No hay excusas para tratar diferente a hombres y mujeres en el ámbito laboral

Durante muchos años, la brecha salarial entre mujeres y hombres ha sido muy marcada. Esto, debido a que en épocas anteriores, se creía que el hombre era la persona encargada de la manutención de la casa dentro de un matrimonio.

Hoy en día las cosas han cambiado, de manera que en la actualidad, es normal que las mujeres trabajen y aporten dinero en una familia, además que sean la cabeza de un matrimonio.

En algunas empresas, todavía cuesta trabajo aceptar a una mujer en un puesto directivo y que además tenga a su cargo a varios hombres.

En Wall Street y Silicon Valley laboran muchos hombres que ya tienen varios años en esas empresas y la mayoría de los puestos son dominados por el género masculino.

Por otro lado, algunos sucesos en los que se han envuelto las empresas Uber y Fox, demuestran que los comportamientos negativos en un lugar de trabajo, pueden llevar al despido de una persona.

En esas empresas, el comportamiento sexista de los altos ejecutivos no solo tiene como consecuencia sus despidos, sino también, pueden generar iniciativas importantes para cambiar la cultura corporativa.

Arianna Huffington, miembro de la junta directiva de Uber, quien desde hace apenas un año se unió a este equipo, había sido la única mujer en esa empresa.

Apareció después de que Susan Fowler, exempleada de Uber, compartiera en su blog el acoso sexual que sufría por parte de un supervisor.

Después de la aparición de su publicación, Travis Kalanick, anunció que investigaría el caso y la cultura de Uber de manera general con Eric Holder Jr, el exproducrador general de Estados Unidos.

Tras una serie de acusaciones, se dio a conocer que hubo 215 casos de acoso sexual, intimidación, represalias y discriminación. Por lo que esto tuvo consecuencias: despidieron a 20 empleados.

La cultura sexista de Uber no es la única, varias entidades de la cadena Fox también han visto cómo los altos ejecutivos se rinden.

Tal es el caso de Charles Payne, un presentador de Fox Business, quien fue suspendido por denuncias de acoso sexual.

También Jamie Horowits, de Fox Sports, fue despedido de forma abrupta debido a referencias de comportamientos inadecuados.

Uno de los temas más recientes, es el caso de Donald Trump, quien siempre da de qué hablar después de cada una de sus declaraciones.

En el mensaje que escribió en Twitter, donde se menciona a Mika Brzezinski, la copresentadora del programa MSN “Morning Joe” es un ejemplo de los comentarios poco profesionales y sexistas que Trump ha hecho.

Por otro lado, ninguna de las mujeres con cargos importantes en el gobierno se ha expresado públicamente sobre los comentarios sexistas del mandatario estadounidense, de acuerdo con New York Times.

«Elaine Chao, la secretaria de Transporte, ha guardado silencio. Betsy DeVos, la secretaria de Educación, ha guardado silencio. Kellyanne Conway, consejera del presidente, ha guardado silencio. Tanto Melania como Ivanka Trump, han guardado silencio».

También dice el Times, que el silencio equivale a ser cómplice. Es por eso que Stephanie Rhule, presentadora de MSNC exhortó a las mujeres en cargos altos de la administración de Trump que “hablen de manera oficial y condenen los comentarios de su jefe”.

También agregó que “deberían trabajar para hacerle ver lo ofensivo de sus comentarios”.

Acerca del autor

ExpokNews