El promedio de la mujer que participa en el mercado laboral, en países de la OCDE se ubica en los 67 puntos, mientras que en México es cercana a los 47 puntos

El organismo que mide flujos globales de comercio, fija políticas internacionales y da a conocer tendencias económicas es la OCDE, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Es en esa organización donde Gabriela Ramos desea que haya una mayor inclusión social en este organismo que agrupa a 35 países.

“Esto responde al hecho de que el modelo de crecimiento que hemos generado no es sostenible porque, en primer lugar, nos hemos enfocado a la producción, al consumo, al PIB, a los mercados, pero con eso no evitamos las crisis”.

En segundo lugar, ha motivado a generar una agenda en la OCDE porque el actual modelo económico es excluyente no solo en el tema de ingresos, sino también en el tema de las mujeres.

“El planteamiento económico tampoco es favorable al medio ambiente, y no asegura que cada individuo que vive en una nación desarrolle su pleno potencial”.

En la actualidad, el promedio de la mujer que participa en el mercado laboral, en países de la OCDE se ubica en los 67 puntos, mientras que en México es cercana a los 47 puntos.

La OCDE impulsa proyectos como el Movimiento STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés), que busca acercar a las niñas a áreas de desarrollo, históricamente han sido dominadas por hombres.

Por su parte, se está desarrollando una estrategia digital que incluye una reflexión muy importante sobre las capacidades que se necesitan para el futuro, es por ello que la OCDE se ha propuesto seguir impulsando la evaluación de los estudiantes a través del Programa PISA (Programme for International Student Assessment), porque mientras algunos países siguen midiendo sus resultados escolares por año, por número de escuelas o por número de maestros, nosotros estamos enfocándonos a la calidad, considerando que se requieren jóvenes con una mayor capacidad crítica, capaces de trabajar en equipo, ofrecer soluciones y transformarse, ser resilientes, como hoy se conoce”, concluye Gabriela Ramos.

Gabriela Ramos

Directora académica de la OCDE, Consejera Especial para el Secretario General. Desde 2006, ha sido Coordinadora de Asesores del Secretario General, apoyando la agenda estratégica y contribuyendo en la apertura de la Organización a los nuevos países miembros y países asociados.

Recientemente, contribuyó al lanzamiento de importantes iniciativas de la OCDE relacionadas con las respuestas a la crisis económica y con cuestiones de género, habilidades y desarrollo. Desde 2009, se ha desempeñado como Sherpa de la OCDE ante el G20 coordinando las contribuciones analíticas de la OCDE a este grupo y representando a la Organización en dicho grupo.

Desde 2012 supervisa el proyecto más ambiciosos de la OCDE denominado «Nuevos Enfoques para el Crecimiento Económico» así como la iniciativa sobre Crecimiento Incluyente.

Ha colaborado con diversas fundaciones y participado como miembro del Consejo del Instituto Mexicano para la Competitividad, y la Fundación Mexico en Harvard. También fue Presidente del Club Harvard de México de 1997-2001.

En 2013 fue condecorada por el Presidente de Francia, François Hollande, como miembro de la Orden del Mérito en grado de «chevalier» por sus contribuciones para fortalecer las relaciones con Francia.

Acerca del autor

ExpokNews