Fundaciones Empresariales Notas

¿Qué rol tienen las fundaciones empresariales ante los desastres naturales?

emilio guerra

desastres-naturales

Por: Emilio Guerra Díaz

Sin duda uno de los temas “anclados” a la Responsabilidad Social Corporativa es el de protección civil. Esta área ofrece diversas oportunidades para crear una cultura de preservar la vida, los bienes (en la medida de lo posible) y el orden dentro de una situación de emergencia.

La historia mundial registra en la memoria de la humanidad algunos hechos que consternaron a grandes civilizaciones. Desde la quemazón de Roma por Nerón en el año 64, pasando por el incendio que destruyó Londres de 1666, o más reciente en los primeros años del siglo pasado el gran sismo de San Francisco de 1906 que como recordará el lector, el aspecto más destructivo fue el incendió posterior al movimiento telúrico para el cual no se estaba preparado.

Desde esos ejemplos se ha visto madurar a las sociedades para organizarse a fin de salvar vidas. En México la lección de la explosión de San Juanico en 1984 y la de los sismos de 1985 y recién los efectos devastadores de inundaciones que se han registrado en Tabasco, Chiapas, Guerrero, etc. en los últimos años, ponen en alerta a la población para saber reaccionar ante una eventualidad.

Los que vivimos el terremoto de 1985 en la ciudad de México luego del restablecimiento de las condiciones socio económicas, pudimos atestiguar cómo el gobierno de nuestra nación recibió además de la ayuda humanitaria asistencia técnica de dos países con amplia trayectoria en protección civil.

Por un lado Japón nos proporcionó a partir de la Japan International Colaboration Association (JICA, un agencia gubernamental), recursos económicos y humanos para crear el Centro Nacional de Protección a Desastres (Cenapred), cuyo cuartel general se encuentra en el sur de Ciudad Universitaria en un terreno dado en comodato por la UNAM para albergar a esta dependencia.

Japón indirectamente influyó para que en nuestro país existiera una revisión generalizada a los estándares de construcción de cualquier tipo de edificación elevando el nivel de resistencia de materiales. Esas normas han tenido vigencia, pero muchos aseguran que se ha ido flexibilizando por razones económicas y… de corrupción para que a través del ahorro en materiales los proyectos arquitectónicos se consoliden. Gracias a ese apoyo contamos con un laboratorio para experimentar la resistencia de materiales a los movimientos telúricos.

Por otra parte, Francia brindó un extraordinario apoyo al compartir los procedimientos de rescate y salvamento. Sus bomberos, junto con los de Japón, Alemania, Canadá, Reino Unido y Estados Unidos, son los mejores equipados, pero los galos mostaron su profesionalismo al apoyar sus labores con perros de rescate.

México pudo entonces recibir estímulos para que su sociedad civil se organizase para aprender a actuar. Se consolidaron el Grupo Topos y los Perros de Búsqueda y Salvamento, pero estas organizaciones requieren de mucho apoyo al igual que nuestros cuerpos de rescate. Basta ver el equipo y trajes que tienen nuestros bomberos en todo el país. Prácticamente podemos señalar que nuestros cuerpos están en el tercer mundo y las organizaciones civiles no reciben los donativos suficientes para fortalecer su labor.

Por los efectos devastadores de las eventualidades hidro-meterológicas, sismológicas, riesgos químicos y físicos así como las amenazas socio-organizativas, las empresas han incorporado a sus estrategias de inversión social el concepto de protección civil, desde las normas obligatorias como medidas acatadas voluntariamente, pues se trata de proteger a los colaboradores y desde luego a la comunidad donde la empresa tiene presencia.

Las modernas fundaciones empresariales están considerando incluir el tema en sus actividades hacia adentro y hacia afuera de la empresa. Algunas empresas desarrollan estrategias de traslado de víveres para apoyar el Plan DNIII, otras ofrecen su infraestructura para asegurar el abasto de medicinas y alimentos como Fundación Walmart. Unas más apoyan el traslado de heridos a nosocomios para su atención. Otras fundaciones empresariales, como Telmex, cuentan con brigadas de voluntarios que apoyan diversas tareas, pero sobre todo una, reestablecer condiciones de comunicación para brindar el servicio a fin de localizar y saber la situación de familiares en una zona devastada.

En el tema de protección civil hay mucho quehacer, he aquí algunas ideas:

• Vincularse con la Cruz Roja para capacitar a empleados a fin de brindar primeros auxilios y rescate
• Asesorarse de instancias públicas como el propio Cenapred y otras OSC para detectar áreas de seguridad, procedimientos en emergencias y organización de brigadas o de rescate o de apoyo a la alimentación de víctimas y damnificados
• Financiar la adquisición de equipos de rescate y salvamento, atención médica y labores de prevención
• Establecer alianzas con otras empresas y fundaciones de la zona geográfica para establecer protocolos de actuación compartidos
• Contribuir a la cultura de la protección civil dando cursos y capacitación a los colaboradores y que lleven ese conocimiento y procedimientos a sus casas
• Reclutar y capacitar voluntarios y contar con entrenamiento al menos dos veces al año
• Desde luego, establecer la señalización que manda la Ley para evacuar y señalar puntos de seguridad
• Crear fondos de reserva que con algunos centavos diarios o periódicos, se junten recursos en un fondo de contingencia que resulta benéfico para la empresa, la fundación y la comunidad

Trabajar e invertir recursos en protección civil constituye además de ser un excelso acto humanitario, una estrategia de ganar-ganar. Solo preparando a los distintos grupos de las partes interesadas es como se disemina una cultura de protección civil que corresponde tanto al gobierno como a la sociedad en general.

Desde el Consejo Directivo

Este jueves se reunirá por última vez el Comité Asesor de la investigación Fundaciones Empresariales que lleva a cabo el Centro de Investigación y Estudios sobre Sociedad Civil que encabeza la Dra. Jacqueline Butcher, señaló el Presidente del Directorio. Ha sido un gran esfuerzo por comprender la dinámica que hay en torno a la creación de una institución de esta naturaleza. La investigación ha entrado en la recta final y pronto se tendrán los resultados que traerán además recomendaciones para los empresarios que deseen fortalecer sus programas de inversión social con este tipo de asociación.

María Luisa Lara presentará, recordó la tesorera, este jueves su libro “Creando Impacto: Un acercamiento efectivo para reducir la pobreza” en el Club de Industriales de la ciudad de México. En esta obra se vincula a la RSE con temas de interés común. Habrá que leerlo con mucho interés.

El Director de la asociación recordó al Directorio que en pocos días se llevará a cabo el encuentro correspondiente a la ciudad de México del I Congreso Iberoamericano de Voluntariado Corporativo que organizan Voluntare y el Centro Mexicano para la Filantropía. Una excelente oportunidad para conocer qué hacen otras empresas e inspirar la creación del propio programa.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario