Esta compañía de chocolates está haciendo algo bien por el planeta. ¡Te lo contamos!

Muchas empresas se han ido sumando para la lucha contra el cambio climático, aunque muchas no lo han hecho tan bien, existen otras que están logrando hacerlo de la mejor manera. ¿Quieres saber de quién se trata? ¡Te contamos!

Hace algunos días Hershey’s, compartió algunos planes para reducir su impacto en el planeta, incluido el compromiso de establecer objetivos basados ​​en la ciencia. Pero lo que diferencia a Hershey’s de sus colegas no es este compromiso, sino la dedicación de cómo llegó hasta este esfuerzo.

Para llegar a hacer posible esto, se necesitó de tiempo, capital humano y experiencia. Ya que se recopilaron datos; los números fueron aplastados; y se eligieron metodologías para lograrlo. Sin embargo, la compañía no trabajó sola, contrató a un estudiante graduado para ayudar con todo este trabajo.

Actualizar los objetivos para lograr mayor impacto

En la actualidad muchas empresas se están uniendo a la iniciativa Science Based Target (SBTi), aproximadamente 350 en el último recuento. Pero un gran grupo de empresas también quiere y simplemente no sabe cómo. Para este grupo, se trata de hacer que la metodología SBTi se alinee con sus objetivos de clima y de negocios, tal es el caso de Hershey.

El fabricante de chocolate estableció metas relacionadas con el clima como parte de su programa de bondad compartida. Hasta la semana pasada, esos objetivos eran el plan de acción de la compañía para reducir su huella de carbono. Pero como muchas empresas, el público objetivo no estaban al día con lo más actual en ciencia climática no se puede hacer mucho.

Unirse al SBTi significó que Hershey tuvo que actualizar sus metas de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para estar en línea con el nivel de descarbonización requerido para mantener los aumentos de temperatura global por debajo de dos grados centígrados en comparación con las temperaturas preindustriales.

La clave: determinar la huella ambiental total

Harini Rengarajan, un estudiante graduado de Babson College y miembro de EDF Climate Corps en ese momento, fue contratado para actualizar los objetivos actuales de emisiones de GEI de la empresa y determinar si era posible establecer un objetivo basado en la ciencia.

Antes de que pudiera establecerse un objetivo, Hershey primero tuvo que calcular la huella de carbono de todas sus operaciones. Eso incluía los gases de efecto invernadero que provenían de sus propias instalaciones y también sus emisiones de alcance 3, la huella de carbono asociada con la cadena de suministro y las actividades indirectas. Las emisiones de alcance 3 a menudo representan la mayor parte de las emisiones de GEI de una empresa. Y también son los más difíciles de cuantificar.

Hershey ha puesto una meta reducir las emisiones de GEI en un 25% para 2025 en comparación con una línea de base de 2009, no incluyen las emisiones de alcance 3. Esto significó que una gran cantidad de la huella de la compañía no se contabilizó en el compromiso de reducción anterior. También significó una oportunidad para que Hershey establezca objetivos más impactantes y realice un seguimiento del rendimiento, tanto internamente como en contra de sus pares.

Con la experiencia tanto en ingeniería como en negocios, y la experiencia en la gestión de la cadena de suministro y el compromiso con los proveedores, Rengarajan elaboró ​​un inventario de GEI que incluía las emisiones de Alcance 1, 2 y 3.

Lo hizo reuniéndose con las partes interesadas de los departamentos de Hershey para recopilar datos y comprender mejor las operaciones comerciales de la compañía. Luego calculó los factores de emisión específicos del conjunto especializado de ingredientes y servicios de la compañía.

A continuación, Rengarajan comenzó el modelo; estudió seis metodologías de objetivos basados ​​en la ciencia antes de llegar a la opción más adecuada para Hershey. Ella identificó una gama de objetivos que afectarían los objetivos de la empresa y los impulsores de negocios. Usando una combinación de criterios, como el marco de tiempo, el nivel de ambición y la alineación interna, le presentó a Hershey un plan potencial para desarrollar un objetivo basado en la ciencia que pudiera cumplir con los requisitos rigurosos de supervisión del SBTi.

A finales de enero, Hershey puso a la compañía en un nuevo camino para abordar sus riesgos climáticos, al comprometerse a establecer objetivos inspirados por el SBTi. En las próximas semanas, más compañías también caminarán por ese camino. Cada uno tendrá un viaje único en cuanto a cómo llegó al punto en el que podría comprometerse con confianza a desarrollar objetivos basados en la ciencia para reducir el impacto en el planeta.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.