Notas

¿Cómo impulsar la participación ciudadana?

manos

Por: Leopoldo Lara

¿Cómo logramos aumentar la participación ciudadana en Tamaulipas? ¿Sirve de algo?

Esas fueron las preguntas básicas que nos hicimos hace unos días en Reynosa, un grupo de 22 organizaciones de la sociedad civil que iniciamos un proyecto que busca incidir en una legislación estatal más propicia para aumentar la participación ciudadana en acciones públicas en nuestro estado.
Pusimos sobre la mesa varias premisas.

Por una lado la definición de la Agenda 21 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con respecto al papel que juegan los ciudadanos organizados en asociaciones civiles como “socios naturales de cualquier gobierno que busca combatir y prevenir la corrupción, proteger los derechos humanos, promover el bienestar social, proveer de servicios públicos a los grupos de la población vulnerable, renovar el entorno urbano y prevenir la violencia, entre otros”; por otra parte el pobre nivel de asociacionismo que en Tamaulipas vivimos al día de hoy: apenas representamos el 1.22% de las organizaciones de la sociedad civil registradas en el país que de por sí son pocas cuando se comparan con otros países de América Latina y el mundo.

Quizá por ello las principales crisis que padecemos en el estado vayan más allá que las de seguridad o de desarrollo económico, con todo lo que eso implica, sino que se concentran en una marcada falta de resiliencia o incapacidad para salir adelante de nuestros problemas por nosotros mismos. Cualquier problema nos hace crisis, justamente lo que ahora se conoce como falta de tejido o de capital social.

¿Qué hemos hecho para remediarlo?

La mayoría de los programas de gobierno y de instituciones privadas buscan atender las principales desigualdades en el estado. Se enfocan a la problemática de la educación, la salud y la asistencia directa entre otras. Todos los hemos escuchado o incluso participado en ellos: la entrega de despensas, de uniformes escolares, de becas o de campañas de salud integral están a la orden del día y forman parte de la oferta que tanto el gobierno como algunos particulares organizados llevan a cabo en beneficio de las comunidades.

¿Es suficiente?

Sólo basta observar los indicadores socioeconómicos y echar un ojo por la realidad cotidiana de nuestro estado para reconocer que no lo son.

Y es que no habrá jamás asistencia social que sea capaz de resolver los problemas de la sociedad si no se logra involucrar decididamente a los ciudadanos en ello.

Pero involucrar a la sociedad civil en acciones públicas no se genera a partir del azar o del discurso, es necesario que existan ingredientes formales y emocionales para lograrlo.

El ingrediente formal es en el que actualmente estamos trabajando los ciudadanos de estas organizaciones -más las que se sumen de otras ciudades en donde llevaremos a cabo el mismo ejercicio- y que consiste en aprovechar y mejorar las herramientas con las que actualmente contamos, como la Ley Estatal de Fomento a las Actividades de las Organizaciones de la Sociedad Civil que fue promulgada en Tamaulipas desde el 2007, para que dentro de su marco se desarrolle el fomento a la participación ciudadana y logremos pasar de ser un estado que la plantea en el discurso a uno en donde se vive intensamente ese activismo a diario. Trabajar en un verdadero desarrollo social y dejar atrás el asistencialismo.

El problema es que esa ley no ha podido aplicarse, ya que nunca fue promulgado su reglamento.

La propuesta que hicimos al Congreso del Estado, desde la OSC en la que participo: Esfera Ciudadana, A.C.; fue integrar “equipos ciudadanos” para diseñar ese Reglamento y proponerlo al Ejecutivo para su publicación. A través del mismo, buscamos incidir en el presupuesto del Gobierno del Estado, para que parte de él sea ejercido mediante proyectos de coinversión con organizaciones de la sociedad civil, que además de hacer más rentable y transparentes las acciones sustantivas, logren profesionalizar la acción ciudadana de beneficio colectivo y con ello aumentar el tejido social con los beneficios que ya todos conocemos. Justamente trabajar en cimientos sólidos y duraderos más que en acciones inmediatas y fugaces.

Y ese ejercicio ya lo iniciamos, precisamente en Reynosa y lo continuaremos en todo el Estado, con la participación entusiasta de organizaciones serias y formales.

Si logramos incidir en ese ingrediente formal y los gobiernos y los representantes populares continúan haciéndolo junto a los ciudadanos, el otro ingrediente, el emocional, que tiene que ver con la confianza de los ciudadanos a sus autoridades comenzará a gestarse y gracias a ella la corresponsabilidad y los resultados serán una realidad.

Quizá entonces lograremos ver más allá de los cimientos de este edificio que hoy intentamos construir en conjunto, para mejorar nuestras comunidades.


leopoldo lara puente

José Leopoldo Lara Puente

Candidato a Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, España, Leopoldo Lara Puente es un Notario Público tamaulipeco que se ha distinguido por ser promotor del capital social y del ejercicio de los ciudadanos en las acciones públicas. Fundador de diversas organizaciones de la sociedad civil y empresariales, actualmente es editorialista de un periódico de su localidad, desde donde nos comparte sus propuestas y experiencia ciudadana.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact