Ambiental

Encarcelados por realizar una protesta pacífica, los activistas de Greenpeace deben ser liberados

A 21 días de su detención, este jueves 7 de enero, los cuatro activistas de Greenpeace que fueron encarcelados durante la cumbre del clima en Copenhague tendrán su primera comparecencia ante un juez. Greenpeace está trabajando intensamente para que el juez les conceda la libertad con el compromiso de comparecer ante el tribunal en una fecha posterior de ser necesario.

El director de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, inició hoy en Madrid un recorrido en apoyo de los activistas que participaron en la protesta pacífica durante la cena de gala que la Reina de Dinamarca ofreció a los jefes de estado y de gobierno, reunidos en Copenhague el pasado 17 de diciembre.

Kumi Naidoo ha viajado desde su localidad de residencia, Durban (Sudáfrica), hasta Madrid para comenzar una gira que le llevará hasta Oslo, Londres y Copenhague, donde asistirá a la comparecencia del día 7, cuando se decidirá la puesta o no en libertad de los cuatro arrestados, entre los que figura Juan López de Uralde, director de Greenpeace España.

Naidoo acudió a la embajada danesa en Madrid donde se reunió con el consejero político, Morten Skovgaard Hansen, a quien expresó la preocupación de la organización ecologista por la desproporción de las medias tomadas contra los activistas tras la protesta pacífica.

El objetivo de la visita de Naidoo es reclamar la inmediata puesta en libertad de los cuatro detenidos, recalcando la embarazosa situación en la que se ha colocado el propio gobierno danés al alargar innecesariamente su estancia en prisión sin juicio, algo que repercute muy negativamente en la reputación del país nórdico.

Greenpeace reclama a España, que ostenta la Presidencia de la Unión Europea desde el 1 de enero, actúe de forma urgente para poner fin a esta situación. El gobierno español ha asegurado a Greenpeace que no quieren que la detención de sus cuatro activistas sea un problema que no sea resuelto con rapidez, ahora que empieza la presidencia española de la UE.

“El presidente Zapatero no puede permitir que España y la Unión Europea sean conocidas en todo el mundo por aplicar medidas desproporcionadas a unos ciudadanos que protestaron pacíficamente contra la mayor amenaza que sufre la humanidad, el cambio climático”, declaró Mario Rodríguez, director de campañas de Greenpeace España.

Greenpece espera que los cargos de los que se acuse a los activistas sean proporcionales a la actividad pacífica que desarrollaron. Los cuatro detenidos en Copenhague estarán presentes en el caso de que se celebre un juicio por su protesta, tal y como ha hecho siempre Greenpeace en sus 40 años de historia. No existe ningún riesgo de fuga, a pesar de que la policía danesa siga utilizando este argumento como excusa para mantenerles en prisión preventiva en régimen de aislamiento, señaló.

Los cuatro detenidos, Nora Christiansen, de Noruega; Juan López de Uralde, de España; Christian Schmutz, de Suiza y Joris Thijssen ciudadano holandés, enfrentan cargos por transgresión, hacerse pasar por un oficial de policía y falsificación de documentos, cargos que se ven agravados porque se encontraban en la proximidad de la reina Margarita, es decir, en el palacio durante la cena de Estado, celebrada el jueves 17 de diciembre. Joris no fue detenido en el palacio, sino en un restaurante al mediodía del día siguiente, sin orden de aprehensión de por medio.

Por varios días permanecieron sin visitas. Ahora pueden recibir sólo a sus familiares más cercanos pero las muestras de apoyo y solidaridad han sido muchas. Hasta hace unos días en la oficina de los países nórdicos se habían recibido16 kilos de correo para ellos.

Asimismo este miércoles 6 de enero se realizará una concentración a partir de las 19:00 horas en la puerta de la embajada de Dinamarca, en Madrid, y en los consulados de otras 20 ciudades españolas para exigir la libertad de los detenidos.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario