RSE

Estrategias de las ESR para elevar la calidad de vida de sus colaboradores

Alianza
Por: Leopoldo Lara Puente

“La comunidad la construimos entre todos y todas”.

Esa fue la reflexión colectiva el día de ayer, cuando concluimos el cuarto módulo del Diplomado sobre Responsabilidad Social que llevamos a cabo desde la Fundación Comunitaria LaRed2, A.C.
Participaron en él, 46 personas, de 22 organizaciones, entre empresas, universidades y asociaciones civiles de la Región Laredo. También lo hace un representante del Gobierno Municipal.

El tema fue muy relevante: la promoción de los derechos humanos como una estrategia de las organizaciones socialmente responsables para elevar la calidad de vida de sus colaboradores. La visión se extendió más allá de lo que las empresas u organizaciones llevamos a cabo, se acercó a propuestas de alianzas intersectoriales para atender la gran problemática que se vive en nuestra región fronteriza.

Esa visión fue posible por una gran innovación que llevamos a cabo desde el módulo anterior: escuchar a nuestros grupos de interés.

En esta ocasión tuvimos la participación en un panel, de tres organizaciones de la sociedad civil que luchan diariamente por difundir y fomentar los derechos humanos en la localidad: el Grupo Prodignidad de la Mujer, A.C.; el Centro Convihviendo, A.C.; y la Casa del Migrante Nazareth, A.C., tres instituciones de la sociedad civil que han logrado no sólo intentar resolver la problemática inmediata de los grupos vulnerables que en lo particular atienden, sino además construir el desarrollo de la comunidad en base a modelos lógicos de participación, como unos verdaderos gerentes sociales, agentes para la transformación comunitaria.

Las mujeres, los migrantes y las personas infectadas de VIH, tres grandes grupos tradicionalmente excluidos por nuestra cultura y sobre los que ha costado tanto trabajo hacer empatía en la comunidad, hoy fueron el eje de la reflexión y desde esa perspectiva, lo que las organizaciones de la sociedad civil han construido como parte de nuestro tejido social.

La idea era visualizar y confrontar nuestro accionar cotidiano, con los esfuerzos que grupos de voluntarios llevan a cabo con una visión más profesional que los propios organismos gubernamentales que atienden esa problemática.

La conclusión: integrarnos en alianzas intersectoriales para impulsar ese esfuerzo con la fortaleza de todos los sectores: con los recursos y capacidad administrativa de los empresarios; con el conocimiento del campo de los activistas y organizaciones de la sociedad civil; y con la metodología de los centros de investigación y universidades.

Pero hablamos de ir más allá. Hablamos también de convocar a los gobiernos a que participen en esa alianza con nosotros, aportando algo que nos corresponde a todos: los recursos públicos.

La alianza entre sectores, entre ciudadanos comprometidos con su entorno debe partir de una premisa central: el interés de muchos y muchas por llevar a cabo acciones para construir nuestra comunidad. Muchos añoramos el antiguo Nuevo Laredo, extrañamos la tranquilidad que nos daba vivir casi en familia, pero también estamos conscientes que el crecimiento implica nuevos desafíos y que ante ellos no es posible regresar al pasado, sino construir sobre lo que ya logramos.

Hoy, con la participación vigorosa y activa de verdaderos líderes comunitarios como la Hermana Virginia, el Padre Luis o Tamara Trejo, tuvimos los asistentes al Diplomado quizá nuestra principal lección, al abrir una ventana amplia al verdadero trabajo social, que sin mayores ambiciones más que el servicio colectivo, llevan a cabo con muchas carencias estas personas de carne y hueso, en la base, donde está el problema.

¿Qué requieren de los demás? Empatía, claridad y disposición; valores que el día de hoy intentamos potenciar y que si permanecen vigentes durante más tiempo, van a lograr generar esas alianzas, de tanto beneficio para la comunidad.

Hoy, gracias a su participación, tuvimos la certeza de que todas las acciones son importantes y de que no hay retos que no se puedan superar. Hoy nos quedó claro, que con una organización eficiente podemos modificar nuestro presente y lograr eventualmente, construir esa comunidad que soñamos.


leopoldo lara puente

José Leopoldo Lara Puente

Candidato a Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, España, Leopoldo Lara Puente es un Notario Público tamaulipeco que se ha distinguido por ser promotor del capital social y del ejercicio de los ciudadanos en las acciones públicas. Fundador de diversas organizaciones de la sociedad civil y empresariales, actualmente es editorialista de un periódico de su localidad, desde donde nos comparte sus propuestas y experiencia ciudadana.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]