Si queremos cumplir nuestras metas de mitigación al 2050, cada mexicano debemos reducir a la tercera parte nuestras emisiones de GEI actuales

México se ha quedado corto en la implementación de políticas y medidas climáticas desde hace dos décadas, por lo que cumplir los compromisos nacionales en el Acuerdo de París exige un cambio trascendental de cada mexicano, urgió el especialista en temas ambientales Adrián Fernández Bremauntz, director ejecutivo de la Iniciativa Climática de México.

En promedio, un mexicano genera actualmente 6 toneladas de gases de efecto invernado (GEI) anuales, mientras que para el año 2050 esta cifra deberá ser de 2 toneladas de GEIs en línea con los compromisos globales.

La actual administración federal, indicó, se encuentra con un panorama de planteamientos y metas voluntarias que al 2020 sólo se cumplirán en un 30%, además de que a este gobierno le tocan las fechas de vencimiento de esos objetivos.

“La falta de implementación de las mismas, hace que la Federación actual rinda cuentas al respecto”, consideró.

En contraste, menció, esta administración tiene la ventaja de contar con infinidad de estudios, cifras y tecnologías en el sector ambiental, lo cual permite saber en dónde se está y se puede llegar en el cumplimiento de metas ante el cambio climático.

Comentó que el combate a este fenómeno natural es una tarea de todos los sectores y se tiene el imperativo moral de que tanto la sociedad como el gobierno sobrepasen los muros de interés que implica el cumplimiento de estos objetivos.

Mal parado en comparativo global

Los comparativos con naciones como India, Indonesia o China, señaló, dejan mal parado a México, pues ellos van encaminados en su cambio energético al sector renovable; ejemplo es India que en tres años duplicará el sistema eólico y solar de México.

Ante ello urge fomentar de manera importante el impulso de las energías renovables en México, ya que el conocimiento tecnológico y científico así como las políticas oficiales deben estar guiados por el conocimiento para entender que estos sectores dan beneficios sociales y ambientales.

 “Confiamos que podremos comunicar diversos datos y rutas de desarrollo energético en donde apostar para el futuro cercano del país”, comentó el especialista a Expoknews.

Lo anterior lo expuso durante la presentación del estudio “Eligiendo el Camino Correcto, opciones de bajo costo para fortalecer las metas climáticas de México logrando beneficios sociales a largo plazo”, a cargo del Instituto de Recursos Mundiales (WRI) México.

Movilidad sostenible en la CDMX

La publicación referida tiene como propósito ayudar a los tomadores de decisiones a identificar qué opciones podrían incluirse en un portafolio de políticas de bajo costo para avanzar en el logro de las metas de reducción de emisiones GEI de México.

Entre las estrategias para cumplir con la meta condicionada de México, detalla el estudio, está el costo promedio de 12 dólares/tonelada de GEI, lo que generaría múltiples beneficios además de los climáticos, incluyendo casi 26 mil vidas salvadas de ahora a 2030 y de cerca de 38 mil para 2050, debido a la reducción de la exposición a contaminantes atmosféricos.

“Creemos que las estrategias identificadas (directrices, medidas y tecnologías) son de utilidad para los procesos de planeación en puerta, así como para el fortalecimiento de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC) de México, siendo benéficas económica y socialmente para el país”, afirmó Adriana Lobo, directora ejecutiva de WRI México.

Añadió que lamentablemente se está perdiendo la conciencia de sorpresa a la extinción de biodiversidad. “Si bien, la humanidad se adapta a los cambios de sus ecosistemas, a que costo será lo que viene en el futuro cercano”, cuestionó. Ejemplo de ello es la sequía en Siria que es parte del conflicto armado de esa región.

Inversión necesaria

Por su parte, Andrés Flores, director de Cambio Climático y Energía del WRI, informó que entre los resultados de este trabajo se señala que México no está en la ruta correcta en cumplimiento de metas ante el cambio climático en el largo plazo, situación que afecta de forma paralela a todo el planeta y que impedirá se evite un aumento de temperatura de 2 grados centígrados en el planeta.

El estudio menciona que las emisiones GEI de Mexico siguen creciendo al 1.9% anualmente, porcentaje muy ligado al crecimiento del PIB nacional, situación, que detalló en economías de primer mundo ya se ha desacoplado.

Para poder establecer un trabajo base al futuro inmediato es necesario, acotó, que se establezcan 21 líneas de trabajo enfocándose en los principales sectores generadores de contaminantes aéreos, como es el rubro de electricidad, transporte e industria.

La descarbonización de la economía conlleva diversas ganancias económicas, sociales y ambientales, sin descuidar la autosuficiencia energética y México debe evaluar dicha realidad. Cabe recordar que nuestro país es la única nación con una meta al 2050 de las naciones latinoamericanas.

En esta publicación se señala que la implementación de las políticas necesarias en adaptación climática requerirán una inversión total cercana a los 100 mil millones de dólares entre el 2018 y el 2030, lo cual sería económicamente viable ya que representa menos del 1% del PIB anual, pero además que se justifica ampliamente porque generaría un impacto positivo en la economía, con un valor estimado de 105 mil millones de dólares, en valor presente neto de 2030.

Niega Semarnat carbonización de la economía

Katia Puga, subsecretaría de Planeación y Política Ambiental de la Secretaria del Medio Ambiente federal (Semarnat), explicó que el gobierno federal tiene una prioridad que es la implementación de políticas ambientales y que ello está plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Cabe mencionar que México esta comprometido a mitigar 22% de sus emisiones de GEI al año 2030 y 35% a 2050.

Comentó que existen procesos que son empujados para facilitar sus tiempos y cumplimiento conforme a los tiempos de esta administración. Ejemplo es que en el PND el cambio climático esta transversalizado en sectores clave del gobierno para reducir las emisiones GEI. Este concepto aparece 34 veces en el documento que se entrego al poder legislativo, aseguró.

Dichas labores se reflejan en que dependencias como Semarnat y la Secretaría de Agricultura trabajan por primera vez en rubros de conservación de suelos y agua.

Igualmente, añadió que se tienen diversos avances climáticos en entidades como Yucatán, Jalisco y Guanajuato, aunque aceptó que hace falta tener mejores mecanismos de información y trasparencia para englobar los trabajos de todos y saber sus impactos.

Se apostará a lo solar, dicen

A pregunta expresa de Expoknews sobre la controversia que ha declarado la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en el sentido de que este sexenio la apuesta en energía es el carbón para crear electricidad, la funcionaria federal expuso que “el gobierno no ha planteado que cancele la generación de electricidad vía el sector de renovables, se apostará a lo solar, simplemente que se pretende que las comunidades ya sea donde se aproveche el

sol o el carbón tengan un componente de impacto social y desarrollo humano por parte de las empresas que usufructúen estos bienes, para de esta manera, dar cumplimiento de metas ante el cambio climático de México”.

¿Dónde está el potencial del futuro económico de la energía solar?

Rechazó las versiones que han surgido de que durante este sexenio la generación eléctrica por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se va a “carbonizar”, en detrimento del desarrollo de las energías renovables.

Subrayó que “no estamos en una disyuntiva de si es una cosa u otra, sino de encontrar estas integraciones estratégicas que nos permitan cumplir con nuestros objetivos que tenemos como gobierno”, aseguró.

La publicación está disponible en la página oficial de WRI México (wrimexico.org) y en su versión en inglés en la de WRI global (wri.org).

Acerca del autor

Juan Carlos Machorro