3er Sector Ambiental

El Rainbow Warrior de Greenpeace vs la crisis climática

Este barco es el símbolo de la lucha por el medio ambiente, ¡conócelo!

A pesar de todas las iniciativas que están a favor del cambio climático, y de la lucha para mitigar los agentes contaminantes hacia la atmósfera, todavía existen cifras récord de CO2 generado en el planeta.

Esto ha hecho que los diferentes ecosistemas se encuentren en constante cambio, y tengan consecuencias negativas. Debido a esto, miembros de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales y gobiernos, han acordado lanzar iniciativas para combatir el cambio climático y disminuir el uso de energías combustibles.

Una de las organizaciones más concientes para salvar al planeta es Greenpeace, una firma ecologista y pacifista internacional independiente que no acepta donaciones ni presiones de gobiernos, partidos políticos ni empresas.

Greenpeace ha lanzado evidencia de todos los daños ocasionados alrededor del mundo, e incluso ha accionado a favor para evitar un desastre mayor.

Al inicio del mes de julio, Greenpeace puso en marcha en España un buque llamado Rainbow Warrior, el cual demanda medidas urgentes contra la crisis climática.

Y es que cada vez la temperatura es mayor. El mar es más caliente y corremos el riesgo de que en el 2090, todo lo que cubre el agua actualmente se convierta en desierto.

El Rainbow Warrior está hecho para denunciar la inacción política frente a una emergencia climática que ellos mismos reconocen. También busca señalar a las empresas que encubren su actividad contaminante con campañas de lavado de imagen.

El barco navega con más fines, como exigir soluciones urgentes que ante  la pasividad de los líderes políticos.

Se trata del tercer barco de la organización que tiene este nombre. El actual es un velero construido con la tecnología existente más sostenible. Dentro de la tripulación internacional, destaca la presencia de dos españoles a los mandos del velero: el catalán Pep Barbal, que lleva más de una década navegando como capitán en Greenpeace, y la primera oficial María Martínez.

Cambio climático desde el Rainbow Warrior

 Joel Stewart, capitán del velero de Greenpeace, tiene 30 años trabajando para la organización. Es el más veterano de los 11 capitanes en turno.

Al paso del tiempo dice que ha visto muchos cambios:»El mediterráneo ya no es del mismo color. Esta bahía es un punto caliente de la contaminación que se ha acostumbrado a los vertidos y las manchas aceitosas que surcan la superficie marina».

“Yo trabajaba como capitán de buques de carga y estaba en Alaska cuando el petrolero Exxon Valdez chocó con una roca y produjo aquel derrame tan grande en marzo de 1989. Conocía muy bien esa bahía. Era preciosa, salvaje, muy bonita y con mucha pesca, animales, ballenas… Y resultó muy dañada”. Aquel fue el empujón que necesitaba para asociarse con Greenpeace, con los que ya había estado como voluntario. «Quería un trabajo que me diera un sentido”, mencionó.

Nos estamos quedando sin tiempo. Los científicos nos dicen que tenemos 12 años, bueno, ahora ya son 11, para cambiar radicalmente el uso de los combustibles fósiles. Si no, la temperatura subirá demasiado. 

 Joel Stewart.

En entrevista con El País,  Joel Stewart,cuenta que no es lo mismo leer que el cambio climático está destruyendo los recursos naturales, a vivirlo.

“Los marineros vemos que los huracanes son mucho más grandes. Y eso es muy peligroso para nosotros y para todos los que viven en la costa. La temperatura de la superficie del mar está subiendo mucho y eso es echar gasolina al fuego de los huracanes. Y lo que nos espera va a ser más duro”.

Recalca también que el cambio climático está derritiendo los polos y cambiando la temperatura de las aguas. Los osos polares ya no tienen en dónde vivir, e incluso esto ocasiona que los peces también sufran consecuencias.

«El cambio climático no es una idea abstracta de futuro para otras generaciones. Ya está empezando la transformación. Nos encontramos en un colapso climático y con este rumbo vamos al desastre. Por eso tenemos que actuar urgentemente, estamos en crisis”.

Las advertencias que él menciona, las manifiesta desde la perspectiva de un capitán del velero, y éstas se asemejan a las que han hecho los científicos; no obstante, los gases de efecto invernadero que proceden de la quema de combustibles fósiles, siguen presentes e incluso en aumento.

«No soy muy optimista, pero tenemos que hacer todo lo que podamos”, admite. “Estamos en un punto muy importante en la historia en el que podemos destrozar el mundo o salvarlo, y moverlo hacia una dirección más sostenible y justa. Todo el mundo tiene que levantar la voz o estarán en la parte mala de la historia, y las generaciones futuras van a preguntar: ¿por qué no hicieron nada?”.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact