RSE

Google se une a la guerra contra el crimen organizado

Expertos, víctimas, funcionarios de varios países y técnicos de la empresa se reúnen para buscar la forma en que la tecnología puede exponer y desbaratar redes delincuenciales.

Víctimas del crimen organizado, funcionarios gubernamentales y técnicos de Google se reúnen en un evento, que empezó ayer y concluirá hoy, para buscar la forma en que la tecnología puede exponer y desbaratar redes criminales.

“Las redes ilícitas representan un problema de miles de millones de dólares que afecta a todas las sociedades del mundo y le cuestan la vida a cientos de miles de personas cada año”, dijo Jared Cohen, director de Google Ideas, que organiza la conferencia.

“Creemos que Google está en una posición única para explorar el papel de la tecnología en el combate a uno de los mayores desafíos humanos del planeta”, agregó Cohen en un comunicado.

En la reunión en un hotel en Westlake Village —al noroeste de Los Ángeles— se reunirán sobrevivientes de tráfico de órganos, trata de personas, trabajos forzados y ex niños soldados con líderes de Google y funcionarios de EU, México y otras naciones.

El objetivo de la cumbre, llamada “Redes ilícitas: Fuerzas en Oposición (Cumbre INFO)”, es discutir las formas de utilizar la tecnología para combatir el crimen internacional, que dirige sofisticadas operaciones en línea.

Entre los participantes destacan Juan Pablo Escobar, hijo del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar; el subsecretario de Defensa de EU, Andrew Weber; Brian Dodd, director de los esfuerzos contra el terrorismo y el crimen internacional de la DEA, y el colombiano Andrés López, escritor de El cártel de los sapos, donde el autor relata desde la cárcel su experiencia en el cártel Norte del Valle. El libro fue adaptado para la televisión en una serie de Caracol Tv en 2008.

Asisten además víctimas de redes ilícitas como Kimmie Weeks, un ex niño soldado de Liberia; y Rani Hong, sobreviviente del tráfico de niños en India.

En los encuentros, liderados por el presidente de Google, Eric Schmidt, participará por parte de México el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, además de Ron Noble, secretario general de la Interpol, entre otras autoridades bancarias, aeroportuarias y gubernamentales de varias naciones.

Primera sesión

Durante la primera sesión del evento expusieron los riesgos del mercado global de tejidos humanos, “un negocio de millones de dólares”, dijo Katherine Willson, periodista especializada en redes ilícitas del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). “Es una industria legítima en su mayor parte, pero el mercado legal puede ser suministrado con tejidos ilegales”, advirtió.

Un estudio de la ICIF presentado por Willson, cuya investigación tomó ocho meses y se realizó en 11 países, cita un caso en Ucrania, donde las autoridades hallaron en febrero de este año que redes ilícitas tomaban ilegalmente tejidos en una morgue.

“Los documentos confiscados sugieren que los restos de los ucranianos muertos eran enviados a una fábrica en Alemania, que pertenece a una subsidiaria de una compañía de productos médicos estadunidense, RTI Biologics, con sede en Florida”, señala la investigación expuesta.

En la presentación, se mostró un video con imágenes en las que se retiraba la piel superficial de los cadáveres, se recortaba y era guardada y etiquetada en frascos.

Una pareja de ucranianos, entrevistada en el documental, relató haber descubierto que su hijo fallecido tenía cortes en las muñecas que los llevaron a notar que el cuerpo había sido reciclado como “material anatómico”.

“Hicieron dinero con nuestra desgracia”, asegura en el video el padre del infante.

El mercado de tejidos provee insumos para productos dentales y médicos que son rutinariamente implantados en pacientes en todo el mundo.

La pesquisa del ICIJ costó entre 100 mil y 200 mil dólares y conllevó la investigación de más de 200 empresas, señaló Willson en la conferencia.

Al rescate de lenguas indígenas

Google presentó ayer su plataforma en internet www.endangeredlanguages.com que se propone compartir materiales digitalizados sobre más 3 mil lenguas de todo el mundo en peligro de extinción, incluidas 64 que se hablan en México.

Desde el navajo (Estados Unidos) hasta el aragonés (España), pasando por el koro (India), el zapoteco (México) o el burunge (Tanzania), la nueva plataforma cuenta con un mapa en el que se pueden rastrear 3 mil 56 de estas lenguas.

“Es una plataforma abierta en línea donde cualquier persona puede acceder y empezar a compartir materiales de esas lenguas que están catalogadas como en peligro de extinción”, explicó el director de Marketing para México de Google, Miguel Alba.

“Hoy en día se hablan en el mundo 7 mil lenguas y la mitad de ellas está estimado que no lleguen a ver el cambio de siglo”, abundó.

Alba agregó que no se tiene por qué limitar al catálogo actual, sino que se pueden identificar a través de la plataforma lenguas que no estén incluidas.

“Es una plataforma que está dirigida a cualquier persona, pero quienes seguramente darán un mejor uso, la aprovecharán a detalle son instituciones que están dedicadas a la investigación”, afirmó.

Fuente: milenio.com
Publicada:

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario