Fundaciones Empresariales

Fundaciones empresariales invierten en la comunidad

Fundaciones empresariales invierten en la comunidad

Conoce la inversión social de algunas fundaciones empresariales.

Fundaciones empresariales invierten en la comunidad

Inversiones vía Shutterstock

Por: Emilio Guerra Díaz

Afortunadamente la figura de fundación empresarial está mostrando cada vez más su utilidad para corporaciones que desean dar continuidad, rumbo y sostenibilidad a sus acciones de inversión social, como se puede constatar en acciones que han emprendido tanto fundaciones creadas hace varios años como las más recientes.

En Chihuahua, se anunció la semana pasada una alianza que han sellado la Fundación Bafar y la Secretaría de Desarrollo Social, que beneficiará, según las fuentes oficiales, a más de 516,000 familias. La colaboración incluye diversas acciones entre las que se pueden señalar: ofrecer 2 millones de comidas completas, brindar más de 20 mil cursos de capacitación, atender directamente a 6 mil 900 niños y enlazar el trabajo que realizan 150 organizaciones de la sociedad civil en el estado. El programa de la Fundación Bafar contempla aprovechar la alianza que tiempo atrás firmo con la Fundación Real Madrid para abrir escuelas socio-deportivas, modelo que el jaliciensce Rafael Márquez también está desarrollando en su estado. En el primer caso las escuelas se enfocarán a inscribir en la matrícula de alumnos a por lo menos 500 niños indígenas.

En lo que respecta a las comidas completas, ya la Fundación Bafar había desarrollado un programa especial para apoyar a algunos bancos de alimentos y Casas de Cuidado Diario, por lo que la experiencia le permitirá que con el apoyo de Sedesol podrá ser más contundente. Por su parte la Sedesol apoyará en el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil.

También en Chihuahua, la Fundación Index, que representa una unión e empresas maquiladoras del estado, presentará su informe anual de actividades del 26 de noviembre próximo y compartirá con el público en general algunos datos sobre el resultado de programas como los de becas técnicas, atención e hiperactividad, detección oportunida de cáncer de próstata, amplicación de vivienda AVI y apoyo a la comunidad; así como “Ver bien para aprender mejor”, “Oír bien para aprender mejor” y el Jardín de Niños Index.

En otras latitudes, la Fundación Vanguardia invirtió durante octubre recursos económicos en Saltillo para recuperar y rehabilitar dos plazas públicas, una en la colonia Lomas de Lourdes y la otra en Praderas. También donó contenedores de basura para diversas instalaciones deportivas y centros sociales. La rehabilitación de este tipo de espacios genera en la comunidad usuaria un deseo de preservar sus instalaciones y dignifica los espacios públicos.

Por otra parte, muchos analistas políticos y periodistas coincidieron en resaltar el hecho de que se ha mejorado sustancialmente la preparación para prevenir y atender emergencias. En el caso de fundaciones empesariales hubo una importante proactividad, pues por ejemplo, la Fundación Walmart detonó su sistema de atención a desastres y ya tenía listas miles de despensas para llevar a zonas devastadas. Esta fundación entregó anticipadamente 100 toneladas de alimentos a la Secretaría de la Defensa Nacional y a la Cruz Roja Mexicana. Dicha cantidad de alimentos significa atención a 225 mil familias.

En Oaxaca, Fundación Teletón, la instancia que dona recursos captados por los eventos de diciembre, firmó un convenio con el Infonavit con el propósito de echar a andar un programa de vivienda incluyente. La idea es que desde la concepción de vivienda popular se considere que pueden habitarlas niños o adultos con necesidades especiales y que se diseñen espacios que les faciliten su estancia. Piense el lector, por ejemplo, en la necesidad de espacio para una familia con un integrante que necesite desplazarse en silla ruedas.

La Fundación Carlos Slim firmó un convenio de colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo que contribuirá a dotar de médicos para algunos países de Centroamérica. Se trata de becar toda la carrera universitaria de 2 mil estudiantes que tendrán el compromiso de atender a poblaciones vulnerables o de escasos recursos en sus países. Los estudiantes podrán cubrir cursos de salud materna y neonatal y cursos de vacunología que se ofrecen en la Plataforma Interactiva para la Educación desarrollada por la fundación del magnate mexicano.

Respecto a nuevas iniciativas de creación de fundaciones, los hermanos de un joven de nombre Santiago, fallecido luego de años de batallar contra el cáncer, se dieron a la tarea de fundar una organización para perpetuar su nombre. Así recién nació la Fundación Santiago en la ciudad de México, que adoptará esa causa y según los creadores se encargará de levantar recursos para destinarlos organizaciones que trabajan contra el cáncer.

Pero toda este tipo de aportes que hacen diversas fundaciones empresariales no es bien comprendido por algunos actores sociales. En Chihuahua, la FECHAC, que realizó con gran éxito su encuentro estatal en Parral, no ha recibido desde hace 5 meses los recursos que deben ser trasferidos por el gobierno estatal, que los capta en su sistema de recaudación de impuestos al Fideicomiso que administra la propia fundación. Es importante recordar que ese dinero, en este caso 103 millones de pesos, no pertenece al gobierno. Es decir, no es una donación de dinero público a una fundación privada, sino que se trata de las aportaciones que miles de empresarios decidieron hacer a FECHAC, conocidas como “autoimpuesto”, pero que se captan en los mecanismos hacendarios de gobierno. Para vigilar el uso adecuado de los recursos en el fideicomiso interactúan funcionarios públicos pero sobre todo miembros de la iniciativa privada.

Como podrá reflexionar el lector, cada vez es más frecuente advertir que por doquier la actividad filantrópica organizada va en aumento, y que si bien aún no está integrada una cultura de la donación en los mexicanos que se refleje en contribuciones sostenidas y permanentes, vamos por buen camino. La generosidad que distingue al mexicano debe transitar de acciones esporádicas y cara a cara, a donaciones organizadas para tener más contundencia y más cultura filantrópica.

Desde el Consejo Directivo

“A veces no se entiende a la sociedad civil en las luchas que emprende ya que son, paradójicamente, contradictorias”, dijo el presidente del Directorio. Respecto a la marihuana se señala que no se debe legislar para tutelar lo que una persona desea consumir o no, como como lo planteó Lisa Sánchez, directora de Drogas de la asociación México Unido Contra la Delincuencia. En el mismo tenor se tiene a Luis González de Alba quien en su colaboración en Milenio Diario expresó que lo que de fondo se discutirá con el proyecto del ministro Arturo Saldívar es “el derecho de los adultos a disponer de nuestro cuerpo como se nos pegue la gana sin afectar a terceros”. Por otro lado, en sentido contrario, organizaciones como El Poder del Consumidor y la Alianza por la Salud Alimentaria desean tutelar sobre el cuerpo de los mexicanos dictando qué tipo de consumo deben hacer respecto a las bebidas con alto contenido calórico.

La secretaria del Consejo Directivo señaló que el 18 de noviembre la asociación Civil Asexoría conmemorará el Día Internacional de la Prevención del Maltrato y Abuso Infantil (que se celebra en todo el mundo el día 20) con un evento en el Museo Memoria y Tolerancia. Habrá que estar pendientes el programa.

El director recordó a los miembros del Directorio que la Association for Fundraising Profesionals (AFP) invita a celebrar el Día de la Filantropía el 19 de noviembre próximo en su evento anual que este año se llevará a cabo en el restaurante Hacienda de los Morales. Como cada año sus integrantes celebran la generosidad y reconocen a organizaciones y personalidades que destacan en un determinado campo. En esta ocasión ser reconocerá a Alejandra Alemán Koidi como Filántropa del Año; Carolina Silva Oseguera como Voluntaria del Año y la Fundación Becar IAP como Fundación del Año.


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

1 comentario

Dejar un comentario