Gobierno

Gravan en Francia bebidas azucaradas

El gravamen forma parte de las acciones que imponen los gobiernos europeos para mejorar los hábitos de alimentación

En un intento por reducir los índices de obesidad entre sus habitantes, autoridades del Gobierno Francés aprobaron un nuevo impuesto sobre bebidas azucaradas y refrescos comerciales, el cual entrará en vigor a partir de esta semana.

El ‘impuesto del refresco’, como ha sido titulado a través de diferentes redes sociales, forma parte de una creciente tendencia de los gobiernos europeos por gravar los alimentos y bebidas asociados con una mala alimentación y obesidad.

En 2011 Hungría introdujo el primer impuesto sobre la grasa, aplicable a todo tipo de productos ricos en grasas, azúcares y sales añadidas, incluyendo algunas variedades de bebidas carbonatadas, medida que también fue adoptada en Dinamarca en un intento por reducir los crecientes índices de obesidad entre sus habitantes.

En Octubre, las autoridades galas sorprendieron al mundo tras emitir un decreto que prohibía servir salsa catsup en comedores y cafeterías de oficinas gubernamentales y escuelas de todo el país, argumentando que el consumo de la popular salsa de jitomate no formaba parte de una dieta saludable.

Con el ‘impuesto del refresco’ también ha surgido la polémica, debido a que los principales productores de refrescos comerciales y bebidas azucaradas han revelado que se trata de una medida que busca recaudar mayores ingresos y no promover una alimentación sana entre la población.

Fuente: Reforma.com
Escrito por: Carlos Borboa
Publicada: 04 de Enero 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario