RSE

Crisis de RSE en IKEA: pagará 46 millones de dólares a una familia

Se acordó rediseñar el producto con estándares de seguridad más altos.

En 2017, Jozef Dudek, de 2 años de edad, falleció cuando los cajones de un gavetero de Ikea se desplomaron sobre él en su hogar en California, Estados Unidos.

El mueble, que pesa alrededor de 32 kilos, fue retirado del mercado un año antes por una alerta de seguridad tras la muerte de otros tres menores.

Feldman Shepherd, la firma legal que representa a la familia Dudek, dijo en un comunicado que el pago es el mayor acuerdo al que se ha llegado por muerte por negligencia relacionado con un niño en la historia de Estados Unidos.

Crisis de RSE en Ikea: pagará 46 millones de dólares a una familia

En un comunicado de prensa, Ikea se disculpó:

Si bien ningún acuerdo puede alterar los trágicos eventos que nos trajeron aquí, por el bien de la familia y todos los involucrados, estamos agradecidos de que este litigio haya llegado a una resolución.

La seguridad del producto es una prioridad para Ikea y es el núcleo del proceso de diseño todos los días. Nuevamente, ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia”, agregó el portavoz.

Por su parte, la familia dice que se encontraban devastados por la pérdida de su hijo.

“Nunca pensamos que un niño de 2 años pudiera hacer que un gavetero de 76 centímetros de altura volcara y lo aplastara. Solo después supimos que el mueble era inestable por diseño”.

Ikea establece ambiciosas metas ambientales

Retiro del mercado

En 2016, Ikea afirmó que sacaría del mercado millones de muebles por una alerta de seguridad. Fue el retiro más grande de un producto del mercado en la historia de la compañía.

Inicialmente, la empresa aconsejó a los clientes utilizar una sujeción de pared para estos muebles, pero la muerte de un tercer niño hizo que Ikea decidiera retirarlos.

Fue en diciembre de ese año que la compañía optó por pagar 50 millones de dólares tras la muerte de esos pequeños.

Sin embargo, millones de los antiguos modelos inseguros de vestidores permanecen en las casas de los consumidores de todo el país”, dijo Feldman Shepherd, quien representó a las familias víctimas en los casos anteriores.

Hasta el momento se han presentado ocho informes de muertes infantiles que involucran cofres y tocadores de Ikea, según el sitio web de la compañía en Estados Unidos.

¿Qué solución ha dado Ikea?

Ikea se comprometió a vender en Estados Unidos, solamente gaveteros que cumplan con -o excedan- los estándares voluntarios de seguridad nacional para unidades para guardar ropa.

Como parte del acuerdo, también acordó ampliar su alcance a los consumidores sobre el retiro del producto de Malm.

Los abogados dijeron que el fabricante de muebles se reunirá con representantes de Parents Against Tip-Overs, un grupo de defensa que aboga por diseños de muebles más seguros y estándares de prueba más estrictos.

La empresa afirma también que ha tomado medidas para concienciar a los padres del riesgo de que los muebles se vuelquen por accidente y, añade, que está trabajando en la resolución del problema.

Seguimos comprometidos a trabajar de forma activa para abordar este importante problema de seguridad en el hogar. Nuevamente, ofrecemos nuestras más sinceras condolencias

Ikea.

Ikea se está haciendo responsable de los daños causados a sus consumidores. El hecho de aceptar su responsabilidad y darle una solución la convierte en una empresa con credibilidad.

Aunque no hay forma de devolver la vida de los pequeños, la firma está haciendo todo lo posible para apoyar a las familias y sin duda eso habla de un buen manejo de crisis en una empresa socialmente responsable.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario