La basura de un año de esta familia cabe en un bote pequeño, ¡entérate!

Mientras algunas empresas, gobiernos y ciudadanos estamos pensando opciones para implementar en nuestra rutina diaria, y disminuir la cantidad de basura y residuos que hay a nuestro alrededor, varias familias han actuado drásticamente y toda la basura que se produce en su casa, en un año, ha sido del tamaño de un bote de menos de un kilo.

¿Cómo lo logran? Ellos están integrando nuevos hábitos que ayuden a consumir de manera más responsable, sobre todo que aleje de nuestra vida materiales desechables y contaminantes que solo impulsan el calentamiento global y sus efectos en la Tierra.

En promedio, una persona que habita en países desarrollados, genera cerca de 1 kilogramo por día, mientras que en países en vía de desarrollo se producen entre 400 y 700 gramos.

Es necesario cambiar nuestras costumbres y empezar por nosotros mismos para generar el hábito de no consumir productos con plástico de un solo uso.

Historia de una familia que ha vivido 11 años sin producir residuos

La familia de Bea Johnson produce en un año, una mínima cantidad de basura, es tan poca que cabe en un frasco de cristal del tamaño de un puño.

Pero no siempre ha sido así. Anteriormente ellos generaban más de dos toneladas de basura por año.

En lo que va de 2019 solo han acumulado algunas etiquetas de fruta, un pedazo de cinta aislante que uno de los hijos trajo a casa pegada en un zapato y las etiquetas de una compra de ropa.

Todo lo demás lo han reutilizado o compostado.

Para ver el avance “cero residuos”, la familia Johnson tiene 11 frascos, uno por cada año desde que viven sin ocasionar residuos.

“Esto es un estilo de vida, no una llamada a la acción ecologista”, afirma Bea Johnson, de 45 años, pionera del movimiento residuos cero. “Lo que predico, realmente no es el reciclaje. Es no tener que llegar a él”.

De esta manera ellos no producen toneladas de basura:

Bea Johnson cuenta en su libro Residuo Cero en Casa cómo una familia estadounidense aprendió a vivir sin producir basura. Se ha traducido a 26 idiomas, y generado una comunidad de dos millones de personas en redes sociales.

En él se narra que fue difícil la transición «cero residuos» pero que poco a poco ha encontrado un equilibrio. Sin embargo, hay cosas que no deja de comprar, como el papel higiénico, pero es encargado a un vendedor al por mayor que trae los rollos empaquetados en papel, y no en plástico.

Para evitar los productos cosméticos, Bea quema almendras para hacer maquillaje, sabe que tanto la pelusa de la secadora como las uñas son compostables, y solo utiliza agua y vinagre para limpiar su casa.

¿Cuál es el secreto?

Según Johnson estos son los cinco pasos para evitar el uso de plásticos:

  • Rechazar lo que no se necesita.
  • Reducir lo inevitable.
  • Emplear sustitutos para los plásticos de un solo uso.
  • Reciclar lo que no se puede rechazar.
  • Reutilizar.
  • Compostar todo lo demás.

Su familia está acostumbrada a vivir sin residuos, e incluso sus hijos no están habituados a los regalos físicos; prefieren volar en parapente o hacer paracaidismo por sus cumpleaños.

Toda mi basura de un año cabe en un bote,

Familia Johnson.

Zero Waste

Otra de las persona «cero residuos» es Lauren Singer, una mujer que ha generado tutoriales para mostrar cómo hacer un desodorante sin utilizar ningún tipo de envase contaminante, así como la forma de hacer compras sin necesidad de ocupar bolsas de plástico.

De acuerdo con Lauren Singer, su camino para ser una persona cero residuos inició en el 2012 y a partir de ahí encontró la manera de integrar la sostenibilidad en cada aspecto de su vida.

«Para mí ser ‘Zero Waste’ significa que no produzco basura y no envío nada al vertedero ni utilizo un bote de basura. Además busco reciclar y hacer composta de todo lo que sea posible», señaló.

Ella decidió crear el blog Trash is Tosser para documentar y compartir su camino diario hacia una vida cero residuos; en él, detalla cómo comenzar a tomar decisiones más responsables a favor del planeta e incluso del medio ambiente, señalando a las personas que si ella puede ser una persona cero residuos, cualquiera puede hacerlo.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.