Cáncer de mama vía Shutterstock

Cáncer de mama vía Shutterstock

Una vez más termina el mes de octubre, el mes en el que muchas empresas y organizaciones se unen a la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama desde 1985. Pero ¿cuándo y cómo fue que el listón rosa se convirtió en un símbolo de la lucha contra esta terrible enfermedad?

La primera vez que un listón logró convertirse en un símbolo de lucha fue en 1917, cuando la esposa de un soldado estadounidense en Irak usó listones amarillos para demostrar el deseo de su esposo por volver a casa. Años después, en los 90’s la idea fue retomada por activistas en la lucha contra el SIDA, por lo que el listón fue pintado de rojo para simbolizar la pasión. Desde entonces, y con ayuda de Jeremy Irons, quien portó el listón rojo en la entrega de los Tony Awards en 1992, el listón se popularizó y se convirtió en portavoz de un mensaje de lucha y esperanza.

Fue ese mismo año, nombrado como el año de los lazos por el Times de Nueva York, cuando Alexandra Penney y Evelyn Lauder, decidieron utilizar el famoso listón con el propósito de promover la prevención del cáncer de mama, hasta entonces, el color que cobraría para la campaña era casi tan desconocido como el éxito que tendría dentro de la misma.

Charlotte Hayley, era una mujer mayor que tras su batalla contra el cáncer había emprendido una misión personal, vendía lazos de color melocotón hechos a mano, acompañados de la leyenda: “El presupuesto anual del Instituto Nacional del Cáncer es de 1.8 billones de dólares y solamente el 5% esta destinado a la prevención. Ayúdanos a despertar a nuestros legisladores y a los Estados Unidos, usando este lazo”

Fue un mensaje que se expandió tan rápidamente, que la entonces directora de marketing de Estée Lauder, Evelyn y Penney, quisieron trabajar en conjunto con ella; Charlotte se negó bajo el argumento de que la campaña en la que ambas trabajaban, tenía un propósito demasiado comercial.

Sin embargo, el listón rosa invadió los mostradores de cosméticos en cada centro comercial estadounidense; el mensaje era uno solo, el de recordarle a las mujeres la importancia de la autoexploración para prevenir el cáncer de mama.

La compañía Estée Lauder, también ha logrado que muchos edificios del mundo se iluminen de rosa en honor a esta causa. Sin embargo, poco a poco, el listón se ha convertido en el protagonista de cada mes de octubre, fungiendo como portavoz de todas las mujeres del mundo que deben preocuparse por su salud y la de quienes aman.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Comentarios