Noticias

Destellos láser contra el cáncer

El Incan adopta procedimiento para eliminar células anormales o paliar tumores malignos en la cavidad gastroesofágica.

Una prometedora modalidad terapéutica contra formaciones celulares anormales presentes en diversos trastornos, tanto en los de tipo canceroso como precanceroso, llega a México.

La llamada Terapia Fotodinámica (TFD), basada en destellos láser que interactúan con un fármaco sensible a la luz (porfímero sódico) es una herramienta no invasiva, indolora y altamente selectiva que permite destruir tejidos anormales sin afectar las células sanas a su alrededor.

Por ello, expertos del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) encabezados por la doctora Angélica Hernández comenzaron a aplicar este tratamiento en pacientes mexicanos aquejados por Esófago de Barret (EB) y cáncer gastroesofágico que no puedan recibir cirugía u otros tratamientos.

El EB —asintomático en ausencia de complicaciones— consiste en la proliferación anormal de células que revisten a ese tubo. Sin embargo, cuando éstas sufren el estímulo del ácido gástrico por reflujo aumenta la posibilidad de que haya displasia de alto grado, es decir, lesiones malignas superficiales del tejido altamente riesgosas que predisponen a cáncer de esófago.

“La primera indicación de la TFD, que se hizo en Canadá en 1992, fue en pacientes con cáncer papilar de vejiga. Sin embargo a través del tiempo se ha ubicado en otras diferentes patologías. Cualquier lesión donde pueda actuar la luz es susceptible de tratar con este método”, expresó Hernández, jefa del Departamento de Endoscopia de esa institución.

Aunque tiene otras indicaciones, “la utilidad principal es en lesiones incipientes o en tumores (avanzados) fuera de tratamiento quirúrgico o que no responden a la quimio o radioterapia”, puntualizó la experta acerca del procedimiento, presentado durante la XXXVI Reunión Nacional de Endoscopia Gastrointestinal en Ixtapa, Guerrero.

“En pacientes con EB que sufren displasia de alto grado la TFD debe ser la primera elección de tratamiento (fuera de la cirugía) porque reduce la morbilidad y mortalidad además de que tiene una eficacia de 80 a 85%”, aseguró por su parte el profesor Héctor Nava, cirujano del Roswell Park Cancer Institute en Buffalo, Nueva York.

Alta concentración

En entrevista, el jefe de Endoscopia Gastronintestinal de la citada institución, pionera en uso de TFD desde los 70 en EU, explicó que la eficacia de ésta se debe en gran parte a que el medicamento empleado se concentra más tiempo en los tejidos anormales, mientras que su proporción disminuye en los sanos.

Por ello, los médicos deben esperar 2 días tras inyectarlo (por vía intravenosa) al paciente para después generar un destello láser dentro del esófago, con ayuda de un endoscopio dotado con un difusor de luz de fibra óptica. Así, al hacerse el “disparo”, el haz se concentra en las zonas afectadas (tejido anormal o maligno) donde activa el fármaco y las destruye.

“La radioterapia o la quimioterapia no respetan tejidos, destruyen genes, cromosomas, todo. (En cambio) la TFD es selectiva, no causa daño a los tejidos normales. Y la droga usada (de nombre comercial Photofrin) no tiene efecto ni en el hígado, ni en los riñones ni el pulmón”, precisó Nava, autor de más de 50 artículos científicos.

Con todo, el fármaco fotosensible permanece algunas semanas en la piel, razón por la cual los pacientes que lo recibieron deben protegerse durante ese tiempo con ropa adecuada y lentes oscuros de la exposición tanto al Sol como a luces artificiales intensas en interiores.

Por lo demás, la técnica es relativamente sencilla, pues sólo requiere un pequeño equipo médico; está libre de calor y utiliza una fuente de luz láser de bajo poder que no produce quemaduras.

Entre otras aplicaciones figuran lesiones premalignas de la piel así como cánceres endobronquial, gástrico, de cabeza, cuello y cérvico-uterino en lesiones incipientes.

En el futuro, Hernández prevé el uso de la TFD en enfermedades dermatológicas como psoriasis y vitiligo, reumatológicas, cardiovasculares (eliminación de depósitos de colesterol) y en casos de degeneración macular (que afecta la retina y llega a producir ceguera).


Fuente: El Universal

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario