- Advertisement -
Ciudadanía en ConstrucciónDel “No me incumbe” a la satisfacción de dar

Del “No me incumbe” a la satisfacción de dar

Voluntariado

Por: Emilio Guerra Díaz

Robert Stephenson Smith Baden Powell of Gilwell, fundador del Movimiento Scout Mundial refirió en una de sus obras literarias que una de las mayores irresponsabilidades de un ciudadano en torno a un problema social del cual es testigo es expresar “no me incumbe”.

La actitud del “no me incumbe” tiñe a toda una sociedad respecto al sentido de corresponsabilidad y no deja aflorar la cultura de la donación. Incluso puede distinguir el grado de participación democrática que la población tiene.

A menudo las personas presentan distintos grados de involucramiento respecto carencias o necesidades sociales. Desde aquellos que viven su vida de manera “aislada” es decir, sin participación social alguna, porque estiman que todo lo que tiene que ver con carencias sociales es única responsabilidad del estado.

Por ello el gobierno es quien debe hacer las cosas: brindar ayuda a cada grupo específico que tiene necesidades de alimentación, empleo, techo, educación, etc. Este segmento estima que no hacen falta las organizaciones filantrópicas y no es necesario hacer donativos económicos. Con el presupuesto gubernamental debería alcanzar.

Otro “target” de personas tienen un involucramiento un poco mayor y se alejan del “no me incumbe”. Comprenden que el gobierno no puede hacerlo todo y, sobre todo que no debe hacerlo todo porque se le otorga al gobierno y el partido en esas funciones, todo el poder de decisión y el modelo que se debe seguir para atender dichas problemáticas. Distinguen que es factible el tránsito de un gobierno que resuelve todo a la amenaza del ejercicio de políticas sociales populistas que hunde el sentido emprendedor de los beneficiarios y los condena a ser demandantes de dádivas y subsidios gubernamentales. A la larga así se llega al totalitarismo.

Afortunadamente en una sociedad también se encuentran los emprendedores sociales, que son quienes más se alejan del “no me incumbe” y, en cambio, desarrollan un compromiso social que difícil de comprender por otros, porque aquellos se desdoblan de su propio bienestar individual, se salen de su círculo de confort, y dirigen parte de su tiempo a ocuparse de otros que ni siguiera son de su familia.

Este tipo de personas funda y crea organizaciones filantrópicas, pues en el sentido de la definición más puro de filantropía: “amor a la humanidad” es lo que inspira su actitud de servicio. Dentro de este grupo de personas destacan los voluntarios.

Afortunadamente en México comienzan a tenerse mayor número de herramientas, recursos humanos y económicos que impulsan y van creando poco a poco un círculo virtuoso que reproduce actitudes generosas, pero aún falta mucho trabajo y esfuerzo para optimizar la solidaridad.

Por ejemplo. El papel que puede jugar un donante en relación con una organización. Ésta lo busca y le pide una contribución económica para solventar los gastos de la organización y continuar brindando servicios a los beneficiados.

El donante apoya y lo puede hacer de manera esporádica o sostenida. Independiente del otorgamiento de donativos falta que ambos, donante y organización, establezcan un vínculo más estrecho. Los consultores y asesores en sus capacitaciones en materia de procuración de fondos recomiendan a las organizaciones “enamorar al donante” y hacerlo partícipe de las actividades que realiza a favor de la causa.

Sin embargo, también falta estimular un cambio de actitud en el donante que lo lleve al “si me incumbe” y le sea grato ayudar. Si le incumbe qué está pasando con su dinero, qué efectos produce, qué beneficios genera, cómo están mejorando las condiciones de vida de las personas. Una de las formas para que le incumba es visitar regularmente a la organización a la que dona. Necesita asumir una actitud pro activa.

Si una persona otorga dinero es un benefactor, pero si además dona parte de su tiempo para apoyar las labores de la organización, entonces también es un voluntario. Ser voluntario permite incrementar el sentido de mayordomía, entendida ésta como la participación dentro de la comunidad a favor del bien común.

Un donante puede aportar dinero regularmente sin ni siguiera visitar al menos una vez al año a la institución que está apoyando. Alienta a la organización a alejarse del ejercicio de rendición de cuentas.

Sin embargo, el voluntario asume indirectamente un papel de “auditor social” porque con su trabajo cotidiano, su visita regular tanto a la sede de la organización como su presencia en la comunidad beneficiada, constata que lo que dice la institución públicamente sobre su trabajo realmente esté sucediendo.

Recién el Consejo Nacional de Población reveló que México cuenta ya con una población de 119 millones de habitantes. ¿Cuántos se encuentran en el terreno del “no me incumbe” y cuántos en la solidaridad que les brinda diversos satisfactores por participar solidariamente?

Ciudadanos trabajando

Samira Moddad recibió reconocimiento como voluntaria

Hace algunas semanas la Dra. Samira Moddad quien ha sido una gran profesional de la medicina y sobre todo miembro activo de la Junior League de México recibió un reconocimiento por parte de la organización a la que ha prestado servicio voluntario por varios lustros. Samira Moddad junto con Clorinda Romo y Marú Ramírez España realizaron un destacado y relevante papel en 2001 como promotoras del portal www.hacesfalta.org.mx La Dra. Moddad es de esas extraordinarias personas que todos los días traen puesta la “camiseta de voluntaria” y su actitud alegre y jovial contagia y estimula a otros para ser voluntarios.

Voluntarios del IMSS fueron reconocidos

José Antonio González, quien es Director del IMSS reconoció el aporte de voluntarios que colaboran con la institución en particular en el programa de Encuentros Médicos Quirúrgicos que se viene realizando desde hace más de 18 años. Según datos del IMSS el programa ha beneficiado a más de 175 mil pacientes.

Próximos eventos

Abanderamiento de la Delegación Mexicana

La delegación mexicana que participará en la 23ª Conferencia Mundial de la International Association for Volunteer Effort (IAVE) que se llevará a cabo en Gold Coast, Australia; será abanderada por la Secretaría de Gobernación el próximo miércoles 23 de julio en la sede de Guías de México a las 10:00 horas. Si desea acudir a la ceremonia contacte a: Columba García al teléfono 5514 3038 o escriba a [email protected]

Encuentro de la Fundación Grupo México

Esta fundación está impulsando el encuentro Expo Fundación que tendrá lugar los días 13 y 14 de agosto en Expo Bancomer Santa Fe. En el programa preliminar se incluyen temas como: Rendición de cuentas a donantes, relación con medios de comunicación y difusión de la obra, impacto del voluntariado corporativo en las OSC’s, Estrategias de Procuración de fondos, mercadotecnia social, desarrollo comunitario y relación de gobierno con empresas.

Encuentro Voluntariado Ezer Chihuahua

Ezer La Casa del Voluntario organiza para el 14 de agosto en Chihuahua, el I Foro de Voluntariado que promete un programa interesante para provocar el desarrollo del voluntariado en la entidad. Abracará distintos temas como: voluntariado juvenil, de universidades, escuelas y por supuesto organizaciones civiles. Sí desea mayor información contacte a Karina Morales al correo: [email protected]


emilio guerraEmilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR