RSE

HOLCIM construye sin huella

La “agenda verde” de Ia multinacional cementera se estructura bajo cinco áreas prioritarias: energía, cambio climático, recursos alternos, construcción sostenible y gestión ambiental. HOLCIM asumió un fuerte compromiso con el ambiente, sin olvidar que Ia sustentabilidad empieza por casa, cuidando de sus empleados.

“Construir sin Huella” es el nombre del programa estratégico hacia el cambio climático, estructurado por HOLCIM, desde su sede en Costa Rica.

Su objetivo es lograr, al 2015, una reducción adicional (a la realizada los últimos cuatro años) del 15% de emisiones de CO2 por tonelada de cemento.

Incluye la educación a todo nivel y de manera continua; la medición y control de la huella de carbono en toda la organización (mes a mes), lo que implica la implementación de ISO 14064, base de la nueva norma nacional que el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco) va a publicar sobre carbono neutralidad.

Como parte de su bonificación anual, los altos ejecutivos tienen un compromiso gerencial relacionado con el cambio climático, control y reducción, y deben aplicarlo en cada uno de los departamentos que lideran. Además, desarrollan el proyecto “CO2 Champions”, cuyo objetivo es involucrar a más personas en esta lucha y reconocer su esfuerzo.

Otro de los pilares de la lucha de HOLCIM contra el cambio climático y a favor del medio ambiente es Geocycle, firma subsidiaria que se especializa en ofrecer soluciones efectivas, confiables y seguras en la gestión de residuos.

De forma directa, Geocycle logro reducir, en el 2010, 36.000 toneladas de CO2 y sustituir el 20% de la energía fósil tradicional consumida en el horno.

En promedio, a lo largo de la última década, esta subsidiaria ha invertido cerca de US$1 millón al año en mejoras de infraestructura, equipos de logística, seguridad y protección del ambiente.

Otro logro alcanzado este año es que Geocycle es C-Neutral, al haber reducido, sus emisiones vía acciones de eficiencia energética y consumo de biodiesel, y por firmar un acuerdo con el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo) para compensar las emisiones no reducidas.

A su vez, en materia de comunicación extrema alineada a la sustentabilidad, la compañía realiza los Holcim Awards, mediante los cuales premia la construcción sostenible, el desarrollo de soluciones constructivas y conceptos para la vivienda social y vertical.

A su vez, en materia de gestión ambiental, HOLCIM quiere la implementación de Bandera Azul en todas las operaciones productivas, inversiones e iniciativas, para la reducción de emisiones de polvo y ruido en las operaciones, y la implementación de planes de rehabilitación y manejo de biodiversidad en canteras de agregados y caliza.

Aunque la agenda de políticas orientadas a la preservación del medio ambiente es completa y compleja, HOLCIM tiene también un alto enfoque hacia el interior de la compañía, hacia el mantenimiento de la sustentabilidad integral de sus colaboradores. En este sentido, la empresa ha identificado cuatro ejes: educación, economía, salud y vivienda.

Un estudio socioeconómico dentro de la empresa permitió conocer la realidad de los trabajadores en diferentes áreas y desarrollar proyectos en cada una.

Uno de los hallazgos que arroja el estudio fue el endeudamiento de los empleados, por lo que en el eje de economía se planteó un proyecto de salud financiera en el cual, inicialmente, se diseña un taller, con el fin de que los colaboradores aprendieran a manejar sus finanzas; además, la empresa les fusionó las deudas y se les asigno un padrino para darles guía y orientación en su gestión.

Algunos resultados en este sentido fueron: la disminución del endeudamiento, de un 30% en el 2007 a un 14% en el 2010; la reducción del indicador de la tenencia de las tarjetas de crédito, de un 29% a un 10% en el mismo periodo; además, se logra que el 100% de los colaboradores que participan en el programa aumenten su capacidad de ahorro.

En el eje de vivienda se ejecuto, entre otros, el proyecto “Cero Tugurios”, en el que se identificaron 34 colaboradores y sus familias que vivían en precarios, y a quienes se les movilizo a viviendas dignas alquiladas, mientras hacen la transición a su casa propia. Para ello se promovió el programa de voluntariado económico, mediante el cual los colaboradores apoyan con un aporte fijo mensual para cubrir el costo del 30% del alquiler, la empresa cubre otro 30% y el colaborador-beneficiario el 35% (5% de ahorro para la prima de su casa propia). Los proyectos de Holcim aspiran también a la “cero pobreza extrema en la empresa”. Este es un programa que busca “contribuir a la mejora integral y sostenida de nuestros colaboradores y sus familias que viven en condiciones de pobreza, y alcanzar el nivel de no pobres en un plazo de tres a cinco arlos”, explicó Jorge Vieto, gerente de Energía y Ambiente de Grupo Holcim.

Este programa se extendió a seis distritos en las comunidades vecinas, luego de firmar un convenio con el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

“Por cada diez familias atendidas dentro de la empresa recibirán igual trato cuatro familias de comunidades seleccionadas conjuntamente con el IMAS”, explicó Reneé Lagos, directora de Responsabilidad Social.

La compaña realizó una capacitación con 27 firmas públicas, privadas y universidades para dar una transferencia del know-how y que este proyecto se empiece a aplicar en otras partes.

Desarrollo Sostenible

El Instituto HOLCIM para el Desarrollo Sostenible es el brazo ejecutor en el tema de responsabilidad social de la empresa. Su visión es contribuir con el desarrollo sostenible mediante la implementación de programas y proyectos en Costa Rica y Nicaragua.

En la comunidad, por ejemplo, es promotor del fortalecimiento organizacional y facilitador de procesos de desarrollo local, mediante la consecución de alianzas estratégicas; además de canalizar la inversión social. Desarrolla diferentes proyectos en siete comunidades aledañas a los sitios de operación de la empresa.

“Es ejecutor también del programa “Red de Alianzas”, que lidera AseGrupoHolcim y en el cual están involucradas otras empresas como TACA, Femsa, Baxter, Florida, Kraft y Durman, y que tiene como objetivo final dotar de vivienda a aquellos colaboradores en condiciones de pobreza o pobreza extrema”, explicó Karla Vásquez, directora del Instituto Holcim.

Edificio verde

El edificio Holcim nace de una filosofía que prioriza las estrategias pasivas de diseño, aprovechando la energía del entorno, viento, sal y condiciones de humedad, para crear confort interno.

Solo tiene aire acondicionado en el auditorio y el área de servidores de cómputo, con una serie de ventiladores en otras secciones. Es decir, en vez de buscar una solución de climatización indiscriminada, persigue que cada zona responda a objetivos de confort ajustados a la demanda específica del lugar.

Esta estrategia básica se Integra con una filosofía de reducción del consumo de materiales, de energía y agua. Además, todos los materiales han sido seleccionados para minimizar la huella ecológica, cumplir la estrategia de desarrollo del sitio y reducir el impacto de las aguas de escorrentía por lluvias, maximizando la percolación al subsuelo.

Fuente: Revista Estrategia y Negocios, p. 33 y 34.
Por: Marilyn Gutiérrez.
Publicada: julio de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario