Colaboraciones

El precio de la indiferencia

RSE

Por Javier Visoso

Cuando hablamos de Responsabilidad Social pareciera que se menciona un tema que corresponde a las empresas o a las instituciones, pero que poco tiene que ver con los ciudadanos.

Un razonamiento como este ha llevado a la sociedad mexicana a padecer los maltratos y los abusos que muchas personas han experimentado en carne propia como consecuencia de la irresponsabilidad social, si es que pudiéramos pensar que alguien se ha salvado de ella.

La falta de involucramiento ciudadano y la indiferencia para entender nuestra realidad política, social, ambiental y económica, nos han conducido a un deterioro que en muchos estados de la república alcanza ya niveles alarmantes.

Los casos de irresponsabilidad social van desde la historia de mujeres de bajos recursos que terminan por dar a luz en camellones, aceras, en el transporte público o en un rincón callejero por la falta de ética de mexicanos comunes que dan servicio a sus compatriotas en hospitales públicos, hasta historias masivas de gente que pierde todo su patrimonio y hasta la vida porque funcionarios corruptos aceptan la construcción de viviendas sobre terrenos que son en realidad cauces de ríos y zonas de alto peligro.

Pero el problema comienza con los ciudadanos, pues no obstante los malos manejos administrativos de un funcionario público, los ciudadanos continúan votando por ellos, ya sea por ignorancia o por el beneficio inmediato que implica la compra-venta del voto. Un ejemplo de ello es el exgobernador Zeferino Torreblanca, quien después de una dudosa participación en la presidencia municipal de Acapulco, se votó por él, inclusive con el doble respaldo del PRD y el PAN para contender por la gubernatura del Estado de Guerrero. La consecuencia de ello fue una gestión llena de polémica y corrupción que se hizo todavía más evidente con las catástrofes causadas por las tormentas Ingrid y Manuel.

La falta de cuidado para votar por representantes y autoridades de forma objetiva, tiene en riesgo de quiebra a 491 de los 2 mil 440 municipios que existen en México, de acuerdo con la Federación Nacional de Municipios de México. (FENAMM)

El voto de castigo mal fundamentado y emitido de forma visceral ha llevado a México a tener un nuevo rumbo político que nos ha arrastrado a perder competitividad y a desgastar la inercia de cambios positivos que había alcanzado la economía y la vida pública mexicana, para caer en indicadores decrecientes en temas como infraestructura, economía, impartición de justicia, anticorrupción combate a la pobreza e información. El nuevo rumbo está enfocado en un maquillaje informativo y político que usa la mercadotecnia como herramienta básica de confusión.

Lo socialmente responsable es conocer a los funcionarios, integrarse al debate y emitir nuestro voto de forma informada y objetiva. Para ello es necesario conocer la trayectoria de los candidatos y contar con datos que nos permitan diagnosticar su desempeño en la vida pública. Por otro lado, también debemos exigir mecanismos de denuncia y coerción a quienes atenten contra las instituciones y la legalidad, para así garantizar la correcta impartición de justicia y el desapego a la cultura de corrupción e ilegalidad que impera en nuestra comunidad.

La Responsabilidad Social es un tema que nos incumbe a todos y nos involucra sin duda, ya sea con la recompensa de vivir de forma ética y moral, o pagando las consecuencias que desafortunadamente estamos viviendo, porque elegimos por mucho tiempo y hemos decidido regresar al camino de la irresponsabilidad social.


Francisco Chávez Visoso

Estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación en el Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México. En la Escuela Bancaria y Comercial (EBC) cursó la maestría en Administración y Mercadotecnia. Desde 2008 ha trabajado en actividades de Responsabilidad Social en empresas trasnacionales de origen mexicano. Actualmente labora en Grupo Bimbo desde donde busca aportar un grano de trigo a la mejora y fortalecimiento de la Responsabilidad Social y la Sustentabilidad.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario