El aumento de salarios en el mundo nunca ha sido tan bajo desde la crisis financiera de 2008 como el año pasado…

A pesar de la reactivación económica en los países desarrollados, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lamentó que el crecimiento de los salarios en el mundo esté muy por debajo de lo esperado, más que en la crisis financiera de hace diez años, 2008.

La OIT en un informe sobre los salarios en el mundo, constata también que las diferencias de salarios entre los sexos persisten en un nivel «inaceptable».

Además, da conocer que las mujeres siguen cobrando aproximadamente 20% menos que los hombres.

Por si fuera poco, también informó que el crecimiento mundial de los salarios reales (corregidos de la inflación) se desaceleró el año pasado, pasando de 2.4% en 2016 a 1.8% en 2017, su nivel más bajo desde 2008.


El crecimiento de los salarios en el mundo está muy por debajo de lo esperado, mucho más que en la crisis financiera de 2008

Twittea esta frase.


Al analizar el crecimiento del salario, el informe observa que en los países avanzados del G20 el crecimiento real del salario disminuyó, de 0.9% en 2016 a 0.4% en 2017. Sin embargo, en los países emergentes y en desarrollo del G20, el crecimiento de los salarios reales fluctuó entre 4.9% en 2016 a 4.3% en 2017.

Según el director general de la OIT, Guy Ryder, «es desconcertante observar que en las economías con altos ingresos, el lento crecimiento de los salarios coexiste con el crecimiento del PIB y la caída del desempleo. Según las primeras indicaciones, este débil crecimiento salarial debería perdurar en 2018”.

«Este estancamiento de los salarios constituye un obstáculo para el crecimiento económico y la mejora de los niveles de vida. Los países deberían analizar, junto a sus interlocutores sociales, las maneras de lograr un crecimiento del salario sostenible desde el punto de vista económico y social”. 

El peor aumento de salarios en el mundo

Cabe mencionar que en Europa, el crecimiento salarial fue casi nulo en 2017, esto sin contar la parte oriental en donde el crecimiento de los salarios reales se disparó 5% el año pasado, contra 2.8% en 2016.

Además la OIT se interesó en las diferencias de salarios entre hombres y mujeres, lo que representa «una de las mayores manifestaciones de injusticia social».

Existe un bono para la paternidad: A los hombres con niños jóvenes les va mejor (en términos salariales que las madres) Guy Ryder, director general de la OIT

Rosalía Vázquez-Alvarez, una de los autores del informe dijo que “la diferencia de salarios entre sexos sigue siendo un fenómeno ampliamente inexplicado que, en cierta medida, está vinculado a prejuicios y estereotipos» y a otros factores que no pueden explicarse con diferencias de productividad entre hombres y mujeres.

Además, en el informe se muestran las diferencias de nivel de educación entre hombres y mujeres que ocupan un empleo asalariado, tienen un papel limitado para explicar las diferencias de salario.

De hecho, la «parte sin explicar» de las diferencias salariales entre hombres y mujeres predomina en casi todos los países, según la OIT.

En las últimas dos décadas, los salarios reales casi se han triplicado en los países emergentes y en desarrollo del G20 mientras que en los países avanzados del G20 han aumentado solo 9%, señala el informe. Pero, en numerosas economías de ingresos bajos y medianos, las desigualdades salariales siguen siendo altas y con frecuencia los salarios son insuficientes para cubrir las necesidades de los trabajadores y sus familia.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.