Ambiental

Proponen crear bonos de ‘Carbono azul’ para conservar océanos y capturar emisiones

Los océanos son enormemente valiosos para el equilibrio natural de la tierra y las actividades económicas humanas. Pensemos en los corales, la pesca como fuente de alimento, el agua, o los millones de dólares asociados a la industria del turismo de playas.

Pero de acuerdo a un nuevo informe de la Organización Naciones Unidas, los mares tienen una propiedad aún más importante: son grandes ‘filtros’ que almacenan dióxido de carbono de la atmósfera.

En el documento “Carbono Azul El rol de océanos saludables en la compensación de carbono”, la ONU alerta sobre la importancia de los mares en el control del carbono atmosférico y propone la creación de un fondo de ‘Carbono azul’ para invertir en mantenimiento y restauración de ecosistemas marinos.

De acuerdo al informe, los océanos capturan hoy una cantidad de carbono igual a la mitad de las emisiones anuales del sector del transporte mundial, y las almacenan en manglares, marismas saladas y hierbas marinas. La vegetación de los mares representa sólo un 0.05% de la biomasa vegetal en tierra, pero almacenan anualmente una cantidad comparable de carbono, lo cual demuestra su intensidad y eficacia.

Además, mientras que el carbono capturado y almacenado en tierra puede permanecer ‘encerrado’ por décadas o siglos, el almacenado en océanos perdura por milenios.

Así, la restauración de los sistemas marinos acompañada por una reducción de la deforestación de bosques nativos, asegura el estudio, podría lograr un 25% de la reducción de emisiones requeridas para evitar un cambio climático de consecuencias peligrosas.

Lamentablemente, por el momento la humanidad no sólo no está cuidando estos sistemas que cubren solamente menos del 1% del lecho marino, sino que los está dañando en forma acelerada. Desde la década del ’40 se perdieron más del 30% de los manglares, cerca del 25% de las marismas saladas y más del 30% de las praderas de hierbas marinas. Actualmente se pierde de 2 a 7% de estos ‘depósitos’ de carbono anualmente y si no se toman medidas, se podría perder la mayoría de ellos en dos décadas.

Teniendo en cuenta que la restauración de estos sistemas podría compensar semejante porcentaje de emisiones y a un costo mucho menor que algunas de las tecnologías de captura y almacenamiento de carbono que se están desarrollando en el mundo, el informe asegura que discutir la creación de un fondo de Carbono azul en Copenhague es crucial.

Esto es complicado porque la importancia de los bosques en la lucha contra el calentamiento global es conocida y aceptada en forma unánime, pero hasta el momento no se le ha dado la misma atención a otros ecosistemas.

A 60 días de la COP15 en Copenhague, se suma un elemento a tener en cuenta en las negociaciones de los líderes por el futuro del planeta.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]