¿Cómo se recicla una batería de carro? – ExpokNews

Tienes que conocer cómo se recicla una batería de carro antes de invertir en uno.

Investigar sobre las características y el funcionamiento de un automóvil eléctrico o de uno híbrido es esencial, sobre todo si piensas invertir en uno. Sin embargo, también es fundamental saber qué sucede con ellos y sus piezas, una vez que cumplen su tiempo de vida. Iniciando por descubrir cómo se recicla una batería de un carro eléctrico.

Una desventaja…

El automóvil eléctrico o el híbrido han demostrado ser dos buenas opciones para reemplazar el carro convencional. Ambos mejoran la experiencia de los conductores; son más amigables al no generar emisiones; ahorran energía y utilizan baterías eléctricas.

Sin embargo, una de las desventajas que este tipo de carros podría tener, es que se debe reemplazar la batería cada siete o 10 años y saber cómo y dónde tirarla puede parecer un poco complicado porque estas contienen productos químicos tóxicos que no se pueden dejar en cualquier lado y que representan un peligro ambiental.

La mayoría de estas baterías son de iones de litio y las podemos encontrar en otros equipos, como cámaras, teléfonos inteligentes y hasta juguetes de control remoto.

Una batería usada puede servir para contener energía y más.

Twittea esta frase.

Actualmente, se estima que solo el 5% de estas baterías se reciclan. Lo que representa un peligro ambiental porque conforme la popularidad de los vehículos eléctricos y otros aparatos crezca, se estima que se acumularán cerca de 11 millones de toneladas de baterías entre 2018 y 2030.

Para evitar esto, la industria automotriz, está buscando formas para reciclarlas y reutilizarlas de tal forma que también se logre disminuir la extracción adicional de recursos para su producción, impulsando una mejora ambiental y laboral para los colaboradores encargados de su producción.

En lugares como China y la Unión Europea, los propietarios de los vehículos eléctricos, están obligados por ley a reciclar y/o reutilizar sus baterías, y los expertos esperan que Estados Unidos pronto implemente políticas similares.

Cómo se recicla una batería de un carro eléctrico

De acuerdo con el portal The Guardian, aunque las baterías de los automóviles eléctricos, no son aptas para alimentar un vehículo eléctrico después de siete a 10 años de uso, todavía contienen alrededor del 70% de su capacidad cuando se retiran, lo que permite que se puedan reutilizar de varias maneras creativas.

En los últimos años, han surgido varias empresas para ayudar a los consumidores y enseñarles cómo se recicla una batería de un carro eléctrico. Otros aún están desarrollando nuevas tecnologías para mejorar los procesos de reciclaje existentes.

Uno de estos casos de éxito es la compañía Li-Cycle, una empresa con sede en Canadá, que utiliza tecnologías de reciclaje avanzadas y que pueden recuperar hasta el 100% del litio de las baterías de iones de litio. Un proceso sostenible que ayuda a sacar provecho de todos los elementos útiles de una batería.

Otras empresas como Redwood Materials y Retriev Technologies, con sede en California, se encargan de evaluar sus materiales para gestionarlos de manera adecuada y poder reciclarlos, mientras que OnTo Technology, con sede en Oregón, también es pionera en procesos avanzados de reciclaje de baterías.

En el caso de las grandes empresas automotrices, están utilizando las baterías usadas para proporcionar nuevos servicios. En Japón, una de estas compañías las utiliza para alimentar las farolas o darle energía a los elevadores, incluso sirven para almacenar energía solar y respaldar redes eléctricas tradicionales.

Las empresas como Powervault con sede en el Reino Unido, y Aceleron, con sede en Australia, han creado tecnologías que pueden convertir las baterías en unidades de almacenamiento de electricidad para el hogar, baterías para bicicletas eléctricas y otras herramientas útiles.

Todos estos procesos son de gran ayuda para saber cómo reciclar una batería de un carro eléctrico. Sin embargo, el modelo de la economía circular, también puede jugar un papel importante.

La economía circular sí ayuda

Los expertos mencionan que conforme el mercado de vehículos eléctricos crezca, la implementación de mejores prácticas para el reciclaje y la reutilización de baterías puede convertirse en un tema candente para los propietarios de automóviles y todos los involucrados en el tema.

Se calcula que la cantidad de vehículos eléctricos superó los 3 millones por primera vez en la historia durante el 2017 pero en las próximas dos décadas, los vehículos eléctricos estarán listos para explotar el mercado de una manera más grande con un máximo de 559 millones de vehículos eléctricos que se espera que estén en las carreteras en 2040 o alrededor de un tercio de todos los automóviles.

Así que centrar los esfuerzos en crear vehículos y piezas automotrices que estén diseñadas bajo un modelo de economía circular será fundamental. Este modelo de negocio le permite a las compañías que sus productos puedan ser fabricados de tal forma que al terminar su ciclo de vida, puedan volverse a integrar a la cadena para crear algo nuevo y útil. La economía circular también puede ayudar a aprovechar más los recursos y desperdiciar menos.

El compartir información sobre cómo se recicla una batería de un carro eléctrico, también será fundamental para que las personas conozcan cada rincón de sus vehículos. No obstante, las marcas deberán poner mayor atención al crear más programas para reciclar las baterías, sobre todo porque a medida de que la producción de vehículos aumente comenzarán a representar un reto importante.

“Qué hacer con las baterías EV usadas a medida que aumenta la producción de vehículos es ciertamente un desafío importante, pero también presenta una oportunidad sin precedentes para que los fabricantes y gobiernos trabajen juntos para lograr una tecnología más limpia no solo para automóviles, sino en toda la red eléctrica” señala, Rikki Gibson, colaborador en FleetCarma.

¿Qué sucede si no hay forma de reciclar?

Cuando las baterías llegan al punto de que ya no pueden reutilizarse o bien una de las celdas se ha degradado tanto que no puede contener una carga o fue dañada por un accidente, es ideal actuar antes de que contenidos como el plomo, el cobalto o el cromo queden expuestos.

Las empresas, como Retriev Technologies, se especializan en el reciclaje de baterías. Para hacerlo trituran mecánicamente las celdas de la batería y luego las funden para separar los materiales más valiosos en su interior. Ese proceso consume más energía que la reutilización de células y, por lo tanto, es más derrochador pero evita que las baterías completas se viertan a un vertedero.

El portal Bloomerg señala que el costo de las baterías, disminuirá sustancialmente hasta $73 por kilovatio-hora para el año 2030. Esa disminución se debe al aumento de la producción y los materiales de menor costo. Si bien son buenas noticias para los consumidores que compran autos eléctricos, les quita parte del incentivo para deshacerse de los paquetes de baterías de manera responsable.

No obstante, la participación de las empresas por crear sistemas de reciclaje va en aumento y una vez que comiencen a funcionar es probable que el problema ambiental provocado por las baterías, comience a disminuir.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.