RSE

Iniciando la siguiente fase en los informes de sustentabilidad en Malasia

Los Premios AACA de Informes de Sustentabilidad de Malasia (MaSRA) del 2011 se llevaron a cabo a principios de este mes. Los MaSRA son un buen barómetro del panorama de los informes de sustentabilidad en la escena empresarial en Malasia. Aquí presentamos algunos puntos clave del informe escrito por el panel de jueces acerca de cómo las empresas pueden dar pasos para mejorar sus informes de sustentabilidad:

Mejoras paulatinas

A través de los 9 años que se han llevado a cabo los MaSRA, la calidad general de los informes de sustentabilidad en Malasia ha mejorado año con año. Sigue habiendo mejoras significativas en los informes de sustentabilidad por parte de los líderes, pero los demás están tratando de alcanzarlos, y el número de informes se ha incrementado sustancialmente, dándole mayor credibilidad a estos informes.

Enfoque en la presentación de informes

Cada vez son más las empresas en Malasia que están adoptando los lineamientos del GRI. Sin embargo, los jueces notaron que varias empresas parecen creer que un informe de 10 es la referencia de un buen informe. Esto fomenta el uso del GRI como un ejercicio de opción múltiple, enfocándose en reportar el mayor número de indicadores, en lugar de abordar los Principios del GRI que guían los informes de sustentabilidad. Los ganadores del MaSRA de los últimos tres años no han tenido informes de 10, sino son los que han atendido los principios de materialidad, participación e integridad.

Incorporando la sustentabilidad

Los jueces quisieran ver más transparencia en cuanto a quién es el responsable de la sustentabilidad en una empresa. La incorporación de la sustentabilidad se refleja en la forma en que una estrategia de sustentabilidad se desarrolla, se implementa y posteriormente se lleva a toda la empresa. Las empresas también tienen que demostrar cómo los KPI (indicadores de rendimiento) y los incentivos para los empleados se ligan al desempeño sustentable.

El valor de la fiabilidad

Aunque a los jueces les agradó ver que cada vez son más las empresas que buscan acreditación de terceros, notaron que muchas declaraciones de fiabilidad no aportaban nada a los informes, y que parecían repetitivas, en lugar de abordar específicamente el informe individual de la empresa. Varias declaraciones de fiabilidad contenían errores, referencias incorrectas, exclusiones idénticas y recomendaciones en distintos informes, y alcances limitados de acreditación.

Las empresas deben hacerse varios cuestionamientos: ¿Cuál es la razón de una acreditación? ¿Qué stakeholders deben acreditarse? ¿Los stakeholders entienden la acreditación ISAE 3000? ¿Tener una acreditación con exclusiones o alcance limitado agrega valor al informe de sustentabilidad? ¿La acreditación define en dónde, qué y por qué hay áreas excluidas? ¿Las declaraciones de fiabilidad tienen valor en los casos en los que se notan pero no se siguen los estándares internacionales? ¿Existe un conflicto de intereses entre el proveedor de la acreditación y el autor/consultor que realiza el informe?

Los jueces señalaron que las empresas pueden adoptar otras formas de asegurar a sus stakeholders que el informe de sustentabilidad sea sólido y creíble a través de la participación de expertos en la materia, de un stakeholder crítico o de un panel de stakeholders.

Difusión proactiva

Los jueces notaron que más empresas informan acerca de los recursos utilizados y las reducciones alcanzadas. Aunque esto es acertado, es de naturaleza retrospectiva. Los jueces quisieran ver más difusión proactiva y directa a través del establecimiento de metas a largo plazo, de la evaluación de desempeño y del cumplimiento de los compromisos voluntarios.

Invertir en e involucrar a las comunidades

Las empresas de Malasia son muy generosas con las comunidades en las que operan. Sin embargo, las empresas no lograron reconocer el impacto que dichas contribuciones han tenido en la comunidad, así como en los empleados de la empresa. Un énfasis en las oportunidades laborales locales y el desarrollo de habilidades para formar riquezas en las comunidades locales y la adopción de tecnologías apropiadas también puede ser considerado como una participación de la comunidad con un impacto que puede ser medido y difundido.

Fuente: Csr-asia.com
Por: Gabriel.Chong.
Publicada: 19 de octubre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario