RSE

Halliburton admite la destrucción de pruebas sobre derrame en Golfo de México

Contaminación

La petrolera estadounidense Halliburton se declarará culpable de destruir pruebas sobre su papel en el desastroso derrame de crudo en el Golfo de México en abril de 2010, informaron el jueves las autoridades norteamericanas.

El Departamento de Justicia señaló en un comunicado divulgado la noche del jueves que Halliburton aceptó declararse culpable de la destrucción de evidencia durante su propia investigación de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon, en la que murieron 11 operarios y que derivó en la peor catástrofe ambiental de la historia de Estados Unidos.

Las autoridades afirmaron que Halliburton, responsable por el encofrado en cemento de la plataforma, realizó sus propios análisis computarizados del accidente en mayo y junio de 2010, los cuales fueron luego destruidos.

Además de reconocer su culpabilidad, Halliburton se comprometió a pagar una multa de 200.000 dólares y a destinar 55 millones de dólares a la Fundación nacional para la pesca y la vida salvaje. El grupo petrolero debe también colaborar con las autoridades estadounidenses en las investigaciones.

De su lado, “el Departamento de Justicia aceptó no demandar penalmente a la empresa o sus filiales por cualquier otra acción relacionada con el accidente del pozo Macondo”, señaló Halliburton en otro comunicado.

Halliburton Energy Services había construido para la firma British Petroleum el encofrado de cemento de la plataforma Deepwater Horizon, a unos 80 km frente a Nueva Orleans.

La explosión y posterior hundimiento de la plataforma provocó el derrame de cientos de millones de litros de crudo en el Golfo de México hasta que se cerró el pozo cuatro meses más tarde.

Uno de los principales temas del litigio es la cantidad de centralizadores (collares de acero) instalados en el encofrado del pozo. Mientras Halliburton recomendó 21, BP optó por seis, señaló el Departamento de Justicia.

Las pruebas de Halliburton realizadas tras el accidente y que fueron destruidas no mostraron diferencias entre utilizar una u otra cantidad de centralizadores.

Por su parte, los tests sobre la solidez del cemento también fueron eliminados.

Fuente: El Nuevo Herald.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario