Ambiental

Defienden Kyoto los países pobres

El fantasma de un posible fracaso en la cumbre ambiental en Copenhague volvió ayer a rondar la mesa de negociaciones. Los países pobres, representados en gran parte por el grupo de los 77 que en realidad cuenta con 130 países en vías de desarrollo y la Alianza de Pequeños Estados Isleños, aseguraron que las pláticas se verían amenazadas si las naciones ricas no se comprometen con mayores reducciones de gases de efecto invernadero y niveles más altos de financiamiento.

En suma, defendieron que se mantenga el Protocolo de Kyoto con una segunda fase de compromisos a partir de enero de 2013, lo que implica que cualquier nuevo pacto, desde su perspectiva, debe construirse sobre esa base.

El instrumento, firmado en 1997, obliga a casi 40 países desarrollados a reducir sus emisiones contaminantes en 5.2 por ciento para el periodo 2008-2012, respecto a los niveles de 1990.

Se han perdido al menos cinco horas, y creo que es muy lamentable. Creo que no nos hemos cubierto de gloria, dijo Ed Miliband, Ministro de Energía y Clima británico, respecto al boicot temporal que los países africanos habían impuesto a las negociaciones argumentando que las naciones ricas se querían desentender del Protocolo.

Los países desarrollados aseguraron por su parte que discutirían los compromisos de Kyoto, lo que destrabó el diálogo, pero, en el fondo, prefieren elaborar un acuerdo totalmente nuevo, con obligaciones iguales para todos.

Entre los temores de algunos países ricos está que, si se llega a firmar un nuevo protocolo, Estados Unidos el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero detrás de China y que no ratificó el instrumento podría lograr un régimen menos estricto.

En un reflejo de las fuertes divisiones, He Yafei, viceministro de Relaciones Exteriores chino, dijo que la principal preocupación de las naciones en desarrollo es asegurar los fondos de los países ricos para limitar las emisiones de carbono y cubrir el costo de adaptarse a un mundo más cálido. Las cuestiones más apremiantes son: el financiamiento, las metas de reducción de emisiones y la transferencia de tecnología, afirmó.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha señalado que el financiamiento para que los países pobres puedan adaptarse a las modificaciones del clima y, a la vez, reducir sus emisiones de carbono debería sumar los 30 mil millones de dólares durante los próximos tres años, mientras que la Unión Europea (UE) prometió recientemente aportar 10.5 mil millones.

Los países pobres buscan financiamiento anual por 100 mil millones de dólares de aquí hasta 2020.Estados Unidos dijo la semana pasada que ningún financiamiento debería ir a China, cuya oyante economía lo descalifica.

En medio de estos renovados roces, jefes de Estado y Gobierno de los países considerados pesos pesados en negociación llegan a partir de hoy a Copenhague para la recta final de la cumbre, que concluye el viernes.

Cerca de 120 líderes, entre ellos el Premier británico, Gordon Brown y el Mandatario estadounidense, Barack Obama, intentarán definir las directrices de un nuevo pacto climático.

Sin embargo, se prevé que sea hasta mediados de 2010 cuando se llegue a un acuerdo, luego de que el Congreso estadounidense se pronuncie sobre una nueva ley ambiental y la solicitud de 1.2 mil millones de dólares que Obama le ha hecho para combatir el cambio climático.

Reforma, Internacional, p. 20
Click sobre la imagen para ampliar

defienden

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]