Notas

Finalmente tenemos reforma política

Escrito por ExpokNews

Se especula que fue resultado del momento crítico en el que el PAN la exigió al PRI y sus aliados a cambio de votar a favor la reforma energética. Incluso se otorgaron dispensas en la Cámara de Diputados para que sólo fuera discutida en el Pleno y no en Comisiones como lo dicta la lógica para el calado de esta reforma. Puede sonar deleznable, pero en política todo se vale, más cuando los partidos siguen tomando decisiones verticales.

Para algunos de los representantes populares (llámesele mejor de los partidos), como la ahora diputada verde Ruth Zavaleta, “no importa que la crítica sea que sean monedas de cambio, no importa, (porque) estamos construyendo acuerdos y los acuerdos son eso… una nueva perspectiva para este país” y continúa: “¿no es eso lo que queríamos como legisladores? Yo me siento orgullosa”. Un discurso motivador, pero sofista.

Es cierto que la reforma es un avance en materia política, pero se quedó a medias. Entenderlo no era difícil, sólo había que escuchar y trazar una ruta crítica con los ciudadanos. Más que eso, con los especialistas.

Por ejemplo: ¿cuál fue la intención de requerir que los partidos avalen la reelección de un presidente municipal o legislador? ¿Por qué no dejarlo a la elección ciudadana que así podría aprobar o castigar esa gestión de manera directa?

Las respuestas no las sabemos de primera mano porque nunca las plantearon los legisladores de manera abierta. Más bien se hacían cuestionamientos para “estirar la liga” en la otra “pista de acuerdos”, la que les da poder.

Lo mismo pasó en la reforma hacendaria, cuando el PRD dio su voto al gobierno y al PRI a cambio de inversiones en los estados donde gobiernan.

Colectivos ciudadanos a nivel nacional como #reformapolíticaYA o #relecciónmunicipal entre otros, conformados por organizaciones de la sociedad civil especializadas en la investigación socio política y de competitividad, pusieron los puntos precisamente en los temas finos de esta reforma, pero parece que por hoy, la coyuntura no fue tan generosa como para permitir que sus alegatos prosperarán.

Ante ello, el sistema democrático en nuestro país palidece. ¿De qué sirven los avances de la reforma cuando no se generaron las discusiones racionales necesarias para hacérselos entender de entrada a los propios legisladores y, como deseada consecuencia posterior, a toda la sociedad? ¿A dónde vamos con esa dinámica de país?

Si la reforma política pretendía una nueva perspectiva para el país, como lo dijo la orgullosa diputada Zavaleta, entonces ¿por qué no discutirla desde precisamente esa nueva perspectiva? La respuesta radica en que hubieran tenido que generar verdaderas garantías para la participación ciudadana en el tema de la reelección y en los demás temas, contexto que a los partidos no les hubiera convenido.

Así, que “a otro perro con ese hueso”, los ciudadanos entendemos las limitaciones de nuestros representantes, pero no las justificamos.

Esta reforma es un avance, pero no es la realidad en la que queremos convivir. No hay mucho que agradecer, menos sentirse orgullosos de nada.

Las organizaciones sociales, académicas y de investigación, seguiremos en la lucha por lograr una democracia más participativa e incluyente, que brinde mejores oportunidades a todos, que abra a los gobiernos a la rendición de cuentas y la eficacia, que detone la competitividad y la economía social y que centre su interés en el ciudadano, porque finalmente somos ciudadanos quienes formamos la nación.


leopoldo lara puente

José Leopoldo Lara Puente

Candidato a Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, España, Leopoldo Lara Puente es un Notario Público tamaulipeco que se ha distinguido por ser promotor del capital social y del ejercicio de los ciudadanos en las acciones públicas. Fundador de diversas organizaciones de la sociedad civil y empresariales, actualmente es editorialista de un periódico de su localidad, desde donde nos comparte sus propuestas y experiencia ciudadana.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario