Cómo ser un líder que ofrece retroalimentación efectiva – ExpokNews

tips liderazgo

La temporada del año que debe dedicarse a evaluar el desempeño de los colaboradores es difícil tanto para ellos como para los líderes. Una forma de evitar la incomodidad de esta situación, es eliminar por completo las evaluaciones y convertir la retoalimentación en una actividad constante, enfocándose en entrenar y ayudar, no en criticar.

A continuación, tres tips para este tipo de retroalimentación efectiva:

1. Conecta mente y cuerpo:

Esto significa asegurarse de que el lenguaje corporal esté en sintonía con el mensaje que se quiere comunicar. Si le estás diciendo a una persona que está haciendo un buen trabajo, pero estás frunciendo el ceño, tus palabras no serán verosímiles. Lo mismo sucede si exclamas «¡Buen trabajo!» sin mirar a los ojos de tu interlocutor. La mente y el cuerpo deben estar en la misma página para que la retroalimentación sea efectiva, y las primeras palabras que dices deben marcar la pauta del tono de la conversación.

2. Ofrece comentarios a tiempo:

La retroalimentación debe darse en el momento adecuado, ya que la comunicación constante genera crecimiento constante. Como líder, eres responsable del proceso de guiar, desarrollar y mejorar el desempeño de tu equipo, por lo que la orientación es una responsabilidad diaria, no una actividad esporádica. Esto puede resultar incómodo, porque habrá muchas conversaciones difíciles, pero la comunicación constante es la clave para orientar a través de la retroalimentación, luchando contra la tendencia natural a evitar las pláticas incómodas.

Por ejemplo, si una persona está fallando en el trabajo de equipo, debes preguntarle qué necesita para mejorar. Si otro tiene una actitud negativa, puedes pedirle que cambie sus frases negativas por positivas. Además, siempre debes encontrar oportunidades para alentar a las personas, lo cual permite aprovechar sus fortalezas.

3. Evita decir «pero»:

El cómo dices las cosas es casi tan importante como lo que estás diciendo. Según la sabiduría popular, debes combinar comentarios positivos con negativos, para hacer más digerible la crítica, pero esta no es siempre la técnica más efectiva.

La solución es, como se mencionó anteriormente, abordar las situaciones en el momento en el que sucedan. En lugar de decir «tus reportes son muy buenos pero debes mejorar tus habilidades sociales», felicita a la persona en cuanto entregue un buen reporte y si es posible, hazlo en público. Y cuando notes un ejemplo de mal comportamiento con otras personas, hazlo saber inmediatamente y en privado, pidiéndole sus comentarios sobre cómo se hubiera podido manejar mejor una situación.

Por último, recuerda que este tipo de retroalimentación debe darse en todos los niveles: hay que mantener abiertas las líneas de comunicación para recibir y hacer comentarios a tu jefe, y también para escuchar lo que tus empleados tienen que decir.

Fuente:
Smart Blogs

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.