Grupos Vulnerables Organizaciones internacionales

Niños de coro alemán sufrieron años de abuso

De los 547 estudiantes, 500 dijeron que habían sido víctimas de violencia física

El Vaticano se encuentra en la mira de todos debido a que en los últimos días algunos miembros han estado envueltos en polémicas por escándalos de abuso sexual y violencia física. Tal como es el caso de George Pell y Mauro Inzoli, acusados por varios cargos y múltiples denunciantes.

Así mismo, la reciente noticia que se dio a conocer sobre el coro de los Gorriones de la Catedral de Ratisbona en Alemania, donde aproximadamente 547 exalumnos fueron víctimas de abuso físico y en algunos casos también sexual.

Dentro de un informe independiente, con una extensión de 440 páginas, se revela que ha habido una cultura de violencia en toda esa escuela católica de Alemania, desde las clases preescolares hasta las casas de hospedaje.

Lamentablemente, los abusos fueron cometidos presuntamente desde 1945 hasta que el informe fue comisionado en 2015.

Para saber con exactitud los datos, CNN entrevistó a 547 estudiantes, de los cuales, 500 dijeron que habían sido víctimas de violencia física.

Algunos recibieron palizas mientras que otros dijeron haber sido víctimas de abusos sexual. Algunos de los entrevistados dijeron haber sufrido ambos.

La violencia estaba presente todos los días», dijo Ulrich Weber, coautor del informe. «Las razones eran la mala conducta o mal desempeño de los estudiantes, pero también la arbitrariedad de los educadores», dijo el informe.

Son 49 personas involucradas en el caso,entre ellas personal de la escuela. 9 de ellas fueron acusadas de interferir sexualmente con los niños. Aún no se sabe si habrá una investigación criminal.

En 2010, se dio a conocer que en la escuela alemana se cometían abusos.

Georg Ratzinger, hermano del papa emérito Benedicto XVI y exdirector musical de la escuela, pidió disculpas a todas las víctimas involucradas porque nunca supo de algún abuso sexual. Aunque admitió que él también abofeteó a los niños “como parte de la disciplina, sin embargo, tuve una mala conciencia haciéndolo”.

Los Gorriones de la catedral, son un coro de niños católicos con siglos de antigüedad. Se han presentado en varios lugares del mundo.

«Todo el sistema educativo se basaba en los éxitos musicales y, por lo tanto, en el éxito del coro. Los reportes de las víctimas no fueron tomados en serio”.

Todavía la escuela de coro no ha emitido algún comunicado o declaración al respecto pero se dice que están haciendo esfuerzos para remediar «la debilidad de la organización anterior».

«La transparencia y la voluntad de cooperar entre los líderes del Domspatzen y el obispado en relación con esta investigación se evalúa muy positivamente».

El abuso de niños en las instituciones católicas han surgido repetidamente en las últimas décadas. Al iniciar el 2017 se estimó que aproximadamente el 7% de los sacerdotes australianos habían sido acusados de abusar de más de 4.000 niños en iglesias y escuelas católicas entre 1950 y 2015.

Abuso sexual en la Iglesia

A lo largo de la historia de la iglesia se han escuchado historias sobre abuso sexual por parte de los miembros de la iglesia católica.

En 1995, surgieron informes de que el cardenal austriaco Hans Hermann Groer había abusado sexualmente de monjes y niños en edad escolar, el abuso sexual fue desestimado por el obispo Kurt Krenn como “bromas pesadas entre chicos”.

Ante estos hechos, se dijo que se le pagó a las víctimas para que guardaran silencio pero tiempo después se dio a conocer que las acusaciones eran verdaderas.

En 1940, Marcial Maciel, sacerdote mexicano fundador de la orden religiosa de los Legionarios de Cristo cometió varios abusos sexuales y cuando surgieron las acusaciones contra él, el papa Juan Pablo II las ignoró.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact