Nutrición para días grandiosos

Esto es lo que debes comer antes y después del ejercicio

Conoce los alimentos que harán a tu cuerpo aprovechar mejor el ejercicio

Kelloggs

Para mantener un estilo de vida saludable, siempre es bueno incluir en la rutina diaria una alimentación balanceada y una rutina de ejercicio. Tampoco está de más recordar que existen opciones de alimentos que pueden mejorar el resultado del ejercicio, ¿quieres saber cuáles son los más recomendables?

Si comes lo correcto antes y después de hacer ejercicio, puedes facilitar la construcción de músculos y propiciar un mejor funcionamiento del organismo para lograr más rápido el objetivo de la actividad. A continuación te compartimos algunos alimentos recomendables antes y después de la actividad física.

Ejercicio vía shutterstock

Ejercicio vía shutterstock

Proteínas: el yogurt griego, los huevos cocidos, proteína de arroz, de guisante o la clara de huevo son excelentes opciones para construir músculos y recuperarse después de un arduo entrenamiento.

Carbohidratos: un plátano, un vaso de avena o camote, son alimentos que ayudan a estimular la liberación de insulina. Si se manejan porciones moderadas, ayudan al cuerpo a mantenerse saludable.

Grasas saludables: alimentos como las nueces, el aceite de coco o el aguacate proporcionan energía, vitaminas y minerales. Si se consumen antes del ejercicio, debe de ser en porciones pequeñas, de lo contrario dificultará el entrenamiento.

Los expertos recomiendan después de hacer ejercicio, preparar un smoothie o licuado con polvo de proteína y frutas, o bien, ingerir una combinación de carbohidratos y proteínas.

Una excelente opción es un pedazo de carne magra o pescado, pollo o jamón de pavo, huevo, arroz blanco o café, papas, nueces o una rebana de pan. De esta manera estaremos proporcionando al cuerpo lo necesario para recuperarse después de una rutina de ejercicio, complementándola con una dieta equilibrada.

Lo ideal es consumir algo los cuarenta minutos posteriores al término de la actividad; ya que en este periodo el cuerpo asimila mejor los nutrientes que los aportes.

Además, es fundamental beber agua antes, durante y después del entrenamiento para reponer las pérdidas hídricas. De esta manera se logrará eliminar toxinas y productos de desecho con más facilidad y reponer las reservas de glucógeno muscular.

Fuente:
comeconsalud.com

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario