Ciudadanía en Construcción

Falleció Don Salvador Domínguez Reynoso, gran voluntario y filántropo

Conoce un poco acerca del trabajo de Salvador Domínguez Reynoso.

planta

A Salvador Domínguez Reynoso
In memoriam

Para su familia, un abrazo fraterno

Por Emilio Guerra Díaz

El pasado martes se registró por la tarde el deceso de Don Salvador Domínguez Reynoso quien fuera un gran filántropo mexicano. Don Salvador impulsó la creación de diversas organizaciones, una de ellas a la que más atención le dedicó fue la Fundación Centro de Comunicación Cristiana de Bienes IAP, que justo el viernes 9 de septiembre celebra sus primeros 25 años de vida en el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC, que también fundara).

Salvador fue un extraordinario padre de familia, un marido ejemplar y padre sin igual. Profundamente religioso observó y vivió los valores de la iglesia católica y los ponía en práctica a través de sus actividades altruistas, dignificando la asistencia privada en México alejando los conceptos peyorativos que algunas personas dan cuando confunden aquella con el “asistencialismo”.

Pero también Salvador fue un hombre profundamente espiritual y pese a una diabetes que le acompañó gran parte de su vida, no mermó en su ánimo porque era muy disciplinado y alguna vez me contó que realizaba una estricta rutina de ejercicio diario para mantenerse en forma.

Era afable, mesurado, discreto. Nunca, en los años que lo traté y en los que colaboré con él en el Consejo Directivo de CCB lo vi enojado, fuera de lugar. Con sus colaboradores siempre fue en extremo educado, me decía Mary su entrañable compañera de oficina era una delicia trabajar con él. Fue formador de diversas personas en el sector y les inspiró a trabajar en organizaciones filantrópicas. En fin, fue siempre todo un caballero.

Fue un líder especial. Nunca quiso el reflector, ni recibir créditos o un beneficio personal. Todo lo contrario la sencillez de su persona, lo austero de su vida y su profundo amor al prójimo dictaban sus acciones. Otro gran rasgo de su liderazgo fue pensar y actuar en equipo. Impulsó diversas iniciativas sociales muchas de ellas de inspiración cristiana y otras tantas, la mayoría, civiles.

Era un hombre de redes y alianzas. Es decir, tenía la certeza de que trabajar de esa forma es el camino de la sociedad civil. Por ello se dio a la tarea de convocar en las oficinas de CCB a diversas organizaciones especialistas en temas que dieran sentido a una coalición. Hace 10 años cuando mucho impulsó algunos foros de Redes y de ahí se derivó otra idea, constituir la “Red de Redes” que brindará servicios para constituir redes, facilitar su trabajo y ofrecer capacitación. Recuerdo en particular el apoyo que dio a la Red por el Adulto Mayor.

Tan solo de su larga y fructífera actividad se pueden citar el impulso que hace más de 20 años dio a constituir la Red Mexicana de Servicio en Emergencias donde convocó y exhortó a decenas de organizaciones a trabajar en red para tener mayor impacto. Hospedada en Cáritas Mexicana, la Red Mexicana de Servicio en Emergencias involucró a Ricardo Bucio Mújica y a Ana María Chanona, con quienes tuvo gran amistad. Esa red luego derivaría en otros proyectos y programas de asistencia social.

Nunca abandonó el tema de servir a los demás en casos de desastres, era como una especie de pasión muy personal que le acercaba al concepto más puro de misericordia, a tal grado que organizó a otras organizaciones filantrópicas y empresarios a brindar ayuda en el terremoto que devastó a Haití hace caso como un lustro. Realizó varias visitas a la isla afectada. Esos viajes no fueron nada gratos, más bien un suplicio. Vivió de cerca el sufrimiento de miles de personas que perdieron a sus seres queridos, incluso alguna extremidad de su cuerpo y desde luego también su patrimonio pero no cesó en ayudar al menos durante un largo año y medio. Legó la creación del Instituto Haitiano de Doctrina Social Cristiana.

Además, Don Salvador Domínguez Reynoso fue un activo voluntario y mentor. Durante toda su vida ayudó donando tiempo como patrono o consejero. Fue Patrono de la Fundación para la Promoción del Altruismo IAP, de la Fundación León XIII, Pastoral Social de Cáritas, del IMDOSOC, de esta última organización fue fundador y Presidente Honorario Vitalicio al igual que en la Fundación Comunidad Cristiana de Bienes, entre otras tantas organizaciones. Recibió a finales de los años sesenta una condecoración por parte del gobierno de la entonces República Federal Alemana.

Don Salvador provocó un sin número de reuniones para crear una red de voluntariado y facilitó el encuentro entre personas que querían servir y organizaciones que los podían recibir. En CCB contaba con un equipo que dedica esfuerzos para convocar voluntarios para apoyar el funcionamiento de centros de desarrollo comunitario y formó a varias personas en el servicio que hoy disfrutan el dar más que el recibir.

Su vida es un típico ejemplo de un profesionista exitoso que con trabajo arduo creó su patrimonio y el bienestar de su familia, pero por otra parte, como filántropo siempre hallaba tiempo para participar. Es como un edificio donde los pilares que lo sostienen es el amor al trabajo, la capacidad y preparación profesional y los valores con los que actuó. Su labor filantrópica sería el edificio que vemos a lo lejos lleno de pisos donde cada nivel representa una organización que fundó, ayudó a crear o prestó servicio.

Qué en paz descanse y nuestro reconocimiento a una persona que se ganó a pulso un lugar en los filántropos más comprometidos y generosos que hemos conocido en el México moderno.

Aquí dos videos sobre su trayectoria


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]