RSE

Consumidores toman control de RSE: Esta tienda recibe amenazas

¿Qué tan responsable es que los consumidores tomen control de la RSE?

La sociedad está harta de las malas practicas y descuidos de las marcas, por lo que ahora muchos consumidores toman control de la RSE. Sin embargo, no lo han hecho de la manera más responsable y adecuada.

Consumidores toman control de RSE, ¿seguro?

A pesar de que los consumidores cada vez son más conscientes y sensibles sobre temas de racismo, sexismo, inequidad o discriminación, su reacción hacia los descuidos de las marcas no han sido muy responsables tampoco y han llegado al punto de que las marcas han tenido que cerrar sus tiendas de manera temporal e incluso vigilar a sus colaboradores para que no sufren un ataque por parte de los clientes.

Un caso reciente fue el de la marca H&M, que fue sumamente criticada por una sudadera que contenía la leyenda “The coolest monkey in the jungle” y que portaba un niño de tez oscura y por su reacción ante dicha crisis.

En un inicio la marca compartió una disculpa publica y decidió retirar la imagen y el producto: Lamentamos profundamente que la fotografía se haya tomado y estamos arrepentidos por la imagen, por lo que no solo la hemos eliminado de nuestros canales, sino también el producto de nuestras tiendas.

Sin embargo, esto no fue suficiente y como reacción los consumidores toman control de RSE para protestar y atentar contra las tiendas de las marcas.

Para Rafael Gárate, director general de Percepción e imagen, una agencia de relaciones públicas, comunicación estratégica y digital, la disculpa fue lanzada un día después, lo que provocó que los internautas se molestaran todavía más y que hicieran de la disculpa una reacción errónea.

Ahora un caso similar al de H&M ocurre en una tienda de la empresa UPS, donde un colaborador reacciono de manera discriminatorio hacia un cliente.

Consumidores toman control de RSE en UPS

Posterior a que un colaborador fuera despedido por tratar mal a una mujer de origen cubano por no hablar ingles, la tienda y los otros colaboradores que todavía trabajan ahí han recibido amenazas por parte delos consumidores.

De acuerdo con la encargada de esta tienda, han recibido amenazas y comentarios como: “No vayan a este UPS”; “No les gustan las personas hablando en español”; “vete de Estados Unidos, hijo de p… aquí no te queremos. También les han llamado para gritarles racistas y han preguntado por la dirección del colaborador.

No obstante, la persona que fue agredida por el colaborador señaló que ellos no aceptan ningún tipo de discriminación pero que dicho episodio no debería de llevar amenaza por parte de los colaboradores.

Por su parte, la empresa compartió que la tienda tendrá una nueva administración y todos los clientes serán tratados por igual.

Este tipo de reacciones han demostrado que algunos consumidores no saben reaccionar de manera responsable ante las metidas de patas de las marcas y mucho menos de sus colaboradores.

Elisenda Casillas, directora de comunicación Financiera de Llorente y Cuenca México en una entrevista para Expansión, señala que ahora ahora no podemos saber cuáles son las consecuencias que puede sufrir una marca con este tipo de incidentes, pero es importante que las empresas estén preparadas y cuenten con un equipo de expertos encargado de evitar las crisis”.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact