La mayoría de las personas ha recurrido a prácticas de corrupción para agilizar trámites

Durante el 2017 se destaparon diversos casos de corrupción en el que tanto personalidades de gobierno como de las empresas se vieron inmiscuidas.

En México no existe una metodología clara para medir la forma de corrupción y el estudio de encuestas y sondeos es limitado.

Para el director general adjunto de Información Gubernamental, Índices e Indicadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Óscar Jaimes Bello, el soborno es el acto de corrupción del que más se ha podido generar estadística con las encuestas.

México es el país de América Latina en donde más sobornos se pagaron para poder acceder a servicios públicos, como educación y hospitales, debido a que el 51% de las personas que fueron entrevistadas dicen que han incurrido en esa práctica en el último año, además cayó 28 lugares en el Índice de Percepción de la Corrupción 2016, al pasar de la posición 95 a la 123 de los 176 países del ranking.

Las encuestas del Inegi dicen que el 64.5% de las empresas considera que los actos se producen para agilizar trámites o sanciones: De acuerdo con Milenio, las corporaciones de seguridad pública son las instituciones con las que los ciudadanos en México cometieron más actos de corrupción durante 2015, pues en 55.2% de los trámites que se realizaron hubo al menos un acto deshonesto.

Para David Arellano Gault, investigador del Centro de Investigación y docencia Económicas (CIDE) «la corrupción es un concepto paraguas debajo del cual hay diferentes tipos de actos y cada uno es diferente; dentro de la corrupción tenemos el soborno y el fraude, pero hay otros cinco o seis».

Por su parte, Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana coincide en que «el gran pendiente académico es cómo medir la gran corrupción. Una cosa es que la reporte, que la describan y otra cosa es que podamos ver patrones sistemáticos y métricas de gran corrupción.

La gran corrupción, como la impunidad, no ha sido suficientemente entendida y estudiada; la tenemos en todas las mesas pero no hay una métrica consistente, lo mismo mezclamos administradores, gobierno, salientes y entrantes, hablamos de casos, de 40 mil millones.

Para el aspirante independiente a la Presidencia Armando Ríos Piter, la corrupción, la inseguridad y la desigualdad son los principales problemas a resolver en México.

«Son esos tres grandes retos los que impiden tener un crecimiento armónico en el país. La corrupción , debido a que se pierde una parte del producto interno bruto; la inseguridad ya que tenemos el año más violento, que se refleja en la falta de productividad y reinversión, y la desigualdad de oportunidades, porque somos un gigante que quiere correr un maratón pero solo con una pierna, ya que aproximadamente 50% de nuestra sociedad vive en condiciones de pobreza».

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.