ya investigada en diciembre de 2010 a raíz de la denuncia que realizó el activista Jürgen Grässlin en el sentido de que se había violado la Ley de Control de Armas de Guerra de Alemania (KWKG), que prohíbe vender armas a zonas de conflicto.

Las armas de Heckler &

Koch se han encontrado en Chiapas, Chihuahua, Guerrero y Jalisco, estados calificados como zonas en conflicto por organizaciones internacionales.

Según diversas agrupaciones civiles, en esos estados la Policía y el Ejército, poseedores de las armas, violarían los derechos humanos al matar gente inocente al cumplir tareas de seguridad.

En la segunda investigación, que se desprende del primer proceso, la fiscalía de Stuttgart encontró indicios de corrupción.

“A los responsables de la empresa se les acusa de haber sobornado a autoridades mexicanas con donaciones de dinero en efectivo para poder obtener contratos de entrega de armas”, señaló la Fiscalía en un comunicado.

En este nuevo proceso se sospecha que también se habría sobornado a autoridades alemanas.

Las investigaciones cubren las entregas de armas que Heckler & Koch realizó a la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones de la Secretaría de la Defensa Nacional en el periodo 2005-2010.

“En este tiempo, las autoridades mexicanas habrían recibido entre 20 y 25 dólares estadounidenses por arma vendida”, indicó Jürgen Grässlin, vocero de la Sociedad Alemana por la Paz.

Tras la primera investigación, el gobierno alemán solicitó suspender la exportación de armas de Heckler & Koch a México en tanto no se concluya la investigación, lo que, según parlamentarios y organizaciones civiles, no se ha cumplido.

“Mandamos una petición por escrito al Gobierno alemán para que explique por qué no ha detenido las exportaciones de armas a México. Estamos esperando respuesta”, indicó un colaborador de Heike Hänsel, legisladora del partido La Izquierda y miembro del Grupo Parlamentario Alemania-México.

Fuente: Reforma, Nacional, p. 2
Por: Yaotzin Botello.
Publicada: 11 de noviembre 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

soborno-alemania

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario