RSE Videos

El video que Doritos NO quiere que veas

El video que Doritos NO quiere que veas

Cuando se trata de publicidad, Pepsico es tal vez una de las compañías cuyos anuncios han sorprendido en más de una ocasión generando un impacto entre sus consumidores y el público en general y los spots de Doritos no son una excepción. En algunas ocasiones, la marca incluso ha recurrido a sus consumidores para la creación de material publicitario que refleje la identidad de a marca; sólo que en esta ocasión fue una organización internacional en defensa del consumidor quien utilizó dicha identidad para crear un mensaje casi tan creativo como alarmante.

El video realizado por la organización SumOfUs lleva como título “Una historia de amor cursi – El anuncio de Doritos No quiero que veas” y tiene como objetivo alertar a los consumidores sobre el consumo irresponsable de aceite de palma y el gran impacto que la fabricación de éste tiene sobre el medio ambiente, señalándolo como uno de los principales responsables de la deforestación de los bosques y el riesgo de extinción de cientos de especies.

Una increíble historia de amor funciona como eje conductor de la campaña para asegurar que Pepsico adquiere un total de 427,500 toneladas de aceite de palma cada año, ya que forma parte primordial de la fabricación de la deliciosa botana que se encuentra presente en los mejores momentos de la peculiar pareja.

El video con más de un millón de vistas en YouTube ya se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales y ha puesto el compromiso ambiental de la compañía en la mira de los consumidores, que ya han comenzado a protestar por las consecuencias que el procesamiento de este material trae para los bosques.

Hasta ahora, Pepsico parece mantener su meta de adquirir únicamente aceite de palma proveniente de fuentes sustentables a partir de 2015 y se ha unido a gigantes como Colgate-Palmolive, General Mills, Kellogg y Procter and Gamble en su compromiso “cero deforestación” como consecuencia del aceite de palma para el 2020. Sin embargo, la creciente polémica que gira en torno a la aparición de este nuevo spot y las dudas de los consumidores sugieren que el avance de la compañía en esta materia no ha sido comunicado de la forma adecuada a sus stakeholders. ¿Será que únicamente están perdiendo el tiempo en la creación de informes de responsabilidad social?

Si es así, esta sin duda es una señal de alerta para que la compañía comience a tomar las medidas pertinentes a fin de calmar las preocupaciones de los activistas involucrándolos mejor en su estrategia de responsabilidad social y haciendo mucho más transparente su cadena de valor.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario