Noticias

¿Cuál es el reto de un emprendedor social?

¿Cómo hacer para que un proyecto que busca cambiar al mundo sea también un negocio?

Solucionar problemas de modo eficiente es la gasolina del motor emprendedor; sin embargo, para los emprendedores sociales, una de sus motivaciones principales es poner en marcha proyectos que generen un impacto en la realidad social desatendida: rezago, falta de servicios e impacto ambiental. Pero de nada sirve emprender un proyecto si no genera una ganancia y un retorno de inversión, rasgo que diferencia a un emprendedor social de un activista. ¿Cómo hacer para que un proyecto que busca cambiar al mundo sea también un negocio?

Esa fue una de las premisas por las que Unreasonable México arrancó operaciones en el estado de Aguascalientes como una iniciativa del Unreasonable Institute con sede en Boulder Colorado. Este fin de semana 15 emprendedores, 7 mentores y más de cuarenta estudiantes universitarios formaron parte de este primer proceso de aceleración a proyectos de impacto social, donde se buscó que a partir de la experiencia y la confrontación de prototipos se crearán proyectos exitosos y desde luego, rentables.

Raúl de Anda, cofundador de esta iniciativa en nuestro país aseguró en entrevista con Dinero en Imagen que buscarán acelerar a 20 emprendedores sociales cada año en temas como educación, salud e infraestructura, entre otros. “Después del proceso de aceleración buscamos reunir a los emprendedores con al menos treinta fondos de inversión y otros inversionistas” señaló. Y es que basta saber que 9.7% de la población en México, es decir, 1 de cada diez personas no tiene acceso a drenaje en sus casas, situación que acarrea problemas de salud, entre otros.

En una primera etapa Unreasonable México no va a invertir capital en las empresas, aunque no lo tienen descartado, sino que se generará aceleración y se brindará apoyo de mentorías.

La rentabilidad social

Del 7 al 9 de junio fueron creados más de 15 proyectos que pretendían mejorar la calidad de vida de las comunidades del municipio de Jesús María, en Aguascalientes. Sin embargo, de ellos sólo cuatro fueron validados por los mentores al contar con un modelo de negocio rentable y demostrar ser replicable y con oportunidades de crecimiento en otros lugares.

En entrevista, Vicente Meléndez, del proyecto de Tortillerías Verdes destacó la importancia del acercamiento al momento de crear proyectos sociales y cómo lo ayudaron en su propia empresa. “La gente de esta comunidad al plantearle el esquema lo abrazó, porque significa una oportunidad de empleo, lo que me hace muy feliz porque tienen una alternativa de solución a problemas. Esta experiencia me dio mucha enseñanza” señaló.

Rafael Smith, quien ahora funge como mentor señaló que en sus inicios “encontré mi primer inversor en Unreasonable y muchas personas que me ayudaron a llegar a la siguiente etapa de mi primer negocio”.

Y es que en el tema de las inversiones de impacto, no sólo se trata de cambiar el mundo, sino que la riqueza se reparta en partes iguales y con suficiente beneficio tanto para el emprendedor, como a sus alrededores.

Fuente: Dinero en Imagen

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario