Ambiental Noticias RSE

Cómo GAP y otras marcas de moda se están acercando a la circularidad

Cómo GAP y otras marcas de moda se están acercando a la circularidad

Gap, Thousand Fell y MycoWorks son empresas que trabajan en nuevas formas de rediseñar la ropa que ya no usamos y de dotar de mayor durabilidad lo que vestimos.

La mezclilla y la piel han sido parte crucial de algunas de las expresiones de moda más icónicas a lo largo de la historia, así que cuando la industria quiere dar un giro completo a esta industria, tiene sentido empezar con este tipo de materiales clásicos que parecen nunca pasar de moda.

Gap, Thousand Fell y MycoWorks son tres empresas que trabajan en nuevas formas de rediseñar la ropa que ya no usamos y de dotar de mayor durabilidad lo que vestimos, especialmente en lo que se refiere a los pantalones vaqueros y el calzado.

Las tres compañías se reunieron la semana pasada para compartir algunas de sus ideas a través de una conferencia de Zoom sobre el potencial de los principios circulares para la industria de la moda, organizada por la Fundación Ellen MacArthur (EMF).

Gap es uno de los principales socios de la iniciativa Make Fashion Circular de la CEM, que busca rediseñar radicalmente la industria de la moda. El rediseño de los pantalones vaqueros es uno de los proyectos que se está llevando a cabo en el marco de esta iniciativa, que busca desarrollar y compartir nuevas directrices para hacer frente a los residuos y la contaminación asociados con la producción de pantalones vaqueros.

Rebecca Golden, directora de investigación y desarrollo de la mezclilla de Gap, dijo que su compañía utiliza más de 110 millones de yardas de tela cada año y está buscando aumentar la cantidad de algodón reciclado post-consumo que utiliza en sus líneas de producción.

Para nuestra producción de vacaciones 2019, nos comprometimos a usar al menos un 5% de algodón reciclado de jeans desechados, esta cifra porcentual, que equivale a más de 91.000 libras de algodón reciclado en peso, es en gran medida el “punto de partida” para Gap.

Este 5% fue neutral en cuanto a costos y nos permitió mantener nuestros estándares de calidad… pero estamos trabajando en el desarrollo de productos que tienen un mayor porcentaje de algodón reciclado en ellos.

El reto de mantener la calidad y el rendimiento de la fibra a medida que se añaden más residuos de algodón post-consumo a los diseños de mezclilla es continuo, pero Golden dice que siguen surgiendo nuevas tecnologías y tratamientos y con ello, mayores opciones para la obtención de materiales reciclados.

“Tenemos muchas, muchas mejores opciones hoy que hace 10 o 15 años“, dijo, y añadió que las conversaciones con los proveedores “han cambiado realmente” en los últimos cinco años.

La industria ha hecho avances sorprendentes en términos de crear más oportunidades u opciones para que los diseñadores puedan elegir.

Además de las fibras recicladas, muchas marcas de moda están explorando el potencial de usar alternativas regenerativas. A principios de este año, la nueva empresa MycoWorks, con sede en San Francisco, recaudó 17 millones de dólares de los EE.UU. para ayudar a ampliar la producción de su textil Reishi, que afirma ser el primer material no plástico y no animal que funciona como el cuero.

El reishi se fabrica básicamente a partir de hongos —de las fibras de la raíz del micelio de los hongos, utilizando productos de desecho agrícola como las mazorcas de maíz y las fibras de cáñamo para cultivarlo. Una solución de baja tecnología, puede ser cultivado de diferentes maneras para varias texturas, patrones y colores — incluso puede incluir productos como fijadores cultivados directamente en él, eliminando la necesidad de pegamento o costuras. Como explicó el director general de MycoWorks, Matthew Scullin:

Cuando el micelio crece en una estructura entrelazada, se vuelve muy fuerte. Se comporta como la piel de vaca, lo cual es bastante sorprendente.

Scullin añadió que el producto es completamente natural, a diferencia de muchas “pieles” veganas, que tienen base de petróleo y se biodegradarán al final de su uso; si se añade al fertilizante, por ejemplo, el Reishi puede mejorar la velocidad de crecimiento de los cultivos. Y afirmó que:

¡Es un proceso increíblemente circular!

Mientras tanto, la empresa neoyorquina Thousand Fell está evitando la piel en favor de otros materiales como el caucho natural reciclado, las semillas de ricino, la cáscara de coco, la caña de azúcar y el cuarzo para sus diseños de “calzado completamente circular“, empezando por los tenis blancos, que según su cofundador Stuart Ahlum es el “producto perfecto para poner en un sistema circular“.

“El primer usuario suele ser el último“, explica, añadiendo que los tenis rara vez tienen la oportunidad de una segunda vida debido a que se desgastan o pueden tener problemas de olor.

Queríamos diseñar y conseguir materiales que pudieran ser fácilmente reciclados mecánicamente; buscamos crear un tenis construido para ser reutilizado en todas sus partes.

Thousand Fell ofrece un servicio de devolución de sus tenis usados a cambio de un descuento en cualquier compra nueva. Una vez separados los materiales de los tenis viejos pueden ser compostados o reciclados y reintegrados a la cadena de suministro de calzado.

La compañía también está planeando construir una plataforma digital de “backend” para ofrecer un elemento de transparencia, de manera que pueda mostrar a los clientes a dónde van los materiales de sus tenis.

Ahlum dice que una ventaja clave que tiene Thousand Fell sobre las grandes marcas de calzado es su capacidad de ser ágil y receptivo cuando se trata de diseñar sin desperdicios.

“Las empresas más grandes pueden haber hecho compromisos de uso de fibra con sus cadenas de suministro cinco a diez años atrás, y podría tomar ese mismo plazo para que la industria del calzado comience a hacer los grandes cambios necesarios para impulsar la circularidad a escala”.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario