Cómo evitar contratar a un colaborador tóxico – ExpokNews

La mala actitud de un colaborador se expande más rápido que el fuego, ¿cómo puedes evitarlo?

Toxicidad vía Shutterstock

Toxicidad vía Shutterstock

Pocas cosas resultan más costosas para una compañía que contar entre sus filas a un colaborador que además de ser poco productivo no se ajusta a los valores de la organización y entra en constante conflicto con su compañeros de trabajo; se trata de un trabajador tóxico cuya actitud negativa se propaga más rápido que el fuego y puede afectar seriamente el desempeño de todo el equipo, aunque por desgracia a menudo es identificado cuando el daño ha comenzado a avanzar.

Dylan Minor, profesor asistente en Harvard Business School y Michael Housman, director de análisis en Cornerstone OnDemand se dieron a la tarea de estudiar a los colaboradores de 11 empresas en varias industrias con el objetivo de identificar el costo que representa para cada una de ellas la existencia de un elemento tóxico y descubrieron que éste puede ser equivalente incluso a las ganancias que aportan dos trabajadores estrella.

De acuerdo con información de Harvard Business Review, un colaborador estrella puede aportar a una empresa beneficios de hasta $5.000 dólares por año, mientras que un sólo empleado tóxico puede costar hasta $12.000 a lo largo del mismo periodo; esto sin contar el costo potencial en términos de clientes molestos e insatisfacción laboral.

De ahí la importancia de identificar a estos elementos a tiempo y tomar las medidas necesarias para eliminar a las personas tóxicas antes que realmente comiencen a afectar el desempeño de tus mejores elementos. Pero ¿puede una empresa evitar a estos elementos desde el reclutamiento?

El primer encuentro

Según información de estos investigadores, casi siempre es posible identificar elementos potencialmente tóxicos desde una entrevista de trabajo; para ello el reclutador debe estar alerta y solicitar al candidato información sobre situaciones específicas a través de cuestionamientos como ¿Qué harías si…? ¿Cómo reaccionarías ante…? ofreciendo ejemplos en los que el interlocutor se sienta cómodo y pueda hablar sobre situaciones similares que pueda haber experimentado, al tiempo que el responsable del proceso analiza si su comportamiento se ajusta a los valores que la organización está buscando. Lo ideal es aplicar la misma estructura de entrevista a todos los candidatos y hacer la preguntas en el mismo orden.

10-preguntas-elemento-toxico

No debes olvidar…

Además de integrar algunas de estas preguntas en tu siguiente entrevista de trabajo, procura dar seguimiento a comportamientos como la puntualidad con la que el candidato se ha presentado a la cita, la forma en la que se dirigió a tu recepcionista y el personal con el que interactuó durante su visita y si se ha despedido de alguien más al concluir con la reunión. Escuchar a tus colaboradores en este punto es fundamental para obtener datos relevantes sobre la forma en que el candidato podría adaptarse a la cultura organizacional.

Tu red de contactos y las referencias proporcionadas por el propio postulante pueden ser excelentes herramientas para obtener más información sobre la forma en que éste interactúa con las personas a su alrededor y su conducta al momento de trabajar en equipo; tal vez valga la pena platicas con alguien que lo haya tenido como líder e incluso con quien haya tenido una relación laboral en diagonal; realmente cualquier comentario puede ser valioso para ayudarte a tomar una decisión más informada.

Una organización responsable cuida también de sus colaboradores potenciales

Desde luego, no se trata de hacer una investigación a profundidad y dedicar días enteros a jugar a ser Sherlock Holmes, pero sí de aprender lo más posible sobre la persona que desea sumar a su equipo de trabajo.

No debemos olvidar que una organización responsable también cuida su conducta y el trato que da a sus potenciales colaboradores, así que procura que el reclutador sea igualmente puntual y amable, evite comentarios que puedan parecer agresivos o discriminatorios y muestre siempre un rostro amigable sobre la organización alineándose con sus valores principales, dando la bienvenida al visitante y estimulando su deseo de sumarse a la labor de la compañía. Después de todo se trata de una negociación de dos vías.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.