01-04-2014

Uno de los grandes retos de la comunicación de responsabilidad social es encontrar estrategias que sean percibidas como auténticas y honestas por el público. La mayoría de las veces, sin embargo, las promesas resultan vagas y van acompañadas de un lenguaje muy técnico que no significa nada para quienes lo reciben.

3028162-inline-i-2-generic-brand-ad

Esta tendencia queda muy clara al ver «Este es un video de marca genérico», un trabajo de parodia realizado por el sitio web Dissolve, que ofrece material fílmico libre de derechos. El guión es una adaptación casi palabra por palabra de un texto del mismo nombre publicado por Kendra Eash en el portal literario humorístico McSweeney’s.

Las palabras por sí mismas son geniales, y arrancarían una sonrisa de cualquiera que haya visto un comercial, con pasajes como: «también nos interesa, vagamente, el medio ambiente. Aquí hay una imagen de agua corriendo poderosamente. Y gente plantando árboles. Nuestras políticas podrían estar relacionadas con estas vistas panorámicas de Costa Rica» y más tarde: «equidad, innovación, honestidad y avance… todas son palabras que elegimos de una lista.» Al unirlas con video, el concepto se vuelve todavía más poderoso, pues es innegable que el resultado final se parece mucho a la oferta de publicidad que encontramos todos los días.

Además de provocar un buen rato de diversión a costa de las marcas, el video genérico puede hacernos reflexionar un poco sobre qué pueden hacer las compañías para alejarse de estos estereotipos y generar productos audiovisuales que realmente tengan un impacto. Me parece que, en primer lugar, deben aceptar que su público ya no se conforma con cualquier cosa, y actuar en consecuencia.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.