PORTAL IMPULSADO POR LAS EMPRESAS RESPONSABLES:

- Advertisement -
NoticiasAmbientalDejen la carne y los lácteos si quieren evitar el colapso ecológico:...

Dejen la carne y los lácteos si quieren evitar el colapso ecológico: zar de alimentos en Reino Unido

Dejen la carne y los lácteos es el mensaje que el llamado «zar de alimentos en Reino Unido», Henry Dimbleby, ha descrito cómo la forma más impactante de reducir el daño ambiental en el planeta. Y aunque la medida parece complicada, optar por una dieta más sostenible podría ser la única forma en que aquel país podría lograr cumplir sus objetivos climáticos y de biodiversidad.

Diversas investigaciones han demostrado que sin el consumo de esos alimentos, el uso global de tierras agrícolas podría reducirse en más del 75%, un área equivalente a los EE.UU., China, la Unión Europea y Australia juntos, y aún así alimentar al mundo, de acuerdo con The Guardian.

Sin embargo, no todos parecen estar de acuerdo con la medida, aunque bien valdría considerarla para salvaguardar el futuro de la humanidad…

Dejen la carne y los lácteos

Dejen la carne y los lácteos: zar de alimentos en Reino Unido

Tras haber presentado, en 2020, un informe sobre una estrategia alimentaria para Inglaterra, Dimbleby advierte que la crisis climática será el origen de la próxima emergencia por ello, llama a evitar el colapso ecológico pidiendo a las personas que coman menos carne y financiando a los agricultores para mejorar el campo.

«Es un uso increíblemente ineficiente de la tierra para cultivar, alimentar a un rumiante, cerdo o pollo que luego, durante su ciclo de vida, los convierte en una cantidad muy pequeña de proteína para que comamos”.

Henry Dimbleby, empresario y escritor.

Actualmente, el 85% de la tierra agrícola en Inglaterra es utilizada para el pastoreo de animales como las vacas, o para cultivar alimentos que luego se destinan al ganado, Dimbleby cree que se requiere una reducción del 30% de la carne durante 10 años para que la tierra se use de manera sostenible. Otros van mucho más allá: Greenpeace, por ejemplo, dice que debemos reducir nuestro consumo de carne en un 70%.

Dejen la carne y los lácteos

Estrategia alimentaria para alcanzar los objetivos climáticos

Sin embargo, de los dos informes encargados por el gobierno sobre el sistema alimentario del Reino Unido, el Libro Blanco —documento que contiene propuestas de acciones de la Unión Europea (UE)—, publicado por el gobierno del entonces ministro, Boris Johnson, no contenía las recomendaciones clave de Dimbleby.

“No me sorprendió en absoluto”, aseguró el empresario cuando se le preguntó sobre la omisión de las políticas de reducción de carne en la estrategia gubernamental. Y añadió:

«Es un área tan politizada [el consumo de carne] que todo el mundo evita. Tienes grandes grupos de presión haciendo campaña a favor del consumo, y al público no le gusta la idea de reducir la carne y los lácteos».

Henry Dimbleby, empresario y escritor.

Dimbleby señala que se necesita un cambio cultural para que las personas en Inglaterra dejen la carne y los lácteos que consumen con regularidad. Como ya lo hacen con la sal y el azúcar, ya que apoyan medidas fiscales para aminorar el consumo de estos condimentos, pero todo en lo que el gobierno busque involucrar a la carne, ha sido resistido.

Dejen la carne y los lácteos

Política alimentaria

De acuerdo con el zar, tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea o el comúnmente llamado Brexit​, la forma en que se producen los alimentos y se usa la tierra debe cambiar pues el gobierno ha tenido problemas para implementar nuevos regímenes de subsidios, que pagarían a los agricultores por conservar el medio ambiente.

Aunado a ello, los bloqueos por la COVID-19 interrumpieron aún más las cadenas de suministro, entendiendo estas últimas como las actividades, instalaciones y medios de distribución necesarios para llevar a cabo el producto.

Dejen la carne y los lácteos

El aumento de los precios del combustible ha resultado en una triplicación de los costos de los fertilizantes, el clima cada vez más errático, provocado por la crisis climática, ha agregado una volatilidad adicional, y el impacto aún se siente en los acuerdos comerciales con Australia.

Sin embargo, estos últimos han sido criticados por trabajadores del campo y activistas ambientales por permitir la importación de grandes cantidades de carne vacuna barata y otros productos agrícolas producidos con estándares más bajos de los permitidos en el Reino Unido.

El resultado es que los campesinos claman por una dirección más clara, en un momento en que el gobierno está en desorden. Debido a esto, Vicki Hird, jefa de agricultura de Sustain, una coalición de organizaciones agrícolas y de alimentos, indicó que se necesita estabilidad para poder tener un negocio viable y planificar sus movimientos hacia una agricultura sustentable.

Restaurar tierras para el secuestro de carbono

Aunque algunos agricultores argumentan que la tierra utilizada para pastos, particularmente en las tierras altas yermas, es inútil para cualquier otra cosa debido al bajo contenido de nutrientes del suelo, esta es la misma tierra que Dimbleby cree que debería ser eliminada de la producción de alimentos y recuperada. Retirar solo el 5% de la producción y restaurar los paisajes perdidos que solían contener podría ser suficiente para el secuestro de carbono a largo plazo, almacenando determinados gases invernaderos de la atmósfera.

«En realidad, incluso más que las emisiones de carbono directas reales de los rumiantes, el costo de oportunidad de la tierra que ocupan es enorme. Destruimos la mayoría de nuestras selvas tropicales, desde hace 1000 años en este país, pero la mayor parte de esa tierra tiene un enorme potencial para almacenar carbono. Casi toda la tierra que se elimina de la producción de alimentos debería ser pasto extensivo de baja calidad», expresa el zar, dejando claro que él ve en esta alternativa una forma de mitigación al problema ambiental en su nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR