Ambiental

Cuesta más lo que se compra barato

Comprar es parecido a votar, pero por cierta forma de hacer negocios. Al adquirir cualquier bien o servicio, el consumidor entrega dinero a una compañía que es empleado para empezar un nuevo ciclo de producción.

Las ganancias que se obtienen por nuestras decisiones de compra son usadas para fomentar prácticas que promueven la justicia social y la conservación ecológica o prácticas que dañan al medio ambiente y perpetúan condiciones laborales en contra de la dignidad humana.

Consumir no es únicamente satisfacer una necesidad o deseo, es colaborar para que sean posibles los procesos que generan el bien o servicio consumido. Si tomamos en cuenta lo anterior podremos apoyar a empresas que actúan de manera responsable. ¿El consumo responsable es más caro? En algunos casos es cierto.

Quizá deberíamos formular la pregunta en sentido contrario: ¿son los productos convencionales demasiado baratos? La explotación intensiva de los recursos naturales genera grandes lotes de producción que llegan a nuestros mercados con precios muy bajos.

Al abaratar sus productos o servicios, las empresas reducen la calidad del producto. Realice un buen mantenimiento. Las tres “R”. En caso de ser defraudado, ejerza sus derechos como consumidor. Al terminar la vida útil del producto, siga la regla de las tres “R”: reducir, reciclar y reutilizar.

El Economista, Finanzas personales, p.15
Click sobre la imagen para ampliar

cuesta

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]